Instagram

Follow Me!

Podcast

Cómo cambia la vida de pareja con la llegada de los hijos

21 agosto, 2019
pareja

Aquí está publicado el tercer capítulo del podcast en el que hablo sobre la vida de pareja después de que lleguen los hijos. Esos hijos tan y tan deseados pero que son capaces de desestabilizar hasta las parejas más fuertes.

Ya había abordado antes este tema, hablando de cómo afecta la maternidad al matrimonio tanto aquí en el blog como en un vídeo de Youtube, pero no lo había hecho después de mi trimaternidad.

Cómo siempre, aquí tienes el podcast y si no te apetece escucharlo, ¡puedes leerlo!

Algunas parejas lo pasan peor que otras, pero sí, los niños afectan a la vida de pareja y es un tema muy complicado.

Distribución de roles en la familia

¿Qué pasa en una pareja que todavía no tiene hijos? Sigue teniendo sus preocupaciones típicas de pareja que todos hemos tenido antes o después.

Cuando nace un hijo, en las primeras semanas todo es felicidad. Bueno, las primeras semanas y siempre, tener un hijo siempre es motivo de alegría. Pero me refiero a que los problemas tardan un poco en llegar.

El amor me parece súper importante en la vida de pareja y aunque yo estoy hiperenamorada de mi marido, he querido el divorcio en algún momento.

Normalmente, los problemas surgen cuando una de las partes siente que está esforzándose más en el cuidado de los hijos que la otra; los conflictos empiezan a aparecer a veces sin motivo.

Al dar el pecho, siempre tenía que estar cerca de los bebés y sentía que maridín tenía más libertad que yo (y así era), cosa que me frustraba muchísimo. A pesar de que maridín forma parte equitativa en las tareas del hogar que yo, sentía que yo estaba haciendo mucho más que él. Las hormonas del posparto, el no dormir… todo afecta.

El primer año siempre es el más duro, tanto la primera vez como la segunda.

Cambio de prioridades

Antes de ser padres, las prioridades son otras. Descansar, salir a hacer cosas, limpiar la casa… una vez tienes un hijo, este se convierte en la principal prioridad. Y es que después de ser padre te conviertes en una persona nueva.

Y ya que la pareja es tu pilar más importante para afrontar la maternidad, creo que lo más importante es la comunicación.

La comunicación en la vida de pareja

Pase lo que pase, hay que hablarlo todo. Y a veces puede ser necesario darle vueltas a la misma historia una y otra vez hasta que tenga efecto.

Yo he hablado mucho con maridín este verano acerca de mi saturación con los niños y finalmente encontramos la solución: yo tendría un ratito de exclusividad al día solo para mí mientras él siguiese aquí. Y oye, ¡me está viniendo de maravilla!

El sexo

Hacer colecho no es el problema de que el sexo brille por su ausencia porque hay muchos metros cuadrados útiles en casa. En mi caso, los problemas con mi suelo pélvico han dañado nuestros encuentros sexuales.

Mientras llevo a cabo mi recuperación, yo hablo mucho con maridín sobre cómo me siento porque tampoco me siento cómoda con mi cuerpo, y es que necesito sentirme respetada por él. El sexo va más allá del simple coito, no hace falta que dé detalles xD.

He recibido mensajes de chicas a raíz de mis publicaciones sobre suelo pélvico diciéndome que mantienen relaciones sexuales con sus parejas como obligación para mantenerles contentos, pero que están sufriendo mucho dolor. ¿Con qué clase de persona estás que no respeta tus tiempos ni tu salud?

 

Yo tengo una lesión importante en el suelo pélvico y una diástasis importante que solo se solucionará con cirugía. Siento dolor en los encuentros sexuales y no voy a sufrir por mantener a mi marido. Él tiene que respetarme y para eso, hablamos mucho.

Ser conscientes del problema

Es importante darse cuenta de que la pareja está entrando en un bucle de discusiones, conflictos y malas formas y que uno de los dos sea capaz de decir basta.

Los hombres no pueden entender nuestro dolor y por eso puede resultar más difícil, pero lo dicho, la comunicación es súper importante y sobre todo, el amor.

No es oro todo lo que reluce

Yo también he sentido que mi matrimonio es una mierda cuando he visto alguna publicación en Instagram de un matrimonio ejemplar, pero has de saber que en todas las casas se cuecen habas.

Una foto de RRSS es un microsegundo y no sabes lo que ha pasado antes ni después de esa foto, por lo que tomarnos a pecho todo lo que vemos ahí es un grave error.

Tu matrimonio es normal, lo único es que a nadie le gusta compartir los trapos sucios porque, ¿para qué?

He pensado en divorciarme

Yo amo a maridín.

Después de 11 años sigo sintiendo mariposas en el estómago y aún así, he querido divorciarme en algún momento. Por eso creo que si no estás bien con tu pareja, si no os queréis, no podréis solucionarlo.

El amor puede con todo, pero a veces hay que tragarse el orgullo, estar receptivo y bajar los humos. Mantener la paz en la pareja es un trabajo de los dos y tiene que haber equilibrio.

El gran consejo: comunicación

Tenéis que ser capaces de poner las cartas sobre la mesa y sin discutir, hablar de qué os molesta del otro y cómo se podría mejorar. Por ejemplo, si discutís por la limpieza del hogar, tal vez os venga bien hacer un esfuerzo económico y contratar a alguien que lo haga.

En ocasiones es más fácil seguir enfadado y quedarse en la mierda, pero si no os queréis y la vida de pareja es una mierda, seguir juntos creo que es un gran error porque estáis dándole un ejemplo a vuestros hijos que seguramente no os guste.

Espero que hayas disfrutado de este episodio y que si te ha gustado, te suscribas a él. Puedes hacerlo a través de iTunesIvooxSpotifyAnchorGoogle PodcastsBreakerPocket Casts y Radio Public.

  • Responder
    Feli Segura
    23 agosto, 2019 at 12:26 am

    Me ha encantado todo lo que has contado. Mis padres también se separaron, pero yo era muy pequeña y no recuerdo apenas como fué la convivencia cuando estaban casados. Años después, volvieron a estar juntos pero no en plan pareja, sino como si fuera un amigo. Al final las cosas se torcieron. A día de hoy, lo que se de mi padre es por Facebook y el igual sobre mi vida. En lo de la relación de pareja, has sido muy sincera al contar algo que muchas seguro que pasan. Yo me separé cuando mi hija tenía 13 meses. Es verdad que me fuí con otra persona, y que sigo con ella. Con el nacimiento de mi hija noté que la relación cambió, cada mes era peor y yo sentía que no era la misma. Ahora que estoy intentando tener de nuevo otro hijo, no me gustaría que me pasara lo mismo con mi nueva pareja.

  • Responder
    sahira
    23 agosto, 2019 at 2:13 pm

    madremia es justo lo que me esta pasando, lo has descrito tal cual, yo quiero a mi marido pero uf no entiende como me siento todo el santo día hasta la noche con mi bebe que tiene 9 meses, hago colecho con el y mi marido duerme en otra habitación ya de antes de tener a nuestro bebe, por la diferencia de horarios de trabajo, dormíamos mejor así los dos. pero me siento que soy yo la que se ocupa de todo lo de nuestro hijo y no tengo ni una hora para ducharme tranquila, el siempre tiene algo que hacer o escusas. Justo hace dos días explote le dije llorando que no podía mas que necesitaba 2 horas al día o un tiempo para poder estar tranquila y sola que el bebe me satura. se llevo al pequeño de paseo y me dijo “es verdad lo necesitas”. a mi lo que me jode es que no se de cuenta de como estoy por que llevo así desde que nació y se lo tengo que recordar. me encanta tu blog y que des consejos tan útiles como estos. y ver que si que no es que tu familia sea una mierda es que las familias son así que hay problemas y amor pero que se solucionan. gracias mama ingeniera

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: