Infertilidad, Maternidad

¿Le cuento a mis hijos que son fruto de un tratamiento de reproducción asistida?

El pasado sábado 18/02/2017 di una charla en el evento de TodoPapas Loves en Barcelona. Fue muy difícil encontrar un tema del que hablar, porque yo quería aprovechar la oportunidad para hablar de infertilidad, para darle visibilidad, pero claro, en un evento de padres, ¿cómo hacerlo?

Finalmente, y después de consultarlo con mucha gente, decidí que el tema sería el título de este post ya que hay un gran número de parejas que tienen problemas de fertilidad, así que alguien habría en este evento a quien le pudiera interesar.

mamaingeniera-todopapas

Decirle a nuestros hijos, o no, que son fruto de un tratamiento de reproducción asistida es algo totalmente opcional. No obstante, soy capaz de diferenciar entre distintos tipos de tratamientos para saber que hay unos casos más complicados que otros.

Los más complicados, son, obviamente, aquellos casos en los que se ha recurrido a donación de gametos y por tanto, existe el factor de la genética.

Los padres, las madres o madre (en caso de ser soltera) ya se han tenido que enfrentar a su propio duelo para conseguir tener a su hijo, por lo tanto, el momento de querer decirle la verdad, puede traer algún quebradero de cabeza que otro.

Lo más importante es la forma de contarlo y no el contenido en sí, ya que los niños son así de inocentes y no tienen ningún prejuicio.

¿Cuál es el momento adecuado?

Existen dos momentos momentos clave en los que podemos abordar el tema.

El primero de ellos es entre los 3 y los 5 años, que es cuando los niños empiezan a interesarse por su origen y a hacer preguntas sobre su nacimiento o su llegada al mundo.

Sobre los 10 años, que es cuando empiezan a estudiar la reproducción humana en el colegio. Este sería un buen momento para darle ese plus de información y aprovechar para contarle cómo fue concebido.

No es recomendable esperar a la adolescencia. Es una etapa muy complicada en los niños en la que sufren muchos cambios y su personalidad puede dar un giro. Aportar según qué información puede ser contraproducente.

Sea cuál sea el momento escogido, ambos padres o madres han de estar de acuerdo en la decisión de contarlo y en la forma de hacerlo. El interés que muestre el niño también será una buena señal para interpretar que está listo para conocer la verdadera historia de cómo llegó a nuestras vidas. No hay que forzar la situación ni tampoco darle más información de la que pueda procesar.

Respetar sus tiempos es la clave.

¿Cómo enfocar el tema?

Hay diferentes opciones a las que podemos recurrir para ello.

Cuentos infantiles

Hay mucha bibliografía que trata el tema de la reproducción asistida y algunos libros tratan casos específicos, como Cloe quiere ser mamá, de Rosa Maestro y que está destinado a madres solteras.

Otro libro infantil que trata sobre ovodonación es el de Un regalo de vida chiquitito, de Carmen Martínez Jover.

Sobre tratamientos de reproducción asistida en general, está el de El Misterio de las Semillas de Bebé, de Serge Tisseron, un psiquiátra y doctor en psicología francés.

Un relato sencillo

No es necesario que nos apoyemos en un cuento que haya escrito otra persona. Podemos escribir el nuestro propio y contarle, en un modo muy divertido y sencillo cómo llegó a este mundo.

Teníamos muchas ganas de que llegases a casa para estar con nosotros así que tuvimos que ir al médico para que nos ayudase. 

Un día nos dijeron que volviésemos a ir porque ya estabas allí esperándonos, y mira, aquí solo tenías 3 días, ¿has visto? ¡No todos los niños tienen una foto hecha tan pronto!

embrion-calidad-d

Responder a sus preguntas

Si tenemos un niño muy curioso, es probable que nos vaya haciendo preguntas cuando sienta curiosidad. Lo ideal es ir respondiéndolas sin darle más información de la que sea capaz de procesar.

Ante todo es importante no darle más importancia de la que tiene para nosotros. Si tratamos el tema con normalidad, así lo será para el niño también.

No obstante, es importante tener claro que es posible que el niño lo consulte con familiares, por lo que si era un secreto total hasta entonces, quizás deje de serlo.

En la donación de gametos

Si nos sentimos incapaces de darle esta información a nuestro hijo o tenemos dudas, lo ideal sería consultarlo con un especialista. Un terapeuta infantil o familiar que resolviese nuestras dudas.

Es lógico que los padres o madres de niños procedentes de la donación de gametos mantengan en secreto su origen, ya que consideran que los primeros que deben saberlo son sus hijos.

Otro de los motivos es proteger a su hijo de posibles comentarios hirientes que, por desgracia, se producen y se seguirán produciendo. El caso más habitual se lo suelen encontrar las ovomamás, “ah, ¿pero entonces tú no eres su madre?“.

Aunque todas aquí, en este blog, sepamos cuál es la respuesta a esa pregunta, resulta que hay gente que no.

¿Por qué es peligroso ocultar la verdadera historia de su origen?

Si por cualquier descuido el niño se enterase de esta información por terceras personas, unas miradas, silencios o cualquier otra señal, podría provocarle un sentimiento de rechazo o engaño por parte de sus padres.

Esto podría crear conflictos e incluso desconfianza.

Lo ideal es hacerle partícipe de su propia historia y siempre recordarle lo deseado que fue y lo querido que es.

¿Qué opinas de este tema? ¿Le contarías a tu hijo que es fruto de una FIV? ¿Le contarías a tu hijo que es fruto de una donación de gametos? ¿De qué forma lo harías?

Creo que próximamente subirán el vídeo de la charla, así que ya te avisaré cuando esté y puedas verlo (y reírte de mí).

Post anterior Siguiente Post

Quizás también te interese

31 Comentarios

  • Responder Lau 20 febrero, 2017 at 5:34 pm

    Bueno, pues es un tema bastante interesante, ya que a mi de momento me envían a ovo y si para mi es dificil gestionarlo para mi hijo como será? En el caso que finalmente no necesite ir a ovo y fuera por FIV, no tengo ninguna duda que algún día se lo diría, quizá no tan de pequeño por ese hecho de que “deje de ser un secreto” (hay niños que les cuentan todo a todos y no hace falta…) si no por que considero que es algo, que cuando sea adulto, podrá gestionar y entender mucho mejor, ojo! Adulto, no adolescente eh? jejeje Pero si, mi intención sería contarlo, ya que a mi también me gustaría saberlo si fuera mi caso.

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:29 pm

      Me parece totalmente razonable, Lau! estoy de acuerdo!

  • Responder Silvia (Trivi) 20 febrero, 2017 at 5:48 pm

    Yo salí del armario en cuanto llevaba unas semanas de embarazo. Estaba (y estoy) hasta el mismísimo de tabúes en este sentido. Sí, qué pasa, fue por inseminación. A todo el que me saca el tema de mi embarazo se lo suelto porque no es ninguna vergüenza y quiero que así lo entienda mi entorno y mi hijo, cuando nazca. Si no lo dije antes es porque estaba totalmente hundida en la miseria de la infertilidad “desconocida” y no podía afrontar el tema con nadie sin echarme a llorar. Aún ese tema me hace llorar mucho al pensarlo, aunque ya no al hablarlo, pero puede que ahora la culpa sea de las hormonas jeje
    Al salir de tu charla fui directa al wc y lloré un poquitín.
    En el caso de que hubiera sido por donación de alguna de las partes sí que diría que ha sido por tratamiento de fertilidad pero ocultaría el tema hasta que mi hijo fuese el primero en saberlo. Tiene derecho!

    • Responder Candela 20 febrero, 2017 at 7:29 pm

      Yo estoy deseando salir del armario! Tengo claro que cuando este tranquila y relativamente segura lo voy a gritar a los 4 vientos, para que cada vez menos gente tenga q pasar por esto con verguenza…. Si no lo hago ahora es pq tras 3 abortos mi alma no esta curada del todo….

      • Responder Silvia (Trivi) 20 febrero, 2017 at 8:52 pm

        Espera al momento en que estés preparada y mucha fuerza!! Tabúes fuera!!

      • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:32 pm

        Candela, sin prisa. Cada una tenemos nuestro momento. Yo estaba tan aterrada durante el embarazo que tampoco salí del anonimato.
        No es malo que lo mantengamos en secreto, simplemente es intimidad. Y son situaciones muy duras como para tener a XXX personas preguntándote cada día qué tal estás, como vas o haciéndote comentarios que, aunque bienintencionados, puedan resultar dolorosos.

        Poquito a poco y cuando te veas preparada. Verás como llega tu momento. Un beso

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:30 pm

      Sí, yo también estoy hasta los mismísimos de los tabues… y la preguntita que jamás entenderé porque la hacen… “te costó mucho quedarte?” Pues mira sí, un milloncito de las antiguas pesetas y muchos disgustos xD

  • Responder Julietta Gutiérrez 20 febrero, 2017 at 5:50 pm

    Por fin estoy embarazada. Sí, me ha costado muchísimo emocinal y económicamente. Y mi intención es decirle a mis futuros hij@s su procedencia. Creo que es una de las claves para la confianza y pienso que es muy importante que no haya secretos en la familias de este calibre.
    Aunque claro está cuando tengan una edad óptima para entenderlo.
    Por cierto, no pude ir a la feria (tenía entrada) porque tuve que guardar reposo…arggg qué rabia

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:32 pm

      Pues sí, qué rabia que no vinieras!! aunque yo estaba cagada de miedo, al final lo disfrutamos mucho.

      Creo que opinamos igual en ese sentido!!

  • Responder Mamá pingüino 20 febrero, 2017 at 5:51 pm

    Qué interesante el tema que trataste, qué pena que estuvieses tan lejos porque me encantaria haberte oído. En mi caso tengo que contarle a mi hijo que viene de reproducción asitida y que no tiene papá porque yo decidí tenerle sola. Yo quiero contárselo y lo voy a hacer. Mi opción es la de contárselo en cuanto lo entienda un poco, como tú comentas, sobre los 3 años. No quiero esperar a que sea grande. Quiero que lo sepa todo por mi y no por que la gente le diga cosas. A mi no me importa lo que la gente diga o piense pero no quiero que él sufra por ello. No tengo nada que esconder y él sabrá siempre el profundo amor que le tuve desde antes de nacer, desde antes, incluso, de estar embarazada.

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:34 pm

      Exacto. Es que ya no es el que dirán…obviamente a nosotras que somos maduras nos da absolutamente igual, pero es el querer protegerlos de comentarios chungos. A mí me hace mucha gracia lo de “niño probeta” pero si un niño inocente no sabe lo que es o está out, quizás le haga sentir diferente y “no normal”. No sé si me explico.

      Que sí, que hay que contarlo y forjarles una personalidad abierta en la que entiendan que lo más importante de todo lo tiene delante de sus narices, a su mamá 🙂

  • Responder Verónica de La Opinión de Mamá 20 febrero, 2017 at 5:59 pm

    Ya sabes lo que pienso yo… A Pau siempre le hemos dicho que es adoptado… Deben saber sus orígenes, sean como sean y que sean de reproduccióin asistida no es nada malo ( en ningún caso lo es).

    Pero bueno, cada uno es libre de hacer lo que crea más adecuado.

    Un abrazote

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:36 pm

      Exacto. También conozco gente que lo mantiene en el más absoluto secreto porque se sienten como inferiores en su círculo, o yo que sé… Pero como tu bien dices, hay que respetar cualquier decisión.

      Abrazote, guapa!

  • Responder Esther 20 febrero, 2017 at 8:06 pm

    Ay, yo te leo, y leo los comentarios anteriores y después de 3 abortos y una FIV fallida, no sé si siquiera si algún día tendré un hijo, ojalá, de ser así le contaría sus orígenes, aunque el cómo y cuándo ya lo iría viendo. Un beso.

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:38 pm

      Esther, ahora mismo debes tener los ánimos bajo tierra, y es completamente lógico. En la vida hay un momento para cada cosa y ojalá te llegue el día en el que tu hijo te pregunte cómo ha llegado a este mundo.
      Si necesitas cualquier cosa, ya sabes dónde estoy.
      Un beso

  • Responder Desbordamientos Puntuales 20 febrero, 2017 at 11:07 pm

    Hola a todas.

    Perdonad mi ignorancia, pero no consigo encontrar razones consistentes para no contarle a los hijos cuál es su origen. Sé que no es vuestro caso pero, ¿me podríais señalar alguna que la gente piense para no hacerlo?

    Tampoco entiendo bien por qué ocultar a los demás (familia, amigos, conocidos…) que los hijos son fruto de un proceso de reproducción asistida. ¿Qué puede tener de malo como para no decirlo?

    Muchísimas gracias de antemano por ayudarme a entender.

    • Responder Lau 21 febrero, 2017 at 12:05 pm

      Bueno yo te voy a responder, por la parte de no contarlo a deterninada gente, por mi parte yo solo lo he contado a quienes considero indispensables y por tanto que creo q en este camino me pueden ayudar mucho, por parte de mi pareja solo lo sabe mi cuñada y mi suegra. Tanto en mi casa como en la de el hay familiares que, sin maldad, hablan demasiado a gente que realmente no les interesa. Yo lo cuento como algo normal con la gente a la que hablo d esto, pero hasta que no lo consiga no voy a salir del armario al 100%. También tng k decir k vivo en un barrio k es peor q un pueblo, pequeño de calles estrechas y de gente poniendo la oreja siempre para criticar lo más minimo, y no quiero que mi problema sirva de comidilla para los demás. Solo les importa a mi gente y son los que lo tienen que saber… eso es lo que yo pienso. Por la parte de decirle a un hijo sus origenes, no tengo problema, pero si muchas dudas si al final tengo que ir a ovodonación, como gestionar eso para explicarle a mi hijo y que lo entienda… eso por ejemplo si q lo llevo más en secreto, más por mi que por los demás, me juzgo a mi misma y como la gente está cargada de prejuicios no tng ganas d q me juzguen x lo q pueda ser lo más importante en mi vida.

      • Responder Desbordamientos Puntuales 21 febrero, 2017 at 1:00 pm

        Muchísimas gracias por tu respuesta. Me ha resultado muy esclarecedora.

        • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:40 pm

          Cómo bien te ha explicado Lau, normalmente es un método de defensa ante comentarios de gente que, sin saber de lo que habla, pueden resultarnos realmente hirientes.
          A la charla vino una chica que siendo muy joven tuvo problemas por tener SOP. Consiguió su embarazo por reproducción asistida y su misma abuela le dijo que no fuera contando esas cosas por ahí.
          La sociedad desconoce la infertilidad pero con el tiempo espero que se normalice. Para eso estamos nosotras aquí.
          Gracias por pasarte por aquí.
          Un abrazo

          • Desbordamientos Puntuales 24 febrero, 2017 at 8:55 pm

            Gracias a ti por contestar. Pensar que es un método de defensa me ayuda mucho a comprender las razones para no decirlo. A veces lo prejuicios son un verdadero lastre.

  • Responder New mom 21 febrero, 2017 at 7:32 am

    Que buen tema escogiste. Me pasa que decidí que no diriamos anda a nuestro peque por protección. Estamos rodeados de familiares y amigos todos con muchos hijos y ni uno con nuestro problema. Se que por ver que llevábamos años juntos y sin bebé han de pensar y deducir mil cosas. Resulta que solo a la gente necesaria contamos de nuestro ultimo intento con la fiv después de 10 años de intentarlo. Este diciembre con mi bebe de 5 meses, descubrí como eramos centro de platica para la familia y enfrente de otros no tan allegados acerca de nuestro bebé y cómo lo conseguimos. Me dio tanta rabia impotencia de que vieran ami bebé como un ser raro. Me sentí tan mal que decidí que es algo que debo contarle en algun momento a mi bebé. Aun no se como ni cuando pero debo hacerlo yo y no alguien mas que lo vaya a herir. Quizá por que es mecico y son diferentes culturas pero ya 1quisiera yo con tanta tranquilidad como ustedes pensaren como hablar esto llegado el momento con mi bebé

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:42 pm

      Pues no, no me gustaría ser la comidilla de nadie así que entiendo que elijas mantenerlo en secreto. También depende mucho del entorno en el que nos movemos y de la capacidad de entendimiento de esas personas.

  • Responder tataranietos 21 febrero, 2017 at 9:52 am

    Hola,
    Gracias por incluir un enlace al post en el que trataba el tema. Yo siempre a favor de la transparencia con todo lo que tenga que ver con orígenes, cueste o duela, pero casa persona tiene derecho a conocer el máximo de información posible sobre su árbol genealógico en su dos vertientes: a quién debe su genética y a quién los cuidados.
    Un abrazo!

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:42 pm

      Estoy de acuerdo!! pero gracias a ti por tu post que me ayudó en mi charla! jiji

      un abrazo

  • Responder Adriana 21 febrero, 2017 at 10:46 am

    Yo en este tema soy una completa ignorante, lo pongo por delante. Pero, desde fuera, no sé por qué ocultar a nadie que se tiene un hijo por inseminación. No tiene nada de malo, y además no es algo infrecuente, mucha gente tenemos alrededor parejas que han tenido que recurrir a la medicina para concebir. Una de mis amigas íntimas ha logrado concebir por inseminación, y para todos nosotros es una gran alegría que compartimos en su momento.

    Puedo entender que en el proceso de tenerlos, no se comente porque es un tema doloroso y un camino difícil. O en caso de donaciones de esperma u óvulos, sí entiendo que pueda ser algo que se quiera mantener en el círculo más íntimo de la pareja, porque sí entiendo que es algo psicológicamente costoso de asimilar.

    Pero el hecho en sí de haber logrado concebir con ayuda médica no lo veo algo vergonzoso o a ocultar, al contrario, lo veo como algo a celebrar, el haberlo conseguido a pesar de las dificultades!

    Respecto a contarlo a los hijos, por supuesto siempre información, pero no estoy segura de que lo entendiesen antes de que llegase el momento en que entienden o saben cómo se conciben los hijos. Si no saben que el modo “natural” es por coito, no saben nada de semen ni óvulos, no sé si podrían entender que en su caso, ese proceso de union de semen y óvulo ha sido fuera. Además, ¿para ellos es importante que hayan sido engendrados en un coito o por una técnica médica? No estoy segura de que le den esa importancia que le damos nosotros, al menos cuando son niños. Tema aparte es lo de donación, como digo antes, que sí que me parece más complicado.

    Pero por supuesto, repito que como no lo he vivido, todo esto lo digo sin ningún conocimiento de causa.

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:45 pm

      Adriana, no pasa nada que te consideres una “ignorante” me encanta que deis vuestro punto de vista, de esto se trata 😉
      No sé si has leído comentarios anteriores pero hay muchas personas que son el centro de críticas por esto. Depende de muchas cosas, como el entorno, la mentalidad de esas personas, etc.
      Muchas parejas se quedan muy tocadas y con sentimientos de inferioridad después de un tratamiento. Yo misma me sentí menos mujer que otras cuando estaba en ello. Es un sentimiento muy feo y si no se trata a tiempo y con la ayuda correspondiente, puede afectar para siempre.

      Me encanta que tu no le veas nada de malo. Eso significa que hay esperanza en la normalización de la infertilidad.
      Gracias por comentar.

  • Responder Bel 22 febrero, 2017 at 10:13 am

    Holaaa! No veo ningun problema en contarlo o no. No modifica nada al niño. Es diferente que sea por ovodonacion o una madre soltera. Ahí podrian entrar conflictos emocionales. Pero una fiv “normal”…solo cambia el metodo de concebir!

    • Responder diariodeunamadreingeniera 23 febrero, 2017 at 4:46 pm

      Me encanta que lo veas tan normal Bel porque es que DEBERIA SER ASÍ!!!! a ver si poco a poco esto se va normalizando y ni siquiera nos planteamos llevarlo en secreto.

  • Responder La mamá más feliz de mi mundo 1 marzo, 2017 at 12:35 pm

    Hola! Que bien que te he encontrado porque este tema me trae de cabeza! Después de varias FIV fallidas, optamos por la donación por ambas partes (sí, triple salto mortal)… y por fin lo conseguimos, por partida doble. Una parte muy reducida de la familia sabe que ha sido por FIV, lo que no saben es que ha sido por donación de gametos. No tengo ánimos para contarlo, ni corazón, ambas partes se disputan el parecido de nuestros niños a las familias (la niña es clavadita a mamá y el niño a papá… y es que es verdad!). Soltarlo sería una bomba. Y además, que no quiero. Pero a mis niños se lo tengo que decir… es demasiado peligroso para su futuro no saberlo. Pero cómo? en qué momento? si se lo cuento chiquitines, seguro que llegará a oídos del resto de la familia y no quiero. Había pensado recurrir, en su momento, a un psicólogo especializado. Alguien en mi misma situación!.
    Enhorabuena por el blog. Pasaré a ser habitual. Bss

  • Responder sarabcn 1 marzo, 2017 at 9:31 pm

    Hola! primero enhorabuena por el blog! me iré pasando porqué los temas que se tratan son muy de mi “actualidad” sobre el tema que trata el post creo que hay que diferenciar mucho entre una IA o FIV normal de una donación de gametos, entiendo perfectamente que los padres que han tenido que optar a esta último arrastren una losa mayor a la hora de contarlo.

    La lógica de algunas personas sobre el tema de los gametos en concreto es el siguiente; si hoy en día la gente es tan defensora dela maternidad subrrogada e insisten que la gestante no es la madre de ese hijo porqué sólo lo gesta y no tiene carga genética porqué a la madre que sólo lo gesta en el caso de los gametos si la consideramos la madre? obviamente mi opinión es que sea por gametos, por maternidad subrrogada o por lo que sea la madre es la que cría cuida alimenta etc, pero hay gente que debate el tema de esta forma, os habéis encontrado el caso?

    un saludo

  • Responder infertilymadre 2 marzo, 2017 at 7:25 pm

    Hola! No sé si te acordarás de mí 🙂 pero yo estuve en la charla y os comenté un poco mi caso por si le podía servir a alguna compañera que estuviese allí o que lo lea ahora por aquí.
    Tengo un hijo ya de 8 años que llegó gracias a los tratamientos, 11 tuvimos que hacer en total, que se dice pronto. No tuvimos que ir a donantes aunque lo teníamos más que hablado y no nos representaba ningún problema ni a mi marido ni a mí, la verdad. En ese momento ni pensamos si lo diríamos a la familia, ni como, yo sí que me informé ya de los libros que comentas para los peques y me pareció una estupenda opción para ellos, que al fin y al cabo son los más importantes.
    En nuestro caso siempre hemos hablado claramente de la reproducción asistida, no es algo que vayamos “pregonando” si no es necesario, no deja de ser la intimidad de nuestra familia, pero si sale en la convesación lo decimos sin problemas. Supongo que por esto nuestro niño lo tiene más que asumido y normalizado que mami no podía tener bebés (porque para él los bebés los hace mamá, claro) “y los médicos la ayudaron”. Tan asumido lo tenía que cuando llegó el sorpresón de nuestra vida (nuestro positivo natural 6 años después) ni él mismo se lo creía…
    Ánimo a tod@s y como digo siempre ¡a luchar sin decaer!.
    Un abrazo.
    Charo

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: