Maternidad

Destete nocturno de mis mellizos

10 diciembre, 2019
lactancia materna

El destete nocturno es eso que nos queda pendiente para hablar de un destete definitivo, porque los pollitos hace meses que ya no maman de día. Creo que fue alrededor del año que empezaron a tomar leche de vaca (poca, no te voy a engañar) y gracias a la escuela infantil y a hacer actividades con ellos en casa, pude eliminar la teta del día.

La verdad es que cuando me preguntan, no sé qué decir, porque no le puse un empeño especial a este destete. Igual que con Bichito, si pedían teta les ofrecía otra comida. Y así, perdieron la costumbre de mamar de día.

Pero como no, y exactamente igual que su hermano mayor, seguíamos lactando por las noches. ¡Y qué noches!

Ya hace meses que no puedo más. Darles de mamar a los dos a la vez por la noche es agotador, porque no se trata de una toma o dos. No. Se trata de esa forma de mamar a modo de chupete, que no es por comer, sino por sentirse cerca de mí.

Dormir a tandas de 45 min  o 1 hora está acabando conmigo y por mi salud física y mental, necesito que el destete nocturno sea una realidad.

Así pues, quiero contarte cómo está siendo este destete nocturno, aunque aquí puedes leer cómo fue el del mayor.

Aplicamos misma técnica: el método padre

Estamos haciendo lo mismo que hicimos con Bichito: yo desaparezco de la cama y maridín se ocupa. Acompaña al bebé en su llanto y le ofrece sus brazos, palabras de aliento o agua.

Pero sí, hazte la idea de que un destete forzoso no es muy agradable y llorar, lloran. Las cosas como son.

Yo llevaba en mente el destete nocturno de Bichito hasta que me di cuenta de que no podía comparar. Son niños totalmente diferentes y aunque parecidos, los destetes nocturnos también están siendo distintos.

Hemos empezado con Liam porque era el más tetadicto y ya llevamos completadas 5 noches de destete nocturno. Maridín empezó durmiéndole en brazos pero a partir de la segunda noche, se tumba a su lado y espera a que se duerma.

No es así de fácil. Liam se levanta, llora, quiere irse de la habitación, pero yo estoy tranquila porque sé que maridín le canta, le susurra, le acaricia y al final, cae frito. ¿Por qué no lo acuna en brazos siempre? Porque pesa y a maridín le duele un poco la espalda, así que no podría con él.

Además, si conseguimos que se acostumbre a dormirse solo… ¡oye, en la escuela infantil lo hace, aquí también puede hacerlo!

Así como a Bichito lo dormíamos en el carro en la calle (era verano), con Liam no está siendo así y tampoco nos planteamos meter el carro en la habitación porque pasa a duras penas por la puerta (es gemelar, ¡recuerda!).

Qué pasa por la noche

Sí que hemos notado una gran diferencia de que Liam se despida de mí y se vaya a dormir con su padre a cuando lo hacía conmigo. Dura mucho más tiempo seguido dormido.

Así llevo días que puedo hasta cenar sin interrupciones e incluso, volver a ver una serie (llevo 3-4 semanas sin poder ver ningún capítulo de nada de la demanda de teta que tenían).

En estos 5 días, se han ido reduciendo los despertares de Liam y maridín estaba bastante contento, sobre todo porque lloraba flojito y con palabras, se calmaba a los pocos segundos.

Pero anoche, fue más duro de lo esperado.

Aunque desde las 20h que se llevó a Liam a la cama hasta las 7:30h que lo he tenido que despertar para desayunar solo se despertó 3 veces, la peor sin duda fue desde las 3:20h hasta las 4:00h.

En esos 40 minutos, Liam no dejó de llorar. No quería brazos, no quería estar tumbado, así que yo creo que a lo mejor le dolía la boca o vete tú a saber qué.

Empecé a recibir whatsapps de maridín con sus fuerzas flaqueando y le di ánimos desde la habitación en la que duermo con Liv y Bichito. Si aparecía y me veía Liam, la habríamos liado muy parda.

Finalmente se durmió y esta mañana se ha levantado como si nada.

Lo peor del destete nocturno

Lo peor sin duda es escuchar a mi bebé llorar sabiendo que tengo algo que le puede calmar, pero es importante que si he tomado esta decisión, la siga respetando para evitar confundirle.

No te negaré que anoche habría ido corriendo a darle teta, pero eso solo habría complicado las cosas.

Por otro lado, después de la primera noche de destete nocturno, tenía la teta de Liam súper congestionada a pesar de que a Liv empecé a cambiarla de un lado a otro con la intención de empezar a disminuir la producción de ambas tetas. Sin embargo, según avanzaba el día tuve una obstrucción enorme y ninguna farmacia de guardia cercana al pueblo tenía Lactanza.

En la segunda noche de destete nocturno, Liv me sacó la obstrucción, ¡menos mal!

Cómo avanzaremos en el proceso

Ahora mismo no sé si hemos hecho bien empezando este proceso tan cerca de la Navidad, teniendo en cuenta que no estaremos en casa durante las fiestas y que además, habrá días en los que maridín se venga a Barcelona y yo me quede en el pueblo.

Creo que mis suegros van a tener que quedarse con alguno de los bebés por la noche con tal de seguir con el proceso y la realidad, es que no sé cuando podré volver a dormir con Liam sin riesgo a que piense que le voy a dar teta.

Con Bichito tardé un mes en volver a dormir con él y eso que nos pilló el viaje a Copenhague por medio. Jamás lo olvidaré; en aquel viaje se quedó dormido por primera vez a mi lado en la cama. ¡Aquello me supo a gloria!

Así que de momento, me limito a pensar en la próxima noche y a cruzar los dedos para que no llore tanto. Y por supuesto, tirar de aceites esenciales.

Porque además leí un post en el blog de Camilla Marks sobre el soporte emocional durante el destete, así que me hice con la mezcla de aceites esenciales Valor y Peace & Calming II en mi último pedido de diciembre. Ya te contaré, porque empezaré esta noche a utilizarlos.

¿Cómo te sentiste en tu destete? ¿Cuándo pudiste volver a dormir con tu bebé? ¿O descolechaste directamente?

Más adelante te volveré a poner al día sobre la situación. ¡Deséame suerte!

  • Responder
    Danae
    10 diciembre, 2019 at 2:57 pm

    Suerte! Lo haréis bien, sois un buen tándem.

  • Responder
    Natalia
    11 diciembre, 2019 at 11:47 am

    Laura no me extraña que estés agotada. Yo tengo una de 9 meses que se despierta cada hora y no puedo más.
    Al mayor el destete empecé haciéndolo de noche, y seguí dando pecho de día hasta que se destetó por mi embarazo. Y con ella quiero hacer igual, la verdad.
    Suerte.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: