Instagram

Follow Me!

Buscar un embarazo

Síndrome de la buscadora rabiosa

27 junio, 2014

Tal y como os conté el otro día, cuando hablé de mis compañeras de fatigas, uno de los términos al que nos referimos más de lo que nos gustaría es, el SBR, o síndrome de la buscadora rabiosa.

tristeza embarazo

Por si no lo recordáis, este síndrome lo padecen las mujeres que están en búsqueda de un embarazo y que, ante la buena noticia de alguien conocido de que está esperando un hijo, siente una mezcla de alegría, confusión, enfado, envidia, etc.

Padecer este síndrome es, a veces, desconcertante. Te planteas si eres buena persona o no, si la búsqueda te ha convertido en una persona envidiosa, incapaz de alegrarse por amigos, familiares o conocidos.

Entre todos esos sentimientos de rabia, se encuentra la pregunta sin respuesta que nos hacemos continuamente: “¿y yo, para cuando?” u otras frases típicas como: “joder, ¡pero si me tocaba a mí!”, “¿como? ¡pero si no quería tener hijos!”, etc.

En mi caso, amigos, conocidos y familiares que se casaron a la vez que nosotros, o incluso después, ya tienen a sus bebés en brazos o los están esperando. Y, ¡resulta frustrante!

¿Parezco mala persona? Pues no lo soy. Soy humana, y ver que mi cuerpo no responde según lo que parece “la normalidad de mi entorno”, hace que, lógicamente, empiece a sentirme fuera de lugar. He llegado incluso a llorar con las buenas noticias de otras personas (siempre en privado, por supuesto), y aunque el disgusto me haya durado poco rato, siempre lo llevo dentro, como una espinita.

Hay ocasiones también en los que no hay rastro de SBR, y es cuando sé que ese embarazo tampoco ha sido fácil, incluso en personas que sólo conozco virtualmente. Siento que es justo que ocurra, y como si de un mito se tratase, SBR no hace su aparición.

Ojalá no sufriera nunca de SBR y fuera capaz de sentirme feliz por todos esos embarazos. Pero cuando tu ilusión ha ido cayendo en picado con cada mes de reglas, falsas esperanzas con retrasos o psicosíntomas, etc., resulta muy complicado. Y eso que lo intento, profundamente.

De todos modos, no quiero terminar esta entrada con este toque bajonero, así que diré que mis esperanzas están renovadas ahora mismo gracias a las palabras de mi ginecóloga en la última visita. Vuelvo a sentirme fértil (a ver cuánto me dura el sentimiento, ¡ja ja!) y, ¡tengo la impresión de que este será un gran verano!

  • Responder
    Reloj de madre
    27 junio, 2014 at 8:29 am

    Justo lo que dices de que en algunos embarazos no aparece la envidia lo estaba pensando ayer. A mi también me pasó, supongo que con algunos embarazos sentimos más empatía con la madre, o sabemos por lo que ha pasado y los sentimos “más nuestros”. Yo tengo muy claro que sentir envidia es normal y no me voy a sentir (o intentar) culpable por ello.

    • Responder
      Diario de una madre ingeniera
      27 junio, 2014 at 8:36 am

      Exactamente. No tenemos que sentirnos culpables, pero a veces, al menos yo, me encuentro a mi misma preguntándome qué narices me pasa…
      Somos humanas y es totalmente lógico.

      Un beso

  • Responder
    Montse
    27 junio, 2014 at 8:56 am

    Pues precisamente ese sentimiento contradictorio indica que eres una gran persona, porque tener envidia en esos casos es inevitable, y pese a eso te enfadas contigo misma… Ojalá seas pronto tú, de verdad que me apetecería un montón leerlo!!! Pero con el optimismo de la ginecóloga, tú disfruta del veranito que es muy bueno para encargar bebés 😉

  • Responder
    Lectora, profe y mamá
    27 junio, 2014 at 8:58 am

    Cuando yo anuncié mi embarazo me sentí un poco mal por unos amigos que al parecer llevaban unos meses intentándolo. Por suerte, el disgusto me duró poco: ella está embarazada de 4 semanas menos que yo. ¡Ánimo! Seguro que lo consigues pronto…

    • Responder
      Diario de una madre ingeniera
      28 junio, 2014 at 5:31 am

      Tampoco se trata de que el otro lado, las embarazadas, se sientan mal. En el fondo, cada uno tiene lo que le ha tocado y por desgracia, nadie lo tiene todo en esta vida. Qué bien que al final tuvieran suerte y se quedaran embarazados! además vuestros peques se llevarán poco, hay algo mejor? 🙂

      Un beso

  • Responder
    creciendoconmicachorro
    27 junio, 2014 at 10:54 am

    Yo creo que es lo más normal y que todas o casi todas pasamos por ello. Un abrazo

    • Responder
      Diario de una madre ingeniera
      28 junio, 2014 at 5:32 am

      ¿Verdad? siempre que veo algún embarazo nuevo me da la risa nerviosa y digo “el universo me está tomando el pelo, no?” jajaja!

  • Responder
    Mamá Zombi
    27 junio, 2014 at 11:31 am

    Me parece lo más normal del mundo que sientas eso, el deseo de ser madre es un sentimiento muy intenso y no me puedo imaginar lo frustrante que debe de ser cuando el ansiado bebé se hace de rogar…

    Mi abuela paterna, que tuvo trece hijos, tenía una teoría un poco sui generis: ella decía que el contacto con bebés y con embarazadas favorece la concepción, de hecho siempre presumía de haber “embarazado” a alguna vecina que no conseguía quedarse simplemente invitándola a su casa y poniéndole a sus niños en brazos. Puede que sea todo casualidad (ella además era muy fantasiosa), pero oye… a lo mejor sí que despierta algo dentro, yo qué sé. Te lo digo para que lo puedas ver desde otro punto de vista: tal vez sea positivo para ti tener muchos embarazos en tu entorno.

    ¡Un besito y mucho ánimo! Espero leer pronto que lo habéis conseguido 🙂

    • Responder
      Montse
      27 junio, 2014 at 11:37 am

      Oye pues fuera de coña, eso tiene su explicación científica si lo piensas, porque el contacto de la mujer con bebés libera oxitocina y estrógenos a tope. Eso y ácido fólico… y el veranito, ¡a ello! 😉

      • Responder
        Diario de una madre ingeniera
        28 junio, 2014 at 5:33 am

        jajaja! igual tenéis razón, pero ya os digo que estoy rodeada de niños. Cada semana tengo ración de bebés…por eso no será 😛

  • Responder
    deseandosermama
    27 junio, 2014 at 12:11 pm

    Cómo nos entendemos, chicas. A mi no me suele pasar, pero me pasó el otro día, con una amiga que me dijo que estaba esperando a su segundo. Se quedó tanto del primero como del segundo al poquísimo de intentarlo (sus hijos se llevarán menos de 2 años) y tiene casi 40. Y eso me dolió especialmente, porque yo siempre me decía: claro, al ser más jóvenes lo tienen más fácil, refiriéndome a chicas de menos de 30, pero al ver que personas con más años que yo lo tienen más fácil, me “descoloca” un poquito. Oye, que me alegro muchísimo por ella, pero cuando me lo dijo, tuve esa reacción que dices: espera, que me tocaba a mí… Y encima ese día me di cuenta de que la regla estaba a punto de visitarme. O sea que: otro mes fallido. Espero que no empiece a sufrir ese síndrome de ahora en adelante, que quiero alegrarme por las amigas que se quedan, pero me temo que cuanto más tarde en hacerlo yo, más me dolerán los anuncios de los próximos embarazos. Al final, como decís todas: somos humanas y son sentimientos que a veces surgen y no puedes evitar.

    • Responder
      Diario de una madre ingeniera
      28 junio, 2014 at 5:34 am

      Ojalá yo también lo pudiera evitar, sobre todo porque me siento mal! Aunque una cosa te voy a decir, ninguno de los embarazos que he vivido han sido de nadie súper cercano. Si así fuera, sería incapaz de sentir SBR. Sobre eso escribiré otro día!

  • Responder
    cuchimu
    27 junio, 2014 at 1:21 pm

    Eres humana, normal que sientas tanto envida, alegria, pena…de todo un poco! Pero bueno, nos toca vivir con nuestro alrededor, algunos avanzan mas que nosotros, pero no dudes que pronto llegarás con la noticia!
    Yo he vivido un embarazo muy cercano, mi mejor amiga, la cual ha tenido problemas en el embarazo desde la semana 12, y ahí he estado yo como una burra aguantando el chaparrón. lloré, mucho, cuando me dió la noticia, pero poco a poco me hice fuerte, sabía que algún día vería esa carita preciosa y se me pasaría todo, y así ha sido! mi ahijada tiene tres meses, está para comersela, y la verdad es que cuando estoy con ella no pienso en nada mas, disfruto de ella de su cariño, de sus sonrisas… aunque si es cierto que cuando llego a casa pienso “joe yo también quiero” pero es verdad que en este caso lo llevo muy bien, mi marido no tanto, que ha cogido a su ahijada a los tres meses de nacer, antes no ha podido ni apenas mirarla. El resto del mundo, pues si, en mayor parte me molesta cuando me dan la noticia, me dan envidia y de la mala! pero así es la vida, creo que despues de tanto tiempo he aprendido a vivir con esas noticias y ver que yo sigo estancada.

    • Responder
      Diario de una madre ingeniera
      28 junio, 2014 at 5:35 am

      Ya te entiendo… pero claro, cuando se trata de un caso tan cercano, al final es inevitable alegrarse… yo creo que me pasaría igual.

  • Responder
    Futura Mamá
    27 junio, 2014 at 7:33 pm

    Yo también lo he sentido y eso que no estaba en búsqueda… Es esa sensación de “yo lo quiero”, pero que debes ver con paciencia y actitud positiva 😉 Mucho ánimo, si es que siempre es cuando menos lo esperas :-*

  • Responder
    Carol S. Masteas
    27 junio, 2014 at 9:16 pm

    Nunca había oído lo del síndrome de la buscadora rabiosa!!! Me parece acertado!! Yo, la verdad, de momento lo llevo con bastante calma. En el único punto que me afecta es porque sospecho que una amiga está buscando y me da algo de pelusilla que me adelante. pero de momento se ve que lo tengo controlado! Ánimo guapa!

  • Responder
    Monica (Maternidad Consciente)
    28 junio, 2014 at 5:46 pm

    Síii! es terrible esa mezcla de emociones, sobre todo cuando quien va a ser mamá es alguien que queremos mucho. Lamentablemente algunas cosas no las podemos controlar. A mí también me pasó, y ni qué decirte cuando encima esa persona que quedó embarazada reniega de ello… sentía que el destino se burlaba de mí. Pero todo pasa y todo llega. Fuerzas y un abrazo.

  • Responder
    Isabel
    28 junio, 2014 at 8:29 pm

    Sé que cuesta sobrellevar todo esto. Este segundo embarazo me ha costado 9 meses conseguirlo y creía que había algún problema. Yo no tenía mucho reparo cuando me decían para cuándo el hermanito, yo decía claramente que el hermanito por ahora no llegaba… La gente que no lo sabe preguntan sin malicia porque es lo que toca. De todas maneras aún tienes posibilidades de quedar embarazada y poder dejar todo eso atrás!! Luego te sentirás una más chocheando con tu bebé y hablando de cacas y similar… Ánimo, cualquier día te toca a ti.

  • Responder
    Anónimo
    9 octubre, 2014 at 3:58 pm

    Me en -can-ta-!!! y lo pongo así porque al leerlo se que no soy la única persona del planeta al que le pasa,me siento reconfortada!!!!Diosssss que angustia de mala persona me acabo de quitar encima jajajaja.Por cierto para la gente que dice que lleva 5,9 o los que sea meses buscando y se quejan(que vaaale tiene derecho a quejarse…) LLevo 3 años!!!! Si si 3 años buscando. El primer año era en plan ,…..bueno venga no tengo prisa cuando llegue a llegado y eso que ese año se quedaron 5 compañeras de trabajo…El segundo año fue en plan uyy que raro si se han quedado embarazadas 4 personas y yo no……Ahora en mi tercer año por surpuestisisisisisimo q se han quedado embarazadas amigas y familiares y yo sigo aquí al verlas venir,eso si debo decir que ya estoy de médicos y que sea lo que dios quiera,Pero por lo menos me alegra saber que no soy la única persona del mundo que piensa así Asique solo me queda darte las gracias por haber encontrado el maldito síndrome y ponerle nombre …Un saludito a todas

  • Responder
    madreseaprende
    22 octubre, 2014 at 6:43 pm

    ¡Yo estuve en ese club! A nosotros, tener a Maite nos costó casi 4 años y una pérdida al fin del primer trimestre. Sin darnos cuenta, llegamos incluso a dejar de ver a nuestros amigos con hijos muy pequeños. Hasta un médico nos declaró una tal infertilidad (cuando yo ya estaba embarazada sin saberlo).
    Fijate que de todo esto hablo en pasado.
    Y ni ahora ni antes ni después seré mejor o peor persona por ello. Solo soy persona y bien llenita de sentimientos.
    ¡Ya te leeremos dar la noticia! Mientras tanto, ¡a sacar chispas con las del mismo club! 🙂
    Abrazo

  • Responder
    Inma
    16 enero, 2015 at 9:59 pm

    Buenas noches a todas!
    Precisamente hoy me viene como anillo al dedo que hayas recordado este post.
    Hoy que me siento tan triste, decaída, vacía, y desesperanzada que me gustaría llorar toda la noche. Porque mi querida “amiga” se ha anticipado unos 6 días ….y me ha privado de 6 días de “esperanza” porque este mes no llegara y pudiera gritar a los 4 vientos que estoy embarazada, pero no! 🙁
    Y precisamente hoy la hermana de mi marido nos ha anunciado que esta embarazada. La hermana “hippie”, a la que le molestan los niños jugando a su alrededor, la que no paraba de viajar porque no quería ataduras y la que “probó a buscar” el mes pasado porque su actual pareja quería ser padre. Supongo que os podéis imaginar mi cara cuando me lo ha dicho, como si una losa hubiese caído sobre mi cabeza….y he sentido todo eso que escribes en el post. Aunque ya lo vengo sintiendo varios meses y no paraba de preguntarme si me estaba cambiando el carácter, si era mala persona, etc…

    Necesitaba contárselo a alguien pero no encontraba a nadie que pudiera entenderme, porque mi mejor amiga también está embarazada de cuatro meses y la pobre lo pasa fatal cuando ve que yo no me quedo, porque las 2 empezamos juntas a buscar el bebé, y no era plan de amargarle el día a ella también con mis bajonazos.

    Así que me acabo de “zampar” 1 pizza ( a medias con mi marido) y el pobre ha ido a la churreria de la esquina a traerme un gofre a ver si me levanta la moral!! Pobre…. no entiende que no pueda parar de llorar…. sino fuera por él…..

    Siento si a alguién ha podido molestar lo que he escrito ahora aquí, pero necesitaba desahogarme.

    Un saludo!

    • Responder
      Diario de una madre ingeniera
      20 enero, 2015 at 8:19 pm

      Te entiendo, niña. Todo esto es muy duro y no somos malas personas, solo se trata de una pequeña injusticia, nada más. Pronto conseguirás tu sueño.
      Y una cosa te voy a decir…prefiero mil veces que la regla se me adelante 6 días, a que se me retrase y me de falsas esperanzas. Míralo así, puedes empezar antes a atacar para el próximo mes 😉

  • Responder
    Andy
    10 marzo, 2015 at 4:36 am

    Querida madre ingeniera, al leer tu blog me has hecho sentir menos sola, yo tampoco sabia lo que tenia y me llegue a cuestionar si soy una mala persona por desear que esos hijos de mis amigas fueran míos ( al menos uno) y por considerar una injusticia lo que nos sucede, gracias por darme esa esperanza y esa compañia por que cuando Leo tus entradas siento que fui yo misma quien las escribió… Un abrazo

  • Responder
    abortadora recurrente con enfadada con el karma (ABEK)
    5 abril, 2015 at 11:02 am

    Me siento muuuyyyy reconocida…yo soy una SBR total (abortadora recurrente según los médicos) a la que el karma “ha maldecido” con todas sus amigas embarazadas a la vez, incluso la que se casa el mes que viene!!!.
    Ayer quedamos para una cervecita,y me sentí triste,y mandé a la mierda a la que se casa que me echó a mi la culpa de quedarse embarazada porque la aplicación de móvil que le aconsejé para anotar su regla le decía “riesgo bajo” y por eso ella no tomó ninguna precaución.
    Mi sentimiento es de no querer ser apartada como una “apestosa de sus vidas”, entiendo que las embarazadas quieran disfrutar de su embarazo pero a veces hacen comentarios en los que se nota que para ellas el conseguir embarazo ha sido fácil. Ejemplo: el comentar que andas olvidadiza últimamente y la embarazada de turno suelta…”no será que estás esperando?? ” (sí alguna amiga utiliza lenguaje de mi abuela 🙂 ) A mi eso no me ayuda nada, me crea ansiedad.
    Si digo que me crea ansiedad pensarán que no se me puede comentar nada, que estoy irascible porque no consigo embarazo y si no digo nada seguirán con ciertos comentarios.
    ¿qué hago?

  • Responder
    Lorena
    14 abril, 2015 at 9:28 pm

    Cuanta razón tienes mamá ingeniera! Justo ayer hablaba en mi blog del síndrome que tu describes. Ahora ya le puedo poner nombre a estos sentimientos tan dispares. Pero al final solo el que lo pasa sabe lo que es. Así que tenemos que permitirnos sentir lo que sea. Vivimos en una montaña rusa de emociones desde que empezamos a buscar. Así que yo creo que nos honra mucho reconocer lo que sentimos. Mucho ánimo!!

  • Responder
    vida83
    29 julio, 2015 at 9:59 am

    .

  • Responder
    vida83
    29 julio, 2015 at 10:05 am

    uffffff mejor descrito imposible….. bueno… yo tengo un caso además bastante peculiar, pues con una amiga las dos nos pusimos a buscar a la vez,,, usando las dos test de ovulación, esperando las dos a que no bajara la regla, psicosíntomas las dos…. hasta que después de 4 meses lo consigue y yo ya voy camino de 1 año… duele, duele muchísimo . Pero también me duele sentir rabia, envidia, pensar que por qué ella sí y yo no… pensar que ella tiene menos edad y que yo iría primero… eso me duele mucho, no quiero pensar así, me siento muy mal. Nunca Nunca había sentido envida de nada ni de nadie, esta es la primera vez que tengo este horrible sentimiento.
    La veo como va avanzando su tripita y me invaden todo tipo de sentimientos, es horrible, por un lado me alegro… por otro… no soporto cuando se queja por todo… ojala estuviera yo ahora mismo vomitando en el wc como ella. se queja de que si no sale todo bien, de que si ha manchado… que es un sin vivir…. joder que hace unos meses estabas en la misma situación. No puedes decirme a mí que esto es un sin vivir. Sin vivir es lo nuestro, que de momento nada de nada.

    y 4 meses para conseguir un embarazo no es nada de nada, no te ha dado tiempo a sufrir prácticamente, sólo 3 veces te ha bajado la regla…. a mi ya me ha dado tiempo a pensar de todo….

  • Responder
    Carolina
    17 abril, 2017 at 4:45 pm

    Me encanta tu blog. Gracias por compartir

  • Responder
    Laura
    4 mayo, 2017 at 7:43 pm

    Que triste afirmar que ese síndrome es por que eres humana. Confirma la gran verdad de que la mayoría de la gente va a lo suyo y pocas son las personas que se alegran por tus alegrías y triunfos.
    Yo una persona que sufre ese sindrome conmigo jamás la consideraría una amiga. Al final es la familia y muy pocas personas que te quieren de verdad y a las que se pueden llamar amigos.Doy por hecho que de mi embarazo se alegrará mi pareja, familia y dos amigas. Que mala es la envidia, me alegro de jamás haber sido envidiosa.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: