Etiquetas

niño

pañal
Maternidad

Quitar el pañal a un niño de 2 años

Siempre creí que una edad adecuada para retirar el pañal era entre los 2 y los 3 años, y en verano, por eso de que si se mojan no pasen excesivo frío. Además, me consta que al empezar P3 ya no han de llevar pañal, por lo que en el caso de Bichito, la edad límite serían los 2 años y medio.

No obstante, dadas nuestras circunstancias, parece que la operación pañal va a empezar antes y ahora te explico por qué.

Seguir leyendo

Maternidad

Mi bebé de 15 meses

Qué el tiempo pasa volando no es una novedad. Es una coletilla que estoy harta de escuchar, la verdad, pero estos últimos días me la estoy repitiendo constantemente y es que, casi tengo más niño que bebé.

Los 15 meses de Bichito están siendo muy especiales.

bebe-15-meses

Seguir leyendo

Embarazo

El sexo de Bolita

Quizás muchos lo sepáis ya porque no me pude aguantar y lo compartí por Twitter el mismo día que me enteré…

¡pero sí! ¡Bolita es un niño!

Me enteré a raíz de recibir los resultados del Test Harmony, que sobra decir que los riesgos para los 3 síndromes son bajísimos, por eso no os he dicho nada más, pero cuando leí “feto masculino” me invadió un nosequequeseyo y grité en alto “¡¡¡voy a tener un niño!!!”

Mucha gente me había estado preguntando qué prefería, si niño o niña, y yo siempre respondía que me daba igual. Y es que realmente, ME DABA IGUAL. Creo que ambos sexos tienen sus cosas chulas, y tuve muy claro desde el principio que fuese lo que fuese, me haría muchísima ilusión.

Lo que sí que había pasado, es que yo había soñado con un niño más de una vez. Así que quizás por eso yo lo tenía visualizado como niño. ¡Y no me he equivocado!

Ahora me preguntan si “¿es lo que querías?” y yo sigo repitiendo que me daba igual, pero que me encanta la idea de tener un principito en casa, un niño de su mamá 🙂

El nombre lo teníamos decidido desde que comenzamos la búsqueda prácticamente, pero es muy probable que guarde el anonimato de mi niño, igual que lo hago conmigo y con maridín. Solo daré una pista: en la #infertilpandy habrá más de uno que se llame así, y es que, ¡están saliendo todo niños! ¡Qué vivan las pililas!

Estamos super contentos, llamarle por su nombre es una pasada, y parece que es un poquito más real. Empiezo a proyectar momentos con Bolita y se me cae la lágrima de la emoción.

No os podéis imaginar lo afortunada que me siento después de todo. A pesar de los baches, de los esfuerzos, de las lágrimas derramadas, de la desesperanza, de la desilusión… sé que soy muy afortunada y cada mañana doy gracias al universo por tener a Bolita creciendo dentro de mí, y solo deseo que algún día desaparezca la cruel infertilidad.

Me encuentro tan bien que a ratos se me olvida, pero entonces me siento la barrigota que me ha salido y es en plan “uy, es verdad, ¡si estoy embarazada!” y vuelven los lloros.

¿Alguien de la sala prefiere un sexo a otro? ¿o se puso triste al saber que el sexo de su futuro hijo no era el esperado? ¡Contadme lo que penséis!