Instagram

Follow Me!

Explorar

cojín de lactancia

Embarazo

Cojín de lactancia durante el embarazo

25 agosto, 2015

Hace aproximadamente un mes que me compré mi cojín de lactancia. Yo había escuchado las experiencias de otras chicas, y sabía que podría aliviarme a la hora de dormir.

Mis noches empezaron a ser incómodas cuando mi barriga apenas era prominente, pero a raíz de mis problemas de espalda, yo sabía que tenía que hacer algo para sobrellevar el sueño lo mejor posible.

Decidí que invertiría en un cojín de lactancia, que me sirviese para enroscarme en él por las noches y para cuando llegase Bichito, nos ayudase en diferentes posturas para la lactancia. Porque yo quiero dar teta. Ya hablaremos de esto otro día.

El caso es que me lancé a la web y flipé con la cantidad de cojines que había. ¿Cuál elegiría? ¿Qué tamaño tenía que tener? ¿Y si el relleno no me gustaba?

Después de varias semanas pensándomelo (yo soy así para todo, eso de comprar de forma compulsiva hace tiempo que dejó de ir conmigo), me decidí por uno.

Lo único que no me gustó es que en la descripción de Amazon dice que es de bolas de fibra hueca, y eso no es así. Es simplemente de relleno de fibra de cojín de toda la vida. Y tampoco mide 1,90m, debe medir 1,70m aproximadamente.

Lo que más me gustó, es que es muy mullido, y muy cómodo. Tan cómodo que en cuanto me despisto veo que es maridín el que está enroscado en el cojín y se lo tengo que quitar porque ¡es mío!

Aunque le tengo un odio profundo a este personaje, le llamamos cariñosamente Winnie. Y digo cariñosamente porque a pesar de lo feo que es, es genial. Creo que fue una muy buena compra a la que le estoy sacando mucho partido y a la que le sacaré mucho más cuando llegue el rey de la casa.

Así que si os ronda por la cabeza haceros con uno, yo os digo que lo hagáis. Lo vais a agradecer muchísimo. Y ahora que el verano ya está terminando, mucho mejor, porque en la ola de calor que hubo en julio era imposible abrazarse a él.

Si queréis, para ayudar a las indecisas, podéis dejar en los comentarios vuestras experiencias con los cojines de lactancia que hayáis tenido y dónde los habéis comprado.

¡Contádmelo todo!