Autocuidado Maternidad

Yoga para embarazadas

1 septiembre, 2015

Ya os había dejado caer en algún momento por Twitter, que estaba yendo a clases de yoga para embarazadas.

yoga-embarazadas

Clicar sobre la imagen para ir a la fuente original

Cabe destacar que yo nunca había hecho yoga antes, porque nunca me había atraído ese tipo de ejercicio. Para que os hagáis una idea, lo que yo realmente disfruto es una clase de Body Combat en la que sude como un cerdo y libere adrenalina y endorfinas a partes iguales.

Pero estoy embarazada, y no puedo hacer según qué cosas, así que como es bien sabido que el yoga aporta un montón de beneficios durante el embarazo, que ayuda a que el parto vaya mejor por el tema del suelo pélvico y yo empecé con dolores de espalda hace ya unos meses, decidí probarlo y así hacer alguna actividad de preñada con mi amiga.

No os voy a listar los beneficios que aporta, porque si lo Googleais lo encontráis fácilmente y sería repetir lo que diga en una de las millones de páginas que hay sobre el tema.

Hice una clase de prueba gratuita, me animé y compré un bono de 5 clases. A la tercera ya me había cansado. No me gusta ir a yoga. Ya lo he dicho. Me aburro, siento que no me hace nada, no me noto mejoría en la espalda, y además está lejos de casa. Es un palo, la verdad. Compré el bono por hacer algo durante el verano, pero me supone más esfuerzo ir que no hacerlo. Además, entiendo que el yoga para embarazadas está más limitado que el yoga normal, pero todas las clases, hasta con profesoras diferentes, me parecen iguales. Siempre es lo mismo.

Aún me queda una clase por gastar, y no sé si la haré o directamente pasaré de ella y me apuntaré a la piscina del gimnasio que hay detrás de mi casa. He descubierto que, efectivamente, el yoga no va conmigo, y que lo mío son otro tipo de deportes que ahora no puedo practicar.

No obstante, que mi experiencia no haya sido gratificante, no significa que para algunas de vosotras tampoco lo sea. Os recomiendo que lo probéis, por supuesto. Normalmente la clase de prueba es gratuita, y si os gusta, sigáis con ello.

¿Alguien en la sala que sea una fan total del yoga para embarazadas? ¿Y alguna más que le pase como a mí? Y a las que no estáis embarazadas aún, ¿qué deporte pensáis hacer cuando estéis embarazadas?

  • Responder
    kunamg
    1 septiembre, 2015 at 8:44 am

    Yo soy fan del pilates. Para relajarme necesito mis clases pilateras, no quemo apenas energias, pero me deja con unas ganas de coger la cama jajaja. Lo hacia antes de quedarme embarazada y aun en el primer trimestre, sigo con ellas. Avisé a mi profe por si algun ejercicio era perjudicial, pero de momento voy al ritmo de la clase y a mi me evade de la rutina. Tambien depende mucho de quien te de las clases y el metodo que sigan, como en todo… mi profe es un sol!

  • Responder
    Mai
    1 septiembre, 2015 at 9:04 am

    Pues a mi me pasa como a ti Clara. Yo soy de deportes mas activos como el Spinning, Zumba o Batuka. Probe el yoga pero me produce un sopor tremendo. A los dos minutos de empezar ya estoy bostezando. Relajar me relaja un monton pero tampoco consiste en quedarse dormido, jaja!!! De todos modos estoy deseando volver a mis deportes de bailoteo y adrenalina. Por desgracia la piscina es incompatible con mi piel ya que tengo psoriasis y el abuse del cloro en la piscina cubierta hacen de mi piel una mezcla de rojo y descamación que pica un monton. El embarazo no me permite usar el tratamiento de corticoides…con lo cual…queda descartado.
    Te va bien para espalda a ti?

  • Responder
    Marga
    1 septiembre, 2015 at 9:59 am

    Yo iré a la piscina a mediadios de octubre que hacen un curso para embarazadas. El yoga no me llama la atención la verdad! A ver si luego cumplo lo de la natación que estoy de un vago….

  • Responder
    Una mamá muy feliz
    1 septiembre, 2015 at 10:51 am

    Ufffff yo nunca he hecho yoga pero me da la impresión de que me pasaría como a ti…me aburriría, para eso prefiero pasear.

    Ya nos contarás que tal la piscina.

  • Responder
    La Hobbita
    1 septiembre, 2015 at 11:51 am

    Yo hice pilates una temporada y tampoco me gustó. Lo acabé dejando. El yoga lo hizo mi madre porque se empeñó en que eso relajaba y al final volvía a casa estresadísima porque ‘en ciertas posturas parece que se me van a escapar los pedos’. Así que también lo dejó. Yo soy más acuática. De hecho, esta semana voy a preguntar por el curso de natación para embarazadas, jiji.

    Un saludo 🙂

  • Responder
    una mami alternativa
    1 septiembre, 2015 at 2:51 pm

    Yo hice zumba hasta los 5 meses casi 6. La matrona me dijo que si no hacía el loco, podía seguir haciéndolo, así que fue un gustazo! Ahora lo echo de menos, en cuanto Bebé Alternativo me dé un poco de tregua con la teta, vuelvo!!!

  • Responder
    Un niño va a nacer
    1 septiembre, 2015 at 4:10 pm

    Yo creo que tampoco me gustaría, no tengo paciencia pra esas cosas. Creo que optaría por la piscina. Al menos te mueves, ejercitas y te sientes ligera 😉

  • Responder
    nosoyunadramamama
    1 septiembre, 2015 at 6:37 pm

    jajaja, me estoy acordando del día que hice una clase de prueba, embarazada de 7 meses, y casi me quedo sobada, quñe vergüenza!!! Nunca más, al siguiente día probé el zumba y hasta que parí, jajaja

  • Responder
    Miriam
    1 septiembre, 2015 at 8:16 pm

    Hola!!
    A mi encanta lo hice durante un año y medio y ahora llevo 1 mes haciendo el adaptado para embarazadas.
    Cuando empece me pasaba como a ti pero hacen falta unos meses para engancharte y después estas deseando ir.
    Es verdad q el yoga para embarazadas es más suave pero lo mas importante es lo q el yoga te aporta a nivel emocional ,como aprender a respirar para controlar el dolor ,preparar el suelo pelvico y lo q más me gusta… conectar con mi bebe.
    Yo t animo a q no lo dejes y le des otra oprtunidad aunque también entiendo q si esta muy lejos de tu casa te cueste mas

  • Responder
    Martuki
    1 septiembre, 2015 at 9:55 pm

    Hola. Yo estoy de 24 semanas y mañana empiezo con las clases de aquagym para embarazadas, 2 horitas a la semana. Yo soy más de deportes de agua. Ya te diré que tal la experiencia y si se nota algún beneficio.

  • Responder
    tuamadridyyoabarcelona
    1 septiembre, 2015 at 11:19 pm

    Pues yo no soy de nada… Odio hacer deporte con toda mi alma, pero me obligo porque cada vez los años pesan más 😉 para mi es imprescindible que esté cerca de casa, porque si tengo que salir media hora antes, coger el coche, dar la clase, coger el coche y a casa, es que me da una pereza… Eso sí, luego cuando estoy allí lo disfruto mucho pero me cuesta mentalizarme…
    Yo he hecho Yoga y Pilates en maquinas y mis profes nos metian mucha caña, pero claro, todo depende del metodo y la profe.
    Este mes voy a empezar con Zumba, a ver qué tal 🙂

  • Responder
    Segundos Pasos
    1 septiembre, 2015 at 11:22 pm

    yo hice yoga y te voy a ser sincera, empezó no gustándome, pasó a gustarme y acabé cogiéndole una manía a la profesora… si es verdad que yo llegaba de trabajar, con la barrigota, estresada,… y ella hacía todo lo posible para que nos relajaramos pero yo estaba tan activa que me ponía más nerviosa… lo volveré a intentar!

  • Responder
    Nieves
    1 septiembre, 2015 at 11:37 pm

    Hola Clara,

    Yo hice natación para embarazadas, largos y más largos de piscina para fortalecer la musculatura pélvica. Tuve la suerte de que la preparación al parto fue en agua siguiendo el método AIPAP y me vino genial, mucho ejercicio, abdominales, pequeñas carreras y estiramientos. Al final conseguí una resistencia y una fuerza que me vino genial en el parto.

  • Responder
    Patricia
    1 septiembre, 2015 at 11:49 pm

    Yo hice yoga y me encantó, ahora que la profe era super hippy y nos hacía bailar canciones hippys, lo pasaba bien!

  • Responder
    bellablackcrews
    4 septiembre, 2015 at 7:23 pm

    Jooo yo miré para hacer yoga o natación pero vivo en un pueblo de montaña y el pueblo mas cercano solo hace clases por la mañana y no hay forma de bajar así que estoy confinada en casa porque encima vivo en lo alto de una cuesta y no puedo salir ya que mi pareja me ha de subir la cuesta en coche y cuando llega es de noche porque hace horario partido. Lo dicho sedentaria a mas no poder. Miedo me da el día del parto.

Responder a Mai Cancela la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: