Instagram

Follow Me!

Maternidad

La suciedad de mi casa

24 octubre, 2016

Hace meses os contaba que no me daba la vida para dedicarle tiempo a mi casa y que había aprendido a no agobiarme por la suciedad.

Esa aparente calma desapareció cuando yo volví al trabajo en septiembre.

limpieza hogar

Antes aprovechaba las siestas de Bichito para ir limpiando cosas y aunque no lo hacía en profundidad, mantenía el piso decente.

Ni a eso llegaba cuando empecé a currar, ya que entre semana estoy sola hasta las 19h con Bichito que ya ha dormido sus dos siestas en la guarde, y me toca jugar, baño y a dormir. Y en fin de semana queremos tocarnos el higo, o simplemente estar juntos.

Finalmente decidimos buscar a alguien que viniese a limpiar cada dos semanas. Entre medias iríamos manteniendo nosotros y, con eso y el Roomba, haríamos.

Encontramos a una mujer muy maja que vendría cada dos miércoles 3 horas, y vino por primera vez la semana pasada.

Me sentí muy violenta viendo como una desconocida tocaba mis cosas y una amiga me dijo que la primera vez es normal, que luego ya te acostumbras.

El caso es que la tía empezó pim pam. Pasó aspirador, quitó polvo, limpió cristales, los dos baños con su mampara del horror, la cocina con la campana incluida, hizo camas (algo q se ve poco por aquí), etc. Vamos, que las tres horas fueron gloria bendita para este piso y ese dinero, mejor gastado imposible.

Ahora simplemente vivo feliz viendo los baños limpios. Feliz sabiendo que aunque no los vea porque hay estores, los cristales son transparentes y no opacos. Feliz porque sé que en la estantería más alta del comedor a la que sólo llego con escalera, no hay polvo (esta mujer es altísima y llegaba tranquilamente).

Creo que es una inversión increíble, que va a reducir disputas matrimoniales y va a mejorar nuestra paz mental.

Si por mi fuera, vendría cada semana, pero de momento el consejo familiar ha decidido que será cada 15 días. Y ya me va bien. Es una de las mejores decisiones que hemos tomado respecto a nuestro nuevo ritmo de vida.

Y vosotras, ¿qué opináis de que venga alguien a ayudaros a limpiar vuestra casa?

  • Responder
    Rocio
    24 octubre, 2016 at 8:34 am

    Hola!! nosotros tambien tenemos una chica en casa y es el dinero mejor invertido de mi vida!! a nosotros nos viene 4 horas a la semana y yo no tengo que preocuparme de limpiar, solo de recoger un poco y mantener ordenado, hasta plancha de vez en cuando!!! desde luego yo lo recomiendo 100% porque te quita mucho agobio y stress

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:02 am

      De momento estoy encantada. Este miércoles vuelve otra vez y casi no veo sucia mi casa… de momento creo que cada 15 días es perfecto!

  • Responder
    Emprendiendo desde el Pueblo
    24 octubre, 2016 at 9:00 am

    Nosotros cuando estuvimos en Madrid venía una chica cada tambien a ayudarnos. Empezó muy bien, pero luego dijo que nuestro perrete le daba miedo por que la seguía por casa y la miraba(claro es un perro). Así que para que estuviera más tranquila dejabamos a Duna en una habitación. La pobre perra sw volvía loca cerrada! Así que decidimos que dejara de venir, la casa muy limpia pero el pobre perro atacaito de los nervios! Después de la experiencia se nos fueron las ganas?. Entre los niños y el perro cotilleja teniamos y tenemos la casa que da miedo!?

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:02 am

      jaja! mi perra también molesta a la chica esta y tengo que atarla a una puerta lejos de ella. Sobre todo para que no le pise el suelo fregado…

  • Responder
    Lorena
    24 octubre, 2016 at 9:17 am

    jajaja, nunca antes mejor dicho: reducir disputas matrimoniales !!!
    Lo mismo hago yo desde hace ya 5 años, viene una chica cada 15 días … pero ahora que tengo otra nena de 9 meses ( tengo otra de 3 años), pues nos estamos planteando llamarla cada semana… con dos niñas en casa. ya no dura todo los 15 días como antes…… ya seria maravilloso, que se encargara de la ropa no??
    como dices tu, es le dinero mejor invertido…
    Un abrazo Laura-

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:03 am

      Estamos muy felices de la decisión. En dos semanas no hemos hablado de limpieza ni yo me he sentido ofendida/cabreada porque haya algo sucio y no se haga nada al respecto, así que, MARAVILLOSO

  • Responder
    Carolina mamá ríe
    24 octubre, 2016 at 9:18 am

    A mi me entró la paz mental cuando mi rubio empezó a moverse por su cuenta, tenía que ir detrás de él como una posesa y veía que mi orden y limpieza enfermiza no se podía mantener. Entré en estado zen, empecé a echármelo todo a la espalda y a mirar para otro lado…sí porque sino me daba un infarto. Aun así a veces hiperventilo un poco.
    Por cierto, yo también tengo una mampara del horror…me ducho con los ojos cerrados 😉

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:05 am

      JAJAJAJA! la mampara del horror, pero que bonita es cuando está limpia y reluciente, eh? jajaja!

  • Responder
    Vidaconuve
    24 octubre, 2016 at 9:24 am

    12 días tardamos C y yo en contratar a alguien cuando nos fuimos a vivir juntos, no te digo más. Por suerte, es la misma persona que limpia ahora nuestro hogar (4 casas nos ha conocido ya) y para mí es como internet, ni de coña recorto por ahí jajaja

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:05 am

      Ya ves. Supongo que una vez te acostumbras es lo que hay… Yo ya llevo un mes sin limpiar baños y que quieres que te diga, no me veo volviendolos a limpiar nunca ajajajaja

  • Responder
    Adriana
    24 octubre, 2016 at 9:25 am

    Opino que, para quien se lo pueda permitir, es una de las partidas familiares mejor invertidas.
    Nosotros empezamos con una persona que venía un día en semana a limpiar y planchar (cuando no teníamos niños) Trabajábamos los dos todo el día, y cuando no trabajábamos, solo queríamos divertirnos. jajaja.
    Luego pasamos a dos días en semana, cuando tuvimos la primera. Ella estaba todo el día por el suelo y yo me ponía enferma viendo que llevaba pelusas en la ropa, o que se bañaba o comía en sitios que para mi no estaban limpios del todo!
    Con el bebé número dos, yo ya ví que lo que quería era estar por las tardes con ellos, y no limpiando, poniendo lavadoras o planchando (que mira que hay que poner lavadoras en una familia de 5). Que la reducción de jornada no era para dejarlos en casa encerrados mientras yo limpiaba baños. Y como tenemos la gran suerte de podérnoslo permitir, y encima estamos sin familia cerca que nos pueda echar una mano cuando alguno cae malo, pues desde entonces tenemos a una persona todos los días, que nos ayuda con los temas de la casa, y puntualmente cuida de los peques.
    Y la verdad es que irte por la mañana dejando la casa de zafarrancho, y volver del trabajo, cole y guarde, y encontrarte todo limpio y ordenado, es una gozada, qué quieres que te diga.

    En fin, yo por supuesto no lo veo algo imprescidible, pero sí que facilita muchísimo la vida, que ya de por si trabajando y con niños es complicada. Prefiero quitarme de otras cosas y poder desentenderme de la casa y tener la tarde para jugar con los peques.

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:08 am

      Pues si. Si te lo puedes permitir, por qué no. Al final se trata de darle prioridad a estar con tu familia y creo que eso es muy muy valioso.

  • Responder
    VIR - con Vega desde mayo
    24 octubre, 2016 at 9:40 am

    Es el dinero mejor gastado! Yo igual, una vez cada dos semanas y plancha. Con la peque se ve aún más la suciedad. Antes parece que el polvo y las pelusas no las veía tanto… Aun con la chica, hay que hacer tantas cosas, entre lavadoras, platos, compras, bebé, trabajar, vivir… Q vamos, muy contenta. Y la chumba (roomba china) que viene de camino.

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:09 am

      La chumba..jajajaja! me encanta! a mi se me olvida hasta encenderla…jajaja!

  • Responder
    Mai
    24 octubre, 2016 at 10:21 am

    Yo soy muy reticente a meter a nadie en casa. Ya sea para limpiar o para cuidar al niño. Vuelvo a trabajar esta semana. No se como nos apañaremos

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:10 am

      Yo también lo era, hasta que he visto que no llego a todo y que prefiero estar con Bichito antes que estar limpiando un sábado por la mañana… ya me dirás, ya!

  • Responder
    La Hobbita
    24 octubre, 2016 at 10:27 am

    Yo vivo mejor desde q tenemos asistenta. Una maravilla y, efectivamente, fin de conflictos matrimoniales.

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:11 am

      jajaja! lo que te ahorras en terapia de pareja se lo pagas a la de la limpieza xD

  • Responder
    catalanobavara
    24 octubre, 2016 at 10:38 am

    Nosotros empezamos con ayuda domestica cuando nacio el segundo…y deberiamos haber empezado antes! Menos disputas y vivimos mas felices. Nos viene una vez por semana 2 horas y son los 20 euros mejor invertidos!!

  • Responder
    Maite
    24 octubre, 2016 at 11:07 am

    A mí me pasaba exactamente igual que a ti. Soy muy celosa de mi intimidad y mis cosas. Pero es cierto que la necesidad hace que te adaptes a lo que sea. A día de hoy es nuestra mejor inversión. En un hogar donde hay niños y ambos padres trabajan es algo vital. Como bien dices el que las cosas estén bien, que cuando llegues a casa te encuentres un hogar confortable y que el poco tiempo libre del que dispones puedas dedicarlo a disfrutar de tu familia o de ratos para ti, es un lujo que vale la pena buscar. Disminuye el malestar, las peleas, los reproches y aumenta la calidad de vida. Prefiero apretarme el cinturón de otros caprichos e invertir en esto sin duda. Nosotros con el tiempo hemos ido aumentando el número de horas y genial! Si das con alguien de tu confianza y que te ofrece un buen servicio es una gozada. Así que creo que habéis tomado una magnífica decisión!

  • Responder
    Mar
    24 octubre, 2016 at 11:23 am

    Hola!! Bien hecho!! durante el embarazo venía una chica cada 15 días también. Me limpiaba toda la casa y me quedaba super feliz. Lo que pasa que vivo al lado del campo, y además tengo dos perros (uno de ellos suelta pelos a mansalva…) y a pesar de que están casi siempre en el patio, (en un espacio preparado para ellos, con una caseta enorme y protedigos del frío, lluvia y demás.) La casa siempre está llena de pelos y tierra del campo… un horror vamos. La casa me dura limpia el día que viene la chica y con suerte un par de días más. Intentaba mantenerlo pero en mi casa hay que limpiar un día sí y otro casi… y al final decidimos que lo haríamos nosotroa como pudiéramos porque le pagábamos a la chica y no nos lucía… en fin, que ahora con el peque estoy aprendiendo a mirar para otro lado. Veremos cuando empiece a gatear… bss

  • Responder
    Virginia
    24 octubre, 2016 at 11:43 am

    Es el dinero mejor invertido… Y si añades una horita más y le da tiempo a planchar, ni te cuento…

  • Responder
    MamadeCarlota
    24 octubre, 2016 at 7:26 pm

    Pues me parece súper buena decisión, a mí no me da la vida porque mi peque se echa pocas siestas durante el día y el rato que se la echa me da tiempo a comer y ducharme y poco más. Y no te digo planchar, etc. para las comidas tiro un montón de horno.Como te entiendo. Por cierto, la roomba es un inventazo.

  • Responder
    Yderepentesomos3
    24 octubre, 2016 at 8:16 pm

    Pues mira yo tuve a una mujer, venía un viernes si y uno no, entrabas a casa y daba gloria verla, aunque habia detalles q no limpiaba y no me acababa de matar, asi q entre que no me mataba, que el dia anterior yo me daba un palizón a recoger y que a las dos horas la niña me tiraba un vaso de lo que sea al suelo y mi salón parecia no se que de tanta cosa por el suelo decidí después de varias semanas q no me salia a cuenta!

  • Responder
    Nazareth
    30 octubre, 2016 at 5:46 pm

    Pures nosotros tenemos dos peques, así que imagínate el estado de la casa… Si viene sanidad nos la clausura! Ja, ja, ja. Tenemos que echar números, pero mi marido y yo ya hemos hablado varias veces de meter a alguien que haga de vez en cuando una limpieza a fondo y nosotros vamos haciendo el mantenimiento diario.

    Un saludo

    https://nadiemelodijoblog.wordpress.com/

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      31 octubre, 2016 at 11:27 am

      Pues eso mismo estamos haciendo nosotros. Por lo menos lo gordo (baños y cocina) jejeje.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: