Instagram

Follow Me!

Embarazo

Mi plan de parto

4 diciembre, 2015

Un plan de parto es un documento en el cual, una mujer embarazada, expresa sus deseos y preferencias en cuanto al trato que desea recibir durante el parto. El objetivo es que el día del parto, la mujer esté totalmente tranquila y no pendiente de lo que le van a hacer, o no, sin su consentimiento.

Si os soy sincera, no sé desde cuando existe esta opción, pero sí que me hago una idea de por qué comenzó a existir.

plan de parto y nacimientoMe atrevería a decir que fue para combatir la violencia obstétrica que hay (no digo había porque seguro que aún hay) en nuestro país, para corregir el modus operandi de ciertos sanitarios que a pesar de que existan unos derechos para la parturienta, no los respetan, etc.

¿Queréis un ejemplo de plan de parto?

Podéis descargaros uno aquí. Es el que pone a nuestra disposición el gobierno de España, pero qué queréis que os diga, me cuesta creer que una matrona o ginecólogo que esté trabajando a tope, se pare a leer lo que dice este documento.

No lo digo por falta de confianza en esas personas, ni mucho menos, sino porque soy consciente del nivel de trabajo que pueden llegar a tener, y que les llegue una parturienta más (a parte de las que ya tengan) con un documento de tropecientas páginas para que se lean… no sé yo.

Creo que un plan de parto debería ser lo más esquemático posible y así facilitar la tarea del personal sanitario que nos atienda. Y con esto me refiero a eliminar cosas que resultan muy obvias y plasmar las más importantes.

El ejemplo de plan de parto que me han dado a mí en mi hospital, es una única hoja a doble cara con una lista de opciones a marcar que termina con varias líneas para escribir algún comentario.

Tiene opciones que me resultan absurdas, como por ejemplo:

Quiero estar acompañada por:

  • Pareja
  • Madre / Padre
  • Hermana / Hermano
  • Amigo / Amiga
  • Otra persona, ¿quién?

¿Quiere esto decir que si yo señalo “pareja”, pero el día del parto decido que entre mi madre, no podrá hacerlo? Pues no, claro que no.

Aunque lo que más fuerte me parece es que exista a marcar la opción de “Deseo ser informada y consultada en caso de ser necesario administrar fármacos“.

Puedo entender que haya gente aprensiva y que prefiera no saber nada de lo que le hacen, pero de ahí a que guarden secreto de sumario respecto a lo que le administran por una vía, va un mundo.

Por si las moscas, yo llevo mi plan de parto con las opciones que quiero que se respeten marcadas, y además, subrayadas con fosfi verde para facilitarle el trabajo a la matrona de turno. De todos modos, maridín está bien instruido para estar atento a todo lo que acontezca y que yo no pueda controlar.

No obstante, creo mucho más en una buena comunicación con la matrona que nos atienda. Sí, sé que no estaré para pensar mucho ni controlar demasiado, pero un mínimo de palabras sí que podré vocalizar, ¿no? Creo que con decirle nada más entrar “cualquier cosa que vayáis a hacerme, decídmela antes, por favor”, y así poder decir sí o no según me apetezca en ese momento, es algo bastante viable.

Porque repito, aunque yo ponga X en el plan de parto, ese mismo día puedo cambiar de opinión, y si decido que quiero que me pongan la epidural nada más entrar por la puerta porque no “me gustaría probar el parto sin anestesia“, pues tendré que hablar y pedirla.

Lo que si que tengo muy claro, y es en lo que tengo instruido a maridín, es en las técnicas que no se deberían practicar y aún así se practican, como por ejemplo, la maniobra de Kristeller, que es esa en la que alguien se te tira encima para apretar la barriga y ayudar a salir al bebé, pues es muy peligrosa.

En resumen, mi plan de parto viene a ser algo así (solo os pongo las opciones que he marcado, quedan muchas otras que a mí no me interesan):

  • Quiero estar acompañada por mi pareja
  • Me gustaría tener la posibilidad de escuchar música
  • Me gustaría tener la posibilidad de luz tenue indirecta
  • Me gustaría tener la posibilidad de beber líquidos durante el trabajo de parto
  • Deseo ser informada y consultada en caso de ser necesario administrar fármacos
  • Estimulación del parto solo si es necesario
  • Me gustaría probar el parto sin anestesia (que flipadilla yo)
  • Preferencias de aligeramiento del dolor: relajación, técnicas de respiración, masaje, utilización de la ducha, anestesia local en caso de sutura, usar epidural a bajas dosis (walking epidural)
  • Disponer de material de soporte como pelota, espejo, butaca, cojines, etc.
  • Me gustaría que no me rompiesen la bolsa a no ser que sea necesario
  • Me gustaría tener libertad de movimientos durante todo el proceso
  • Quiero empezar a empujar cuando tenga ganas
  • Me gustaría escoger la posición para parir
  • Soporte del acompañante todo el tiempo
  • Me gustaría que no me hiciesen episiotomía a no ser que sea indispensable
  • Me gustaría hacer piel con piel con mi bebé
  • Me gustaría que se cortase el cordón umbilical cuando deje de latir
  • Me gustaría que mi acompañante pueda cortar el cordón umbilical
  • Me gustaría que se hiciese la valoración de mi bebé delante de mí
  • Me gustaría que el ambiente en el que llegue mi hijo sea tranquilo y sin prisas
  • Me gustaría darle el pecho en la primera hora de vida
  • Quiero ser informada en caso de que mi hijo necesite otro alimento
  • Me gustaría estar a solas con mi pareja y mi hijo después del parto
  • Deseo ser informada y participar en las decisiones sobre las curas, exploraciones y tratamientos que se le hagan a mi hijo.

COMENTARIOS (escritos a mano por mí):

  • No realizar maniobra de Kristeller bajo ningún concepto
  • En caso de que el recién nacido necesite suplemento para evitar hipoglucemia, no usar tetina, usar vasito o jeringa.

Como podéis ver, creo que mi plan de parto es bastante normalito, lo que cualquier parturienta quiere. Que no se le raje demasiado, que sean amables con una misma y que todo sea ideal y precioso.

El comentario del suplemento lo he puesto por si acabo en cesárea. Debido a mi diabetes gestacional, hay riesgo de que Bichito tenga hipoglucemia y si no me lo puedo enganchar al pecho inmediatamente, quizás necesite un suplemento que NO LE VOY A NEGAR. Pero sí que me gustaría que se lo diesen de tal forma que no afectase a la futura lactancia, ya que en caso de cesárea puedo estar separada de él durante horas.

Aunque os haya contado todo esto y tenga mi plan de parto preparado en mi carpeta de embarazo, en cuanto llegue el momento, me gustaría establecer una relación “de amor” con la matrona que me toque (espero tener suerte), ya que es la que me va a cuidar durante todo el proceso.

Y vosotras ¿llevasteis plan de parto? ¿conocíais la existencia de este documento o al menos la posibilidad de llevarlo? ¿se respetó?

¡Contadme vuestras experiencias!

  • Responder
    Almu_Acros (@Almu_Across)
    4 diciembre, 2015 at 10:00 am

    Yo he llevado en los dos partos, y me ayudó mi matrona, siempre tienen mucho trabajo sí, pero en una cita le pedí una cita para un día que ya no tuviera más citaciones y me ayudó a hacerlo con el primer embarazo, y el mismo llevé en el segundo parto, aunque modifiqué un par de cosas. En el hospital las dos matronas que me atendienton, en un parto y otro fueron como ángeles, especialmente el de Sira en el que solo estábamos su padre, la matrona, enfermera y yo. Eran las 7 de la mañana se nota jajaja. En el de Saioa había estudiantes, cosa que a mi tampoco me importó la verdad, la chica que me cosió el punto como estaba examinándose, debió ser el mejor punto de su vida jajajaja.
    Yo animo a todo el mundo a que se informe y los lleve, yo quería un parco con epidural, pero no quería muchas otras cosas y así lo hice saber y se respetó en todo momento, me preguntaba que si estaba segura de la epidural, y yo y taaaanto que estoy segura, jajaja.
    Un besazo y mucho ánimo en la recta final.

  • Responder
    Arantxa
    4 diciembre, 2015 at 10:34 am

    No había pensado en que en caso de cesárea, no le dieran bibe sino con jeringuilla… Es muy buena idea y supongo que son cosas que se plantean cada vez más cuando se va acercando la fecha. Me parece un plan de parto perfecto. ¡Feliz viernes!

  • Responder
    mamirecientecuenta
    4 diciembre, 2015 at 10:59 am

    Hola!
    Pues yo en mi parto no tuve plan de parto. Cuando estaba a mitad del segundo trimestre me dio por preguntarle al médico y me dijo que en la clínica donde yo iba a parir había un protocolo a seguir y que por eso no daban plan de parto. Luego me informé y por lo visto, en muchos hospitales privados son así, no hay plan de parto.
    Me dejé llevar, pensé que podría decir algo si pasaba algo que no me gustara, pero desgraciadamente no fue así, así que directamente sé donde no voy a parir si vuelvo a quedarme embarazada.
    Saludos

  • Responder
    midwife
    4 diciembre, 2015 at 11:22 am

    Hola! Te sigo desde hace tiempo, desde la búsqueda de bichito, pero hoy me he decidido por fin a escribir, y es que la entrada me ha tocado la fibra, ha estado de 10 🙂

    Soy matrona (novatilla) y coincido contigo en lo fundamental de establecer una relación de apoyo y confianza con la mujer durante el trabajo de parto, ya que facilita muchísimo el proceso y hace que os llevéis un mejor recuerdo “del gran momento” jejeje. Hay que tener en cuenta que somos el profesional que más tiempo pasa con vosotras, y si todo sale bien quien asistirá en parto (y aún en caso de parto distócico o cesárea, seguimos acompañando).

    Respecto al plan de parto, me ha gustado mucho como lo has enfocado:

    -Con tus preferencias obviamente, pero sin entrar en radicalismos. Esto es muy importante, he conocido muchos casos de mujeres que querían a toda costa un parto natural, y cuando por algún motivo no sale como ellas esperan (por epidural, instrumentación, etc) se sienten frustradas, culpables o con sentimiento de “no haber sido capaz”. Nada más lejos de la realidad: un parto, si bien es un proceso fisiológico, no discurre de forma idéntica en todas las mujeres, aparte de las complicaciones que pueden surgir y que en modo alguno son responsabilidad de la madre. Mi consejo: escucha a tu cuerpo, sigue tu instinto, y déjate aconsejar.
    -Esquemático: se agradece, llevas toda la razón con lo de la carga de trabajo. Y aunque está bien llevarlo por escrito en cuanto a que se trata de un documento con validez legal, coincido contigo en que no hay nada más efectivo que una buena comunicación con la persona que te atiende.
    -Prácticas asistenciales: afortunadamente, todo lo que has comentado arriba cada vez está más en desuso, aunque todavía queda trabajo por hacer y muchos profesionales reticentes. A las “nuevas generaciones” de matronas se nos ha formado sobre la base de un parto respetado, y la conveniencia de seguir las recomendaciones de la OMS y del Ministerio de Sanidad. Puedo decir a modo de ejemplo que ni durante la residencia ni en el tiempo que llevo trabajando he hecho un solo “Kristeller”. Hay algunas cosas que sí se han incorporado de forma casi generalizada: piel con piel, clampamiento tardío del cordón, inicio precoz de lactancia materna, acompañamiento, episiotomía restrictiva… Y otras que en mi opinión se hacen más de lo que se debiera, como es el caso de la aceleración del parto con amniorrexis y oxitocina sin que sea necesario, los pujos en Valsalva o la maniobra de Kristeller .
    -Sólo te recomendaría añadir la monitorización intermitente siempre que sea posible (es decir, mientras no haya indicios de sufrimiento fetal) ya que te permite moverte mucho más libre, y por lo que cuentas, si tu niño va a ser grande te va a beneficiar para que vaya descendiendo bien la cabecita.

    Perdón por el súper tocho >-< pero creo que me he desahogado bien jajaja. Te deseo que todo salga estupendamente y lo cuentes con pelos y señales por aquí! Y si necesitas resolver cualquier duda, ya sabes. Un saludo!

    PD: para las mamás es un momento único e inolvidable, pero para nosotras un honor ayudar en ese momento tan íntimo y precioso, que nos sigue emocionando por muchas veces que se repita 🙂

  • Responder
    El mundo de Raga
    4 diciembre, 2015 at 12:00 pm

    Lo has hecho perfecto.
    Yo sabía lo que era, y no le dí importancia y en mi hospital tampoco me informaron.
    Bueno ni hospital ni preparto,…sino fuera por internet, yo hubiera ido casi sin ningún tipo de información.
    Lo dicho después de este rollo, que has hecho muy bien, y yo me arrepiento mucho de no haberlo hecho.
    Un beso y a descansar lo poco que te queda

  • Responder
    La Hobbita
    4 diciembre, 2015 at 12:04 pm

    Yo todavia estoy en modo ‘recopilación de información’ así que aún no tengo pensado cómo plantear mi plan de parto. Pero si que lo quiero llevar y adoctrinar al Mozo para que me proteja las espaldas ^_^.

    Un abrazo 🙂

  • Responder
    Un niño va a nacer
    4 diciembre, 2015 at 8:31 pm

    Me parece genial llevar un plan de parto, creo que es muy importante, yo también lo haría. He leído cosas en el tuyo en lo que no había pensado y, como siempre, tomo nota.
    Otras cosas, supongo que como sanitaria que soy, me han llamado la atención, como el que te dejen tomar líquidos. Eso lo controlan por si al final tuvieran que recurrir a cesarea, por temas de anestesia y tal, vamos que es por precaución, pero me interesa saber que te dicen 😉
    Cosas como la valoración del bebé delante de ti y la presencia del padre todo lo posible, lo veo muy importante. Comentaría contigo cada punto, me parecen importantísimos y muy bien pensados.
    Yo hablé una vez de la música… Creo q es caso perdido. Soy rockera y es lo que me relaja, no les veo con la labor de complacerme ?

  • Responder
    Ariel Pop
    5 diciembre, 2015 at 1:39 am

    Si, justo una semana antes se lo pedí a mi matrona y era una libretilla. Es recomendable hacer un par de copias, una para ginecología cuando te ven en valoración y otra a la matrona.
    Es bastante acertado tu plan y sencillo. Aunque te pinchan cosas en el suero en cuanto te despistas.
    Te ponen vía ” por si hay urgencia de cesárea tener tiempo ganado, 1min puede ser oro” quien se niega a ponérsela cd t dicen eso…
    Otra cosa que puse fue que me informaran de todo lo que me iban a hacer porque a mi hermana venían distintas personas a hacerle tactos sin avisarla, directamente la destapaban y ea. Yo lo añadiría ya! Ser informada de todos los procedimientos que se te vayan a realizar.
    A solas los 3 tras el parto es difícil puesto q una vez nazca tu hijo tienes que alumbrar la placenta, en menos de 30min. Luego te observan para evitar hemorragias, te cosen posibles desgarros o la episiotomia. En la misma sala de partos va el pediatra y le pone a tu bebé su primera vacuna, al menos así es aquí. A solas te dejan cd te llevan a tu habitación, aunque vendrán a tomarte constantes y temperatura.
    Para la episiotomía si te la quieren hacer te dicen que hay sufrimiento fetal porque nadie quiere arriesgarse, les gusta ir sobre seguro, a veces ni avisan del corte y aprovechan la contracción.
    Te cuento todo esto porque se que te gusta manejar información y cuanto mas preparada vayas mas disfrutas. Tu marido que se lleve una botellita de agua y un abanico, te prometo que te vendrá genial. Solo desearte un buen parto respetado, que vaya todo genial y que disfrutéis de vuestro pequeño que viene a convertiros en familia.

    • Responder
      Ariel Pop
      5 diciembre, 2015 at 1:52 am

      Por cierto, me respetaron muchas cosas, otras no tanto, como epidural sin pedirla. A la anestesista le doy un suspenso! Menos mal mi matrona que me salvó de tremenda tortura!
      Pero por lo demás un parto precioso, corto y sin mucho sufrimiento. Mi niño siempre a la vista y papi a mi vera. Una matrona en prácticas maravillosa con la que hice buenas migas, me informó muy bien y una veterana observándola que no intervino.

  • Responder
    Luz
    5 diciembre, 2015 at 2:15 am

    Cuando di a luz a mi hija no tenía ni idea de que existía esto de “plan de parto”., tampoco nadie me informó. De cualquier forma, el parto de mi hija fue de lo más extraño. En mi revisión normal, de la semana 37 me detectaron preeclampsia y allí que me dejaron. Con lo puesto, me dijeron que me inducían el parto, por riesgo para las dos. Ni me informaron ni me preguntaron absolutamente nada, y yo estaba tan asustada y bloqueada que no fui capaz de pedir demasiado, y lo poco que pedí se me denegó. En fin una catástrofe. Yo estaba en una sala, en urgencias, y mi madre viajó desde otra ciudad para venir a tiempo, y no le dejaron pasar a verme antes de entrar en quirófano ( ya que iba a ser una cesárea finalmente, ya que no dilaté ) Nació mi hija y se la llevaron, sólo pude darle un beso, ni siquiera tocarla porque tenía las manos en cruz en la mesa de quirófano. Se la entregaron a su padre, envuelta en 4 capas, y para nada nos indicaron hacer el piel con piel. Quizás era demasiado chiquitina, o era peligroso por haber nacido justo para no considerarle prematura, no lo sé porque nunca nadie me lo explicó. Mi hija nació las 21 horas y no la vi hasta las 24h que volví a la habitación. Me dijeron que estuvo llorando desconsoladamente porque nadie le alimentó de ninguna forma hasta entonces. La verdad, que lo recuerdo, y se me caen las lágrimas, sólo de pensar que pudo sentirse sola al llegar a este mundo, a pesar de estar con papá y el resto de la familia, (pero sinceramente, nadie tan cercano y conocido como mamá) En fin, en resumen; un desastre.

  • Responder
    Belén
    5 diciembre, 2015 at 7:55 am

    Yo lo llevaba y la comadrona cromañón que me tocó al principio se lo pasó por el forro…

    Si no recuerdo mal lo comento en la carta de queja (y agradecimientos) que nandé a la Corachan y que publiqué en el blog.

    No quería maniobra de kristeller, pero con la epidural puesta y en litotomía N no bajaba. Parecía que lo hacía pero al dejar de empujar y acabar la contracción volvía a subir, con lo que acabo naciendo con kristeller y ayudado de ventosa…

    Como decía en mi post sobre el dolor de parto, ten presente que si solo puedes articular monosílabos entre contracciones estás muy muy a puntito de verle la cara a tu hijo, así q no desfallezcas en ese momento y aguanta!

    Ya queda muy poquito!!!! Muaa!

  • Responder
    liela
    5 diciembre, 2015 at 10:51 am

    Me parece genial que lleves preparado tu plan de parto. Es algo que nos deberían enseñar a elaborar muy conciencudamente. Aunque tú digas tus preferencias, se entiende que en caso de ser necesaria la intervención del criterio de un médico/matrona, tú dejas que ellos tomen decisiones.

    Mi plan de parto fue unas risas. Patético. Sólo pedí cuatro cosas puntuales y ni una se cumplió. Como que ni me cogieron el papel que llevaba -era muy escueto-. A la matrona le faltó reirse en mi cara. En cuanto a que hay puntos muy obvios, ya te digo yo, que en el momento se te pasa por alto TODO. Yo llevaba una vía puesta (para cesárea) y no me paraba a preguntar lo que me estaban metiendo. Según me iba encontrado, le iba diciendo al anestesista, y me iba metiendo lo que fuese.
    Al menos mi experiencia es esa, que se te pueden pasar cosas, por los nervios, la emoción, el desconocimiento… No me informaron de gran cosa. Lo que hice fue pedir el historial médico del parto y averiguar las lagunas que me quedaron (muuuchas). Flipé en colores.

    Por eso me encanta que vayas muy informada y sepas las opciones que hay. Creo que estando al loro de lo que puede pasar, es como se puede tener un buen parto. Tú tranquila, que la información es poder 😉

    Por cierto, lo mismo, tu siguiente entrada ya es contando tu parto jjj. Qué poquito queda, Clara!!
    Ainssss…

    Un abrazo graaaande!!

  • Responder
    Estrella
    8 diciembre, 2015 at 10:55 pm

    Hola preciosa!

    Mi plan de parto fue redactado con mucho amor y sí que me lo respetaron hasta que no pudo ser. Por lo largo que fue el parto, me atendieron 3 matronas (turnos de 12 horas) y cada una vino a charlar conmigo, a tranquilizarme y a comentarme que se me respetaría siempre.

    Y así fue, aunque como sabes, desgraciadamente hubo que mandar a tomar por saco casi todo, porque todo fue jodido. Desde la walking epidural por mi gran dolor, la rotura de bolsa, la oxitocina, tampoco se pudo el piel con piel, y todo lo relativo al expulsivo, episiotomía, cordón y su donación pública…

    Pero estoy contenta porque siempre se intentó, hubo voluntad de cumplirlo y la cara de pena de las tres matronas al tener que irlo revocándolo poco a poco era real. Lucha por tu plan de parto! Se cumplirá, ya verás.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: