Instagram

Follow Me!

Maternidad

Mis primeros errores de madre primeriza

10 febrero, 2016

Cuando me preguntan qué tal es lo de ser madre no puedo ocultar cuánto me gusta serlo, pues lo estoy disfrutando muchísimo, pero me quedaré con algunas anécdotas de los primeros días que han hecho que mi puerperio sea un pelín más divertido de recordar.

como se hace

Maridín confía muchísimo en mí porque sabe que me encanta informarme y que conozco los cuidados que necesita un bebé, ya sea porque recuerdo los de mi propio hermano o porque tengo amigas con hijos y me harto a preguntar. Pero aún así, y como cualquier persona de este planeta, he tenido mis dudas y he cometido mis errores.

Olvidar el cambio de pañal

¡Tranquilos! De momento mi niño tiene el culo impecable, no ha tenido irritaciones ni nada de nada, pero los primeros días se nos olvidaba que había que ir mirándole.

Según fueron pasando los días empecé a llevar más o menos un control, porque mamando tanto, también hacía mucho pipí. Y las cacas, las oíamos y olíamos. Así que, en breve, empezamos a saber cuándo cambiarle y cuándo esperar.

Obsesión: lactancia a demanda

Esta anécdota me hace mucha gracia, pero es la que peor me sabe y ahora os cuento el por qué.

Resulta que yo llevaba muy en mente el hecho de practicar lactancia a demanda. Ya me había hecho a la idea de que estaría todo el día con la teta fuera y que eso no iba a suponer un problema para mí.

Cada vez que Bichito se quejaba, le endiñaba la teta. Fue quizás el segundo o tercer día de estar en casa que el peque no dejaba de quejarse. Yo le ponía la teta y él la cogía. Y se volvía a quejar. Así fue ocurriendo hasta que vi cómo vomitó leche por la boca y por ambos orificios de la nariz a la vez.

Ahí supe que algo no cuadraba.

Fue entonces cuando maridín dijo “voy a cogerlo a ver qué pasa”. Estando en brazos de su papi y con dos vaivenes se quedó sobadísimo, y entendimos que un bebé no solo necesita la teta para dormirse, sino que a veces necesita un cambio de brazos. Eso, o un cambio de pañal también, jeje.

Pensar que vivimos en Laponia

Tener un bebé ha provocado que me obsesione con el hecho de que no pase frío, de que no se constipe.

Supongo que no seré ni la primera ni la última a la que le preocupa esto, pero los primeros días nos pasamos abrigándole, hasta que vimos que el niño sudaba como un pollo y que probablemente, fuese peor un cambio de temperatura que vestirlo de manera normal dentro de casa.

Estamos en un punto en el que más o menos sabemos controlar su temperatura y qué ropa ponerle.

El termómetro

Esto nos pasó en el hospital, dónde hacía un calor de narices.

Como ya os conté aquí, compramos un pack de artilugios de higiene entre los que se incluía un termómetro. Es decir, no nos llevamos un termómetro al hospital porque lo fuésemos a usar, sino que ya iba en el paquete.

El segundo día, notamos a Bichito muy caliente y dijimos de tomarle la temperatura. Cuando vimos que estaba a 37,2ºC llamamos enseguida a una enfermera.

La susodicha llegó y nos regaló dos consejos. El primero, que usásemos nuestro instinto y que nos alejásemos del termómetro, que en padres primerizos era un problema. El segundo, que si dudábamos, le quitásemos la ropa a Bichito, esperásemos 10 minutos y volviésemos a tomársela.

Aplicamos este segundo consejo con ella delante y pudimos comprobar que se trataba de una paranoia de primerizos. Nos contó que su temperatura correcta oscilaba entre 36,2 y 36,7 ºC, que a veces le costaba regularse y que solo tendríamos que acudir a un médico si superaba los 37,5ºC, perdía apetito y se le veía apático.

A grandes rasgos, estos han sido nuestros errores más evidentes. Probablemente me dejaré alguno y seguramente seguiremos cometiendo más, pero de eso se trata, de ir aprendiendo.

¿Cuáles fueron vuestros errores de padres primerizos que mejor recordéis?

  • Responder
    Mar
    10 febrero, 2016 at 8:50 am

    Bueno, yo creo que son errores comunes. Ya te diré cuando llegue ese momento.Todas tenemos que aprender. Ánimo y seguid disfrutándolo mucho! Un beso

  • Responder
    La Hobbita
    10 febrero, 2016 at 9:30 am

    Dentro de un par de semanas, te cuento xDDDD. De momento, la teoría la llevo muy bien aprendida, jaja.

    Un abrazo 🙂

  • Responder
    Montse
    10 febrero, 2016 at 9:35 am

    Jejeje bueno, no son errores graves, supongo que yo tuve unos cuantos aunque tampoco recuerdo ahora. Sobre todo el tema de la lactancia me daba tanto palo en público que alguna vez llegué a dar el pecho en algún baño público minúsculo!! con una amiga para hacerme compañía encima jajaja. Ahora creo que ni de coña. Si eso, pues me pondría algún cubridor discreto de estos que hay, y al que no le guste que no mire… jajaja. Besos

  • Responder
    Mami Aventurera
    10 febrero, 2016 at 9:42 am

    Es que no es fácil. Yo todavía dudo cuando le voy a vestir y me pregunto si pasará frio o calor.
    También le tomaba habitualmente la temperatura y siempre me da 37.1 me alarme la primera vez un poco pero mi madre me dijo que al niño se le veia bien y simplemente lo observe (mucho no me fiaba jejejejeje)
    A mi lo que se me olvidaba las primeras veces era lavarle en los pliegues, pobrecico mio. Una rutina en el baño y todo arreglado (aunque a veces se me olvida algo ?)

  • Responder
    mamamono
    10 febrero, 2016 at 10:23 am

    Yo estaba obsesionada con el tema del calor. Leí demasiado sobre la muerte súbita y era quizás lo único que me agobiaba en exceso. Por ello nunca jamas lo sobreabrigué!! Lo demás creo que todas hemos pasado por lo mismo…. Y lo de los pañales ya me lo contaras en un par de años…. Le tocas y piensas: Bah, todavía le aguanta jajajajaja. Besitos reina

  • Responder
    No sin mis patucos
    10 febrero, 2016 at 11:59 am

    Me ha gustado mucho leerte hoy porque me han venido a la mente muchísimos recuerdos. Mira, a mi lo de la temperatura me dieron un consejo que sigo utilizando a día de hoy, y es tocarle la parte inferior de la nuca. Si esta frio, el niño tendrá frio, pero si esa zona esta super caliente, es que el niño tiene calor.
    De todos modos, lo mejor es el instinto, ya verás como a la larga es lo que mejor funciona.
    Un besote.

  • Responder
    Mami Alternativa
    10 febrero, 2016 at 12:27 pm

    Nuestra novatada fue dejarle la pistolita en modo ‘random’ cuando le cambiábamos el pañal. Es decir, que no nos fijábamos si estaba apuntando hacia arriba o hacia abajo. Resultado: 500 lavadoras más. ¡Si la pichilla está hacia arriba, ‘riega’ hacia arriba! Cuestión de lógica, sí, pero cuando eres primerizo todo es nuevo.
    Por cierto, ¿por qué no se te puede comentar ya desde WordPress? Desde la app directamente, quiero decir…
    Saludos!

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      11 febrero, 2016 at 11:44 am

      Hola!
      Pues no tengo ni idea, la verdad…

      Lo de la pistola apuntando hacia arriba, si, a mí también me ha pasado! jaja

  • Responder
    Verónica de La Opinión de Mamá
    10 febrero, 2016 at 3:09 pm

    Los míos tienen ya 7 y 4 y te puedo asegurar que el tema del frío / calor lo llevo mal, siempre pienso que pasarán frío hasta que veo que parecen una cebolla con tanta capa y que sudan… ajajajajajaja

  • Responder
    PETU
    10 febrero, 2016 at 3:56 pm

    Hola! Mucha gente se piensa que como los bebés (o ancianos) no regulan bien la temperatura, pasan frío; ¡¡error!! lo que ocurre es que si están con poca o mucha ropa, al no regular bien la temperatura, les puede dar una ligera hipotermia o un golpe de calor.
    Un bebé tiene la misma sensación térmica que nosotros, hay que abrigarles como lo haríamos nosotros ¿tu llevarías tres mangas con la calefacción puesta?

  • Responder
    Xris
    10 febrero, 2016 at 5:34 pm

    Estrella enhorabuena por Bichito, te “conocí” ayer al volver de mi primera eco para preparar el endometrio xa la transferencia de mis embris q están esperandonos xa pasar x DGP y oh sorpresa! después de una analítica de estradiol xa descartar q fuese un folículo descarriado, se confirmó q es un quiste. Por tfno y con el resultado de la analítica me dieron el visto bueno para empezar con los parches cada 2 días pero hago lo correcto? No sería mejor esperar a q desaparezca solo o con anticonceptivas? Y si lo “pinchan”?
    En fin q me asaltan mil dudas, q fue de tu quiste una vez confirmado el embarazo, se esfumó?
    Gracias x contestarme y por supuesto por ser tan valiente y tan dedicada al blog!! Besos

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      11 febrero, 2016 at 11:43 am

      Hola guapa!
      Pues si te digo la verdad, aún no sé que ha pasado con el quiste. Tengo ganas de ir a ver a mi ginecólogo para que me haga una ecografía y me diga si sigue ahí o qué.
      Mi quiste me lo puncionaron y volvió a aparecer, por lo que parece ser que se volvió a “rellenar” de líquido. Si sigue ahí quizás pida que lo extirpen del todo…

      Y no te preocupes, a mi me hicieron la transfer con ese malbicho ahí y ya ves, ahora soy mami. Piensa que los parches detienen tu actividad ovárica por lo que el quiste queda en modo “standby” y una vez estás embarazada son las propias hormonas del embarazo que lo detienen.

      Muchísima suerte!!!

  • Responder
    Xris
    11 febrero, 2016 at 12:08 am

    Estrella??? Sorry por la metedura de pata, Clara ?

  • Responder
    Belén DobleAventuras
    11 febrero, 2016 at 11:32 am

    Nuestro mayor error fue no colocar hacia abajo el pene de A en los primeros cambios de pañal… Parece una tontería pero o se coloca bien o hay escape fijo.

  • Responder
    Xris
    11 febrero, 2016 at 2:31 pm

    Muchísimas gracias por contestarme, me quedo mas tranquila, ayer no podía parar de darle vueltas y de mirar casos en internet ( mi cari me lo tiene prohibidísimo, xo como está de viaje…)
    Me das seguridad xa afianzar mi decisión: sigo con los parches y voy a confiar en mi terapeuta de acupuntura q cree q puede reducirlo y si en la siguiente eco es así,pues adelante y sino después de acribillar a mi Dr a preguntas, si es necesario suspenderíamos, necesito tener todo muy bien atado.
    Mil gracias, un achuchoncillo xa tu bb!!

  • Responder
    Nuestro “Método Padre” involuntario | Diario de una madre ingeniera
    15 febrero, 2016 at 10:32 am

    […] madre primeriza que soy, funciono a base de prueba y error. Aunque sepa cómo criar a un hijo de forma general, hay veces que no sé que es lo que quiere […]

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: