Instagram Slider

  • REMEMBER Estaba buscando alguna foto de mi adolescencia para hacerhellip
  • Zombie El da que decido tomarme libre de descanso yhellip
  • SUNDAY El fin de semana no ha ido en absolutohellip
  • Lifes hard Desde luego no puedo ganarme la vida comohellip
  • Back to the sun Hoy recupero foto familiar del veranohellip
  • La hora de la cena Hoy nos ha llegado estehellip
  • Flashback Tenis hasta las 16h para ver mis stories quehellip
  • Sbado slow Necesitaba un da sin horarios en que porhellip
  • Night night No soporto que factores externos me saquen dehellip
  • A cozy fall No soy una gran fan del otoohellip
Miscelánea

Soy sonámbula

15 abril, 2015

El otro día en Twitter, comentando alguno de mis episodios de sonambulismo, alguien me dijo que lo contase en el blog.

Y aunque creáis que este tema no tenga mucho que ver con la búsqueda del embarazo, indirectamente si que está relacionado, porque el sonambulismo se acentúa con el estrés, y precisamente la infertilidad nos regala mucho, muchísimo estrés. Así que os haré reír un rato, porque es inevitable, la verdad.

Siempre he sido sonámbula. Normalmente el sonambulismo desaparece en la adolescencia, o en la edad adulta, pero a mí no me ha abandonado. Y no me refiero a hablar por las noches, que eso es casi pan de cada día, sino a levantarme y hacer cosas con los ojos totalmente abiertos y sin ser consciente.

Tengo algunas anécdotas de cuando era pequeña, como que mi madre al ir a acostarse me vio “corriendo” encima de la cama, es decir, haciendo el gesto de correr pero sin moverme del sitio. U otra anécdota muy graciosa que me pasó con mi tío.

Mi tío y yo nos llevamos 6 años, y de pequeños éramos como hermanos. Cuando iba de vacaciones a casa de mi abuela, dormía en su habitación, porque él tenía dos camas. Yo debía tener unos 10 años, él 16, y volvió una noche sobre las 12. Mi madre estaba en el salón viendo la tele, y mi tío, entró y se sentó al borde de su cama para desvestirse, mirando hacia mí.

Dice que cuando se agachó a desabrocharse los zapatos y volvió a incorporarse, yo estaba sentada en la cama mirándole fijamente, con los ojos abiertos como platos.

Mi tío, que era un miedica, se fue corriendo al salón, y le dijo a mi madre muy asustado “quítamela de ahí eh! que le doy una ostia!” Mi madre riéndose vino a verme, pero yo ya me había vuelto a acostar. “Ves, ya se ha dormido, si ya sabes como es, no te asustes”.

Cuando volvió a su cama para seguir poniéndose el pijama, al quitarse la camiseta y volver a recuperar visión, volvió a verme a mí, mirándole fijamente otra vez. Volvió al salón a chivarse a mi madre, que o me cambiaba de habitación o me daba una patada. Después de que mi madre se riese de él otra vez, yo volví a acostarme y aquella noche no di más guerra.

Otro verano en casa de mi abuela, pasé la noche entera paseando por el pasillo, y cuando mi abuela me preguntaba a dónde iba, yo le respondía, “al parque”. Cuando me decía que me acostase yo lo hacía, pero al rato se ve que volvía a levantarme. Mi abuela al día siguiente de noches movidas siempre me decía “ay niña, vaya noche me has dado”.

Y de pequeña, multitud de anécdotas más.

Ya de adulta, ha ido más por épocas de estrés. Exámenes, presentación de proyectos, búsqueda de empleo, y sobre todo, la infertilidad.

En mi época universitaria me desperté un día con medio cuerpo fuera de la ventana. El camión de la basura estaba pasando y a mí siempre me ha fascinado verlo (que cosas, no?). Me di cuenta de que aquello podía ser peligroso y parece que al admitirlo, no volví a repetirlo. Igual que cuando pasé unos días muy cansada, que pensaba “qué estaré haciendo por las noches para que me duelan tanto las piernas?”. A los dos días me desperté, quieta, de pie, en medio de la habitación. Y enseguida lo supe. ¡Había estado durmiendo de pie muchos días!

Alguna vez en mitad de noche he empezado a coger a maridín fuerte, “cuidadoooo! que te caes al agua!!!” El pobre se cagaba de miedo, y yo, de mis propios gritos me despertaba.

Pero si me despierto en mitad de un episodio, aunque ya esté despierta, sigo haciendo la acción que empecé dormida, y me cuesta muchísimo encontrarle sentido a lo que hago. Es una situación de mucha desorientación y según lo que esté haciendo, muy angustiosa.

Últimamente, y antes de que descongelasen a Bolita, tuve dos o tres días seguidos que me despertaba medio gritando “las pastillas, las pastillaaaaaaas”. Y abría cajones, uno tras otro. Incluso ya despierta, pensaba “me falta por tomarme una pastilla, no sé cuál es, ¿cómo voy a acordarme? ¿dónde estarán?”

Maridín se despertaba y me preguntaba:

– ¿Te has tomado el Eutirox?

– Si.

– ¿Te has tomado el Femibion?

– Si.

– ¿La L-arginina?

– También.

– ¿Te toca cambiarte los parches?

– No.

– ¿Te pusiste la progesterona anoche?

– Si.

– ¿Entonces que falta?

– ¡¡¡No lo sé pero falta algooo!!!

Y esto acompañado de una subida repentina de pulsaciones y susto en el cuerpo. Este pasado domingo, precisamente, me desperté de la siesta igual. Llegué al salón, buscando algo y maridín me preguntó “estás despierta o dormida” y le respondí “no lo sé, estoy buscando las pastillas”. ¡Ja ja ja! Me río, pero cuando me pasa me quedo con un mal rollo en el cuerpo…

Hace no mucho también me desperté con un plato encima de la mesilla de noche. Al parecer, había ido hasta la cocina, cogido un plato y puesto mi móvil encima. Seguí durmiendo tranquilamente y al día siguiente maridín me dijo “sí, anoche estuviste de paseo”.

Y precisamente, el otro día, preocupada porque estos episodios pudieran afectar a Bolita, leí que el sonambulismo se acentúa en el embarazo, así que lo llevo claro.

En casa ya tenemos la norma de que, cuando yo me voy a dormir, está totalmente prohibido cualquier ruido que pueda desencadenar un nuevo episodio, y hacía ya una semana que no me pasaba, hasta este domingo. ¿Cuando será el próximo?

¿Alguien en la sala que sea sonámbulo? ¿Alguna anécdota graciosa?

  • Responder
    yademasmama
    15 abril, 2015 at 8:57 am

    Madre mía, qué historias, son tremendas. Yo soy un poco sonámbula: hablar, tener sueños muy reales, despertar sentada en la cama o en el suelo… Pero la verdad es que hace muchísimo que no me pasa. Tus historias son tremendas, vaya papelón el de tu pareja, jaja. A mí se me acentuó mucho en los primeros meses de vida de mi hijo, una época muy estresante para mí. La falta de sueño, un parto traumático, el sentirme sobrepasada… Aparecía cogiendo bultos de edredón creyendo que era mi bebé y que le pasaban cosas horribles. Unas pesadillas angustiosas… Espero que no te pase a ti en ese momento.

  • Responder
    bollitoalhorno
    15 abril, 2015 at 9:13 am

    Aiaiaiai!! Que me meo de la risa! La verdad es que es gracioso visto desde fuera aunque cuando estas ahí me imagino la desorientación y la angustia.
    A mi de pequeña lo que recuerdo más parecido fue una vez que fuimos a ver a mis tíos y primos a Cáceres. Un día entramos en un bar y al salir (tal vez también al entrar, no lo recuerdo) vi a un hombre en silla de ruedas con un perrito salchicha. A mi me fascinaban los perros salchicha y cualquier perro en general. Siempre que veía uno tenía que agacharme a manosearlo pero con ese no lo hice y no se por qué. Pues se ve que se me quedó la espinita clavada y esa noche cuando ya todos dormíamos yo me “desperté” y me pasé un buen rato acariciando al perro sentada en la cama. Mi prima al final me despertó y me mandó a estirarme otra vez y ahí se acabo mi idilio con aquel perro salchicha tan precioso. Otra cosa relacionada que me ha pasado muuuuchas veces es morirme de la risa durmiendo y hasta aplaudir, jajajaj! Me despierto del dolor de mandíbula o por algún codazo de mi chico pero soy incapaz de parar cuando ya estoy consciente!
    Otra anécdota divertida y ya termino! Tuve una compañera de piso que se levantaba por las noches, cogía la lechuga de la nevera y unas bolsas de supermercado, se lo llevaba todo al sofá, despiezaba la lechuga y arrugaba las bolsas haciendo ruido. La primera vez me levanté y aluciné porque ella encima ni me contestaba ni nada y al final entendí que estaba sonámbula y la mandé a la cama. Fue obediente y no se levantó mas. Las siguientes noches ya ni me molesté en ir a buscarla. A la mañana siguiente lo recogíamos todo y ya está, je je. La pobre no se creía que ella hiciera eso ?

  • Responder
    peinetapintxosymimonillo
    15 abril, 2015 at 9:20 am

    Yo una noche me sente en la cama, desperté al gorila le comenté no sé qué…el decía que hablaba super normal y cuando menos se lo esperaba le arré un gancho de derecha y al instante me quede frita sin más…..sonambula y ostiadora ahí lo dejo.

    besos

  • Responder
    nosoyunadramamama
    15 abril, 2015 at 9:25 am

    Madre miaaaaaa!!! Y mira q yo de vez en cdo hablo en sueños.. jo, mi hermano tuvo algunos episodios y un dia se levantó e hizo pis en la habitación, es tremendo hacer cosas sin enterarte!!!

  • Responder
    MontseMontse
    15 abril, 2015 at 9:27 am

    Jajaja yo creo que te temería como tu primo, ¡me parto! Pues no me ha pasado más allá de hablar algo o despertar sobresaltada sin saber qué hago, casi siempre por estrés, como dices… pero mira, el otro día me cagué porque teníamos a la niña (tiene ahora 21 meses) en la cama con nosotros y de repente se puso a llorar sin ton ni son y sin calmarse… y mi marido me aseguró que es que estaba dormida, de hecho se calló de pronto y siguió como si nada… lo pongo en cuarentena, porque como empiece a ser sonámbula, antes de los dos años y me dé la misma vida que tú, ¡la que me espera! jajajaja. Un beso

  • Responder
    Mari
    15 abril, 2015 at 9:34 am

    Jajaja buenas anecdotas pero la verdad es que para ti debe ser bastante molesto. Yo me levante un par de veces de pequeña pero ya esta nunca mas me volvio a pasar.
    Bsss

  • Responder
    annalunalunera
    15 abril, 2015 at 10:34 am

    Yo fui sonámbula pero efectivamente se me quitó al acabar la adolescencia. Mr Rood en cambio lo es y le pasa las tuyas, cuando se despierta en medio se queda como en un estado raro en que le cuesta distinguir aún la realidad, o no puede controlar del todo sus actos. No llega a levantarse de la cama (hace años no lo hace, antes sí), pero se sienta, me mueve, y mantiene conversaciones curiosas, divertidas o acojonantes conmigo. Luego me río pero siempre hay un momento de acojone total. Es capaz de decirme “no, no estoy dormido” y seguir con sus argumentos del palo “hay que poner los limones en la lavadora en ciclo largo” como si fuera consciente de lo que dice y como si fuera yo la tontaina que no entiende!

    La peor de todas fue un día, pasada la medianoche… se sienta, me mira, me hace gesto como de que haga silencio y se queda mirando fijo a un punto. Yo no me di cuenta en ese momento que estaba dormido. Tras varios segundos señala hacia el punto y me dice muy bajito “¿lo estás viendo?” y yo ¿qué? y él “¿No lo ves? Mira… ¿lo ves?”. Te puedes imaginar que -con perdón- me cagué por la pata abajo, siendo como es que creo que cuanta cosa rara puedas imaginar. Finalmente lo desperté porque estaba a puntito del infarto y él, por supuesto, no entendió nunca mi arranque de histeria y el que le despertara 😀 😀 :D.

  • Responder
    marifififi
    15 abril, 2015 at 10:44 am

    Jajaja, que bien sientan unas risas de mañana temprano. Me encanta lo de “quítamela de ahí eh! que le doy una ostia!”, pobrecillo, la verdad es que debe dar mucha impresión. Yo me río porque a mi hermano le pasa lo mismo y estoy muy acostumbrada a esos episodios, pero si que es cierto que él a veces lo pasaba fatal también. Muchos besitos para bolita y para tí (y para el pobre que duerme a tu lado que se debe llevar cada susto…)

  • Responder
    matronaonline
    15 abril, 2015 at 11:02 am

    jajajajaja cuando era pequeña una noche me desperté con mi hermana mirándome fijamente, vaya susto me llevé! pero fue sólo esa vez. Por si quieres cotillear sobre el tema, eso que te pasa cuando despiertas y sigues haciendo lo que hacías dormida se llama alucinación hipnopómpica. No tiene relevancia en temas de salud, ni es bueno, ni es malo, simplemente a algunas personas les pasa 😉

  • Responder
    Sra. X
    15 abril, 2015 at 11:37 am

    Jajaja chica si es que te dan para escribir un libro!! Pero que miedo lo de la ventana! Y vaya tela lo de dormir de pie, que cansancio!!
    Yo he sido (no puedo decir si he dejado de serlo) sonámbula, aunque no tan bestia. Pero, a parte de hablar que si lo sigo haciendo algunas veces, de pequeña y de joven si que me levantaba de paseito jeje. Buscando cosas, para jugar, para rezar!!!…mi padre también es sonámbulo y hemos llegado a tener discusiones los dos dormidos sin enterarnos jaja porque mi madre al día siguiente nos lo explicaba, que si no ni idea. A mí normalmente cuando mi madre me veía sonámbula y me decía que me fuera a la cama yo le pedía un vaso de agua y a dormir tan ricamente. Mi hermana siempre se lamenta de no haber podido sacarme más información en mis charletas nocturnas jaja.
    Tiene su parte divertida, pero tiene que ser muy angustioso levantarse en medio de una situación así. Yo siempre me volvía a dormir y nunca me ha supuesto un problema.
    Te da para una sección esto del sonambulismo jajaja Besos!

  • Responder
    Ita95
    15 abril, 2015 at 11:48 am

    Jajaja, me he reído mucho con tus historias y me recuerda mucho a mi cuando era peque! Ahora ya no me pasa pero antes cada dos por tres me levantaba. La peor…una noche q estaban mis padres viendo la tele en el salón y yo pase tan tranquila por delante y fui a la cocina, mi madre que ya sabia de que iba la cosa me siguió, abrí el armario y saqué el cubo de la basura y mas ancha que ancha…me baje los pantalones y mi madre -“pero que haces”
    -Pues que voy a hacer??no me dejáis ni mear tranquila!!”
    Afortunadamente mi madre no me dejo continuar pero si no llega a aparecer….me hago pis en el cubo de la basura…

  • Responder
    pequeboom
    15 abril, 2015 at 11:49 am

    Tremendo! He alucinado.
    Yo la verdad es que nada de nada, qué rollo!!!

  • Responder
    cristinuki78
    15 abril, 2015 at 11:53 am

    Yo lo mas divertido que conozco es el caso que contaba una compi de piso hace años. Su novio y el hermano de su novio eran sonámbulos y hubo una noche en que uno soñaba que la casa estaba en llamas y el otro en sueños y por los gritos del hermano debió entrar en el mismo sueño. Imaginaos el susto de la novia que la coge uno de ellos en brazos y el otro abriendo la ventana para sacarles de allí. Menos mal que era un chalet y no había altura!!
    Mi hermano si era sonámbulo hace años y una vez se levantó encima del colchón porque por la noche se había dedicado a meter las sábanas en la lavadora, que relimpio era…jajajajajajaja

  • Responder
    másqueelprimerdía
    15 abril, 2015 at 12:02 pm

    Jajaja! Mi mejor amiga del cole también lo es y mira que no me tengo reído cuando dormíamos juntas… Se quitaba las bragas y pretendía ir a hacer pis al fregadero de la cocina, yo moría de la risa jajaja
    #maridito no se levanta pero sí que habla mucho (por temporadas) y me tiene despertado de madrugada diciéndome: cuidado que se te va a caer eso, apártate!! Y yo le digo: que no cariño, que estás soñando, y me responde: ah vale
    Y se gira y sigue durmiendo jajaja

  • Responder
    1bbxmi
    15 abril, 2015 at 12:26 pm

    Lo siento no he podido evitar reirme!! Contado así resulta muy cómico, pero entiendo que sea angustioso.. Yo como mucho hablo pero nada más, en cambio yo me desmayo con mucha facilidad. Caigo redonda, la ultima vez me di de morros contra el radiador estando sentada en el wc! tambien es gracioso ahora pero en ese momento una faena!! sobre todo xa marido que me pesca al vuelo.. es un tema que tmb me preocupa de cara a un futuro embarazo..

  • Responder
    entremishoras
    15 abril, 2015 at 12:52 pm

    Jajajajajaja así contado, hace mucha gracia, pero supongo que para ti debe ser angustiante cuando te despiertas en un episodio, desorientada. Yo nunca he sido sonámbula, no he llegado a levantarme, pero sí he mantenido conversaciones con mi madre disparatadas… Yo le echaba la culpa porque venía a la habitación a taparme y entonces empezaba a decirle cosas jajajaja
    No te preocupes que seguro que con el embarazo todo irá bien!

  • Responder
    paradisokiss
    15 abril, 2015 at 1:37 pm

    JjAJjAJAJAJA, qué gracioso todo!!!, aunque a veces un poco peligroso. Yo he hablado y todavía hablo dormida en la cama, pero no me levanto. Solo una vez que mi madre me vio y me pregunto, donde vas????, yo dije a por la ropa, pero me volvió a acostar.

  • Responder
    No sin mis patucos
    15 abril, 2015 at 2:53 pm

    Madre mía que miedito, yo no podría vivir contigo, menudos sustos¡¡¡

  • Responder
    Ana Un milagro necesito
    15 abril, 2015 at 3:03 pm

    Jajajajaja! Desde fuera me hace mucha gracia, aunque entiendo que para ti tiene que ser difícil. Cuando estudiaba mi compañera de habitación en la residencia de estudiantes era (y es) sonámbula. A veces yo me quedaba estudiando de noche y ella se levantaba y se sentaba en la cama a mirarme fijamente, también se levantaba y abría los cajones y el armario. A su hermana le dio de leches un día gritándole: que vienen los cangrejos!!!que vienen!!! jajaja!
    Al principio metía miedo la verdad, pero al final te acostumbras.

  • Responder
    Ser Papis en Tiempos Revueltos
    15 abril, 2015 at 3:53 pm

    Lo que me he podido reir con las anécdotas. Mi compañera de despacho tiene que estar pensando que estoy majara.
    Yo sé que mi hermana hablaba por las noches y le preguntaba cosas y me constestaba y al segundo roncaba. Pero yo afortunadamente no he padecido sonambulismo. Pero bueno, hay que convivir con ello y tiene que ser cansado si estás haciendo ejercicio físico.
    A ver si no va a más con el embarazo.

  • Responder
    Isa
    15 abril, 2015 at 4:06 pm

    Como me identifico contigo, Clara! Es que me ocurre lo mismo! A mi pareja le doy mucho miedo porque tb me lo quedo mirando con los ojos abiertos como platos aunque este dormida! En una ocasión me levanté xq estaba soñando que la puerta de la calle, me levanté y según iba para comprobarlo me empecé como a despertar y dar e cuenta de que quizá no era real, pero hasta que no comprobé de que realmente estaba cerrada no me volví a meter a la cama. He visto toros salir de mi armario, pelear con mi pareja xq estaba sonando que me estaban intentando axfisiar y era él tapandome la boca xq estaba chillando de madrugada, he buscado comida debajo de mi cama, tb pastillas que creo se me han olvidado tomar, veo gente que no hay… se me va la pinza! Me alegra saber que no soy la única!

  • Responder
    Isa
    15 abril, 2015 at 4:12 pm

    Perdón por las faltas de ortografía y palabras que sobran o faltan. El móvil no es buena amigo a la hora de redactar cosas largas…

  • Responder
    mamá i más
    15 abril, 2015 at 4:13 pm

    madre mía….yo he tenido algunos episodios de sonambulismo, pero todos de pequeña, nunca hasta tu nivel jejeje. E daba por despertarme y sentarme en el sofá delante de la tele, y otras veces me iba a la cama de los demás y con el dedo les tocaba la frente haciendo circulos….jajajaja luego me lo contaban y yo filmaba ¡que peligro lo del camión de basura! Ten cuidadin ahora que está bolita en camino, esperemos que no se acentué en tu embarazo 🙂

  • Responder
    Una lectora que también desea ser mamá
    15 abril, 2015 at 4:29 pm

    Qué pasada!! A pesar de lo gracioso de algunos episodios, quedarte mal o despertarte angustiada no tiene ninguna gracias. Pues ya nos irás contando qué tal va tu sonambulismo con el embarazo. Besitos, guapi!

  • Responder
    Segundos Pasos
    15 abril, 2015 at 5:04 pm

    pero que miedooooooooooooo!!! yo a veces hablo un poco pero de ahí a pasear por la noche!!! ten cuidado ehhh

  • Responder
    Mama Puñetera
    15 abril, 2015 at 5:36 pm

    Madre mía! Lo tuyo con las noches es un no parar! jejeje Yo a tanto no llego, pero puedo mantener conversaciones mirando a alguien y estar totalmente dormida. Al principio de vivir juntos el Papá Cascarrabias me seguía la bola pensando que estaba despierta. Cuando cayó en que no me enteraba de nada, directamente me decía: “¡a dormir!” Y yo le hacía caso! jajajaja
    Tengo una prima que es sonámbula como tú y también tiene historias para parar un carro, aunque a veces da un poco de miedito! jejeje

  • Responder
    Inés, Inesita, Inés
    15 abril, 2015 at 6:50 pm

    Ayyyyy Clara que me has hecho reir a carcajadas y eso no lo hacía en días guapa…muchas gracias por esta entrada 😉 Inesito habla mucho por las noches y debe ser que sueña que es un chungo de estos de algún barrio nada presumible porque de vez en cuando me llevo una patada o un codazo…cuando me quede embarazada me va a tocar dormir con protecciones jajajajaja pero levantarse no se levanta nunca. Lo máximo, cuando estaba preparando la opo para bombero, se puso a hacer abdominales en la cama dormido. Ese día pensaba que me daba algo de la risa…

    Lleva cuidado .

    Un besote.

  • Responder
    MamiPoe
    15 abril, 2015 at 7:58 pm

    Jajajajaja madre mía q anécdotas! Yo tb de pequeña tuve una temporada q solía levantarme sonámbula a lavarme los dientes. Ya de mayor no, lo q si suelo tener con frecuencia es insomnio de conciliación.
    Besos y suerte guapa!

  • Responder
    beamamainformatica
    15 abril, 2015 at 8:34 pm

    Anda que cosas! Que susto se llevaría tu tío pobre! jeje
    Yo por suerte nada de eso, mi marido cuando esta estresado da vueltas en la cama, habla o lucha pero sin salir a pasear por ahí, jaja.
    A ver si a partir de ahora estás más relajada y los episodios son más espaciados, esperemos!

  • Responder
    Miriam
    15 abril, 2015 at 10:58 pm

    Yo soyMonámbula también. Tuve episodios muy frecuentes en la infancia y adolescencia. Ahora, por suerte no los sufro muy a menudo. Cuando era pequeña, lo más común era encontrarme en medio del pasillo con los pantalones y las bragas abajo gritando “pipí, pipí” (qué bonita estampa!). También solía levantar el teléfono y empezaba a marcar números al azar. Otra cosa que hacía era levantarme y encender la tele, o buscar las llaves para salir e ir a la escuela. Era una joya, vamos. Mis padres y mi abuela no ganaban para sustos. Por suerte, al mudarnos a una casa con escaleras, los episodios disminuyeron. Supongo que mi inconsciente también tenía miedo a las escaleras. Ahora, alguna conversación nocturna dormida he tenido con mi marido. Él habla en sueños. Somos un show. Mi hija está empezando a tener episodios de terrores nocturnos, así que tenemos todos los números para que también lo sea.
    Espero que a partir de ahora no tengas tantos

  • Responder
    estupendainfertility
    16 abril, 2015 at 8:59 am

    Ja, ja, ja… que fuerte, no sabía que el sonambulismo podía llegar hasta esos extremos.

  • Responder
    srajumbo
    16 abril, 2015 at 6:21 pm

    Epa!!! Un tema del que si se,y puedo hablar jaja. Yo fui sonámbula siempre,de pequeña cerraban la casa porque una noche me pillaron largándome. Ahora no llego a esos niveles,como mucho me levanto y me despierto en ese momento pensando que hago ahí o a donde iba.Pero lo que si sigo haciendo es hablar en sueños y mi marido dice que me pregunta cosas y le respondo..que miedo. También he hecho alguna vez cosas raras como la de tu móvil al plato jajaj, que bueno,lo voy a incluir en el menú de ésta semana 😉

  • Responder
    IBIVICTORIA
    16 abril, 2015 at 7:53 pm

    jajajjaja q tupa d reir. El.movil en el.plato jaja, dormir d pie? jaja q fuert! como pa no dolert las piernas. Q weno este post! eres wenisima. Yo cn el estres d infertilidad rara era la nch q no m despertaba cn pesadillas y llorand como una magdalena. Marido tb habla mch pero no ns.levantams d. moment.
    Comentaselo a la psicologa, seguro q algo t recomiemda.
    Yo d chica en verano tb m asomaba a ver el camion d la basura!pero consciemtement. aunq solo veia.las luces. m enkantaba!jajajajaaj
    mchs recuerdos.y bsts a bolitaaaaa! jijiji muaaaak

    por cierto wenisima la compi q comenta q es sonambula.ostiadora jajajajajja lo q m he reido tb! su chico se tuvo q qdar flipao! jajajaja y ella tan ancha y a dormir jajaja

  • Responder
    Mamamedusi
    17 abril, 2015 at 9:23 pm

    Jeje yo tb me he levantado alguna que otra vez de jovencita, y tenido charlas con mi madre. Y tb he recibido un golpetazo de mi hermana, que me pego dormida. Y Medusi tb habla por las noches, yo cuando le oigo me cago viva de pensar que se levante, porque me iba a llevar un susto tremendo si me le encuentro

  • Responder
    Anónimo
    1 agosto, 2015 at 7:22 pm

    me he reido y llorado con tus historias… estoy en la beta espera luego de 2 perdidas que ahora leyendote han sido bioquimicas, esta vez es una IA o inseminacion aistida… el lunes 03 agosto debo hacerme la prueba

  • Responder
    Belén
    9 febrero, 2016 at 4:45 pm

    A mi me paso hace dos años algo parecido en una excursión con el instituto. Me desperté sonámbula en el pasillo del hotel a las 5:00 y mis compañeras dormidas no me abrían la puerta por lo que tuve que despertar a la profesora, que llamó a mis padres y todo porque creía que me había salido e ido a otra habitación. Tuve que bajar a por otra llave para poder entrar en mi cuarto. A la mañana siguiente desperté con fiebre :’)

  • Responder
    kmila
    10 junio, 2016 at 6:07 pm

    Tengo 26 años y desde que empecé a caminar e sonambuleado, pero en el presente todavía me dan episodios. Una tarde hice lentejas para el almuerzo del otro día y quede con ganas de comer. Me desperté con la boca llena de lentejas!!!.
    E despertado en la puerta de la calle, doblado ropa en el lavadero, lavando loza y dando vuelta en el comedor hablando.
    Me está empezando a asustar. 🙁

  • Responder
    Issabela
    6 octubre, 2016 at 7:43 pm

    Tengo 19 años soy sonámbula, normalmente mantenía conversaciones extrañas con mis hermanas al “despertar” o con mi prima, la cual también es sonámbula, una vez desperté a los 9 años en la sala y simplemente volví a dormirme pero el día de ayer me levanté de mi cama con los ojos abierto a la 1 am y me metí al baño, después me bañé y desperté cuando el agua me caía, no entendía la razón por la cual me bañaba pero seguía haciéndolo, cuando salí mi hermana me vio y me preguntó que porqué me bañé y la verdad no sabía qué decirle porque no tenía idea; el día de hoy he estado muy preocupada porque no entendía lo que había pasado en la madrugada, he empezado a buscar información y llegué a tu blog, creo que es estrés pero noestoy muy segura, hace unos minutos estaba muy asustada pero creo que después de leer tantas historias estoy empezando a creer que solo fue una reacción al estres por el que estoy pasando

    • Responder
      diariodeunamadreingeniera
      8 octubre, 2016 at 10:54 am

      No te preocupes. El estres acentúa el sonambulismo, y es normal que te despiertes sin saber que haces pero que sigas haciéndolo. Yo me lo tomo a risa. Tranquila, no pasa nada.

  • Responder
    Gema
    12 mayo, 2017 at 3:36 pm

    Buscando información sobre sonambulismo he dado con tu blog, y me tranquiliza saber que hay gente como yo.
    Soy sonámbula desde que tengo uso de razon y mi gemela también, ahora estoy embarazada y me angustia mucho cuando tengo un episodio, porque después me despierto con taquicardia y me dan ganas de llorar, y mi chico el pobre que tiene una paciencia….. le escucho muchas veces decir no pasa nada peque, vuelve a la cama. A mi lo que me preocupa es que me pase algo cusando tenga más barriga.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: