Instagram

Instagram ha devuelto datos no válidos.

Follow Me!

Hábitos saludables

Visita a la fábrica de caldo natural Aneto

29 noviembre, 2019
comida en la fabrica de caldo natural aneto

El caldo natural Aneto es un producto que nunca falta en casa desde que vivo en Barcelona. Y es que aunque mucha gente lo recuerde como el caldo de toda la vida por la imagen vintage de sus bricks, la realidad es que este negocio familiar existe desde el 2002. Antes, Aneto era un secadero de jamones. Así, como lo lees.

El caso es que el pasado lunes un coche me llevó hasta Artés donde pude visitar la fábrica de caldo natural Aneto y confirmar mis sospechas: es tan natural como realmente dicen.

Proveedores preferentes

Aneto no es que tenga sus propios campos de cultivo de verduras como tal, pero sí que cuenta con proveedores preferentes. Uno de ellos se encuentra a escasos 10 minutos de la fábrica y fuimos a visitarlo en el Jeep de Aneto. ¡Toda una aventura!

caldo natural aneto

Fuimos hasta Món St. Benet, un centro cultural en pleno paraje natural donde están los huertos de coles y puerros que se trabajan gracias al proyecto MANS.

Este proyecto le da trabajo a jóvenes en peligro de exclusión social para ayudarles a establecer unas rutinas y a ganar un sueldo, además de aprenderlo todo sobre la agricultura ecológica.

Después, se les ayuda a conseguir trabajo y a día de hoy, algunos de ellos están contratados por Aneto.

Obviamente, no solo de puerros y coles se abastece Aneto, sino que dispone de otros proveedores de verdura, carne y pescado que cumplen una serie de requisitos para poder ser proveedor de caldo natural Aneto. Entre otras cosas, y algo que me preocupa bastante, es que estos proveedores cumplan con el bienestar animal. Y así me confirmaron que es.

De vuelta a las oficinas

En las inmediaciones de la fábrica de caldo natural Aneto, huele a caldo. Es un olorcito muy rico que te abre el apetito y te invita a tomarte una taza calentita de caldo, ¡las cosas como son!

Me hizo mucha gracia que en la puerta de la fábrica hubiese una máquina expendedora de bricks de caldo. Los habitantes de Artés tienen una tarjeta para poder conseguir los caldos más económicos a través de esta máquina. ¡Qué suerte!

Al entrar en las oficinas, vimos todas las variedades de caldo con las que cuenta Aneto. La más conocida es la de pollo, pero también tienen crema de pescado, fumet, para paella, fideua, cocido madrileño, de alcachofa, zanahoria, cebolla, verduras… un total de 28 variedades que se pueden conseguir en su tienda online si es que no tienes un súper cerca que las tenga.

variedades caldo natural aneto

Después de una breve explicación sobre la historia de Aneto y su intención de expandirse (ya tienen 3 variedades vendiéndose en Estados Unidos), nos pusimos batas, gorros y polainas para entrar en la fábrica y donde no pude hacer fotos por seguridad.

Visita a la fábrica de caldo natural Aneto

La visita a esta fábrica es realmente corta porque no podemos olvidar que se trata de un negocio familiar y que aunque tengamos la sensación de que Aneto es un gigante de los caldos porque es, para mí, el mejor del mercado, solo cuenta con 5 ollas de 3000 litros.

Lo que lees. SOLO CINCO OLLAS.

Funcionan en batch (mira, ya me da el aire ingenieril, qué recuerdos. La realidad es que me dio un poco de morriña estar en planta). Es decir, llenan la olla, cocinan, vacían, limpian y a por otra cocción. Al día, la planta tiene una capacidad de producción de 30000 litros. ¡Se dice pronto!

Eso de que hacen el caldo como lo haríamos tú y yo en casa, es totalmente cierto.

Hay personas cortando a mano la verdura y luego una máquina la pica más pequeña. La ponen toda en unas rejillas gigantes (como si fuese una bolsita de té) y luego las meten en las ollas durante 3 horas.

Estas ollas están calentadas con vapor de agua y una vez terminan de cocerse, se vacían, se deja reposar el caldo y se filtra para quitar toda la grasa o restos indeseables en el caldo.

Se pasa por un proceso de UHT (Ultra High Temperature) para eliminar posibles patógenos o gérmenes que pudieran poner en mal estado el caldo y lo envasan.

Así, ni más ni menos.

Sin aditivos químicos

Yo pregunté si realmente no ponían nada nada extra a la lista de ingredientes que viene en el envase y me aseguraron que no. Que lo que se ve, es lo que hay y que si hay algo que sabe hacer Aneto, eso son caldos.

No hay más que leer sus bricks para darse cuenta de que sí. De que esos caldos son como los que podríamos hacer en casa y es que pude ver el estado de las carcasas de pollos y estaban perfectas. Como las comprarías tú en el supermercado para hacer tu caldo. Y la verdura igual… no había nada en mal estado.

Y esto es una de las cosas por las que en casa compramos Aneto siempre. Porque realmente es lo que dice que es y porque está tan bueno como el que se hace en casa.

Yo misma he probado caldos de otras marcas y sí, pueden estar buenos y ser más económicos, pero ¿sabes realmente todo lo que lleva? ¿entiendes lo que significan esos ingredientes que tanto cuesta pronunciar a veces?

Hacía muchísimo que no comprábamos caldo de otra marca porque siempre hemos tenido stock de Aneto en casa, hasta la semana pasada, que no teníamos y maridín fue a comprar.

No vio Aneto, así que cogió un brick de la competencia sin pararse a mirar los ingredientes, porque total, un caldo de pollo es un caldo de pollo, ¿no?

¿Pues cuál fue nuestra sorpresa? Qué llevaba LECHE, ergo yo no podía comer sopa de ese brick. Y no solo eso… tenía otros añadidos que para mí SOBRAN.

Claro, un caldo es mucho más barato con todo esto porque no requiere tanta materia prima y lo que están vendiendo es aguachirri cargada de aditivos que dan sabor sintético. ¿Están buenos? SI. ¿Son saludables? NO.

Para acabar la visita de la fábrica, nos invitaron a comer. Por supuesto, un plato de sopa (yo con garbanzos) y algunas cositas más muy ricas.

comida en la fabrica de caldo natural aneto

Naturalmente transparente

Según me voy haciendo mayor, me fijo mucho más en los aditivos químicos de los productos que consumo y en quién hay detrás de cada proyecto.

Hace años, yo estaba muy a favor de las marcas blancas, pero a día de hoy, puedo entender la diferencia. Y no solo de marcas blancas, sino de los productos de gran consumo que provienen de industrias gigantes que abaratan los precios, porque lo que utilizan no es materia prima de calidad.

Hice mucho la broma en Instagram diciendo que iba al Young Living de los caldos, ¡ja ja! Y mucha gente adivinó que se trataba de Aneto, así que está bien que todo el mundo sepa que estos caldos, alimentan el cuerpo y el alma.

No obstante, y para acabar ya este post, me gustaría remarcar el tema del precio.

Sí que es cierto que al compararlo con otras marcas puede resultar caro, pero ¿sabes qué? El caldo natural Aneto debería estar en la sección de carnicería o pescadería y no en la estantería con otros caldos, porque es un producto NATURAL. Porque hay una gran diferencia entre decir que es de ORIGEN NATURAL a decir que lo es. Qué es mejor, ¿algo que viene de algo natural o algo que lo sigue siendo?

Sin embargo, ha de estar ahí porque va en brick y si no va en botella de cristal es porque entonces sería aún más caro y el tema de logística se complicaría.

Al contrario de lo que pueda parecer por su envoltura, el caldo natural Aneto es bueno. Es bueno para ti, para tus hijos, para tu familia y nunca debe faltar en tu despensa.

¿Conoces el caldo natural Aneto? ¿Cuál es tu variedad favorita?

  • Responder
    Maria
    3 diciembre, 2019 at 12:50 pm

    Que chula tivo que ser la experiencia! Nosotros somos de gustos fijos, el caldo de pollo! Con los viruses que pillamos seguido nos van de maravilla!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: