Explorar

estrias

Hábitos saludables

Hidratación corporal: Cómo elegir un buen aceite de almendras dulces

3 noviembre, 2014

Hidratar mi piel después de la ducha, es un ritual que tengo instaurado desde hace mucho tiempo. Por más que utilice geles extra hidratantes, la piel me queda reseca y necesito un extra de hidratación.

Antes utilizaba crema hidratante, pero hace ya unos cuantos veranos, al quedarme pegajosa por culpa del sudor, decidí pasarme al aceite corporal.

En primer lugar, utilicé el famoso aceite de bebés durante bastante tiempo. Después, y en un ánimo de buscar algo más natural, me decanté por el aceite de almendras dulces de esa cadena de supermercados valenciana tan famosa.

Tenía un precio asequible, y aunque el bote era pequeño, yo me sentía satisfecha aportándole una hidratación natural a mi piel. No obstante, la lista de ingredientes especificados en el bote era demasiado larga como para tratarse de un producto natural.

Para tener nuestro propósito claro, debéis saber que el principio activo propio de las almendras dulces se llama prunus dulcis, y en un listado de ingredientes, los compuestos están ordenados de mayor a menor cantidad presente en el producto.

Un aceite de almendras 100% natural, sería aquel en el que, en su listado de ingredientes, solo estuviese especificado “prunus dulcis“. Cualquier otro compuesto de origen químico, como el Tocopherol (que hace la función de la Vitamina E), le resta naturalidad al producto.

También es necesario que sepáis que, cuánto más principio activo tiene cualquier producto cosmético, más caro resultará, pero mejores resultados obtendréis.

Para encontrar un buen aceite de almendras, os recomiendo acudir a una herboristería. Intentad encontrar un aceite de almendras que solo lleve prunus dulcis en su lista de ingredientes, y entonces, gozaréis de una hidratación realmente natural.

Se recomienda aplicar el aceite con la piel húmeda. De este modo, se crea una emulsión y junto con el agua, el aceite tiene más facilidad de penetrar en la piel. Para secar con la toalla, es mejor hacerlo dando toquecitos, en lugar de arrastrar.

El aceite de almendras tiene múltiples usos, como por ejemplo, la prevención de estrías durante el embarazo, aunque de momento, yo lo utilizo, sobre todo, para tratar la leve Queratosis Pilaris que tengo en los brazos, y que sólo se puede tratar con una extrema hidratación de la zona.

Y vosotras, ¿os hidratáis el cuerpo? ¿qué utilizáis?