Maternidad

Me siento fea

Esto es algo que yo tenía muy claro que pasaría. Embarazarse, deformarse y luego, ¿recuperarse? Esto último ya no lo sé, pero sí que sabía que habría un punto en el que no estaría feliz con mi cuerpo, y ese momento ha llegado. Me siento fea.

diastasis

Pero vamos a remontarnos al inicio de todo esto.

Yo nunca he sido una chica “delgada” como tal. Nunca he tenido sobrepeso, eso es cierto, pero tengo un cuerpo cuadrado que tiende a acumular la grasa en el abdomen (nada en el culo ni en las piernas, algo es algo), por lo que JAMÁS, he tenido cintura.

Miento, sí que he tenido cintura, pero cuando he vigilado al 100% mi alimentación (que no dejar de comer, sino comer bien siempre) y he hecho deporte casi cada día. Y aún así, tampoco ha sido cinturilla de avispa.

Hablo del año 2014, cuando abrí este blog que yo me encontraba en el paro, comía super sano sin pasar ni una pizca de hambre y salía a correr mis 13 km día si, día no. Además, hacía pilates en casa a través de un canal de Youtube de una chica majísima. Recuerdo aquella época diciendo que “yo estaba buena“.

Tuve cintura, abdominales, estaba fuerte, sin dolores de espalda. Las endorfinas del deporte me ayudaban a lidiar con los meses eternos de búsqueda del embarazo. Pero entonces empecé con las hormonas de la FIV y no me importó nada más que conseguir mi ansiado embarazo.

El verano pasado fue ideal, luciendo tripita de embarazada. Me sentía guapa hasta teniendo lorzas (esas odiosas muffintop) porque cuando me preñé, estaba unos 3kg por encima de mi peso ideal (y todo en el abdomen, recordad que yo engordo de ahí). Digamos que era un botijillo.

Después de parir, no tenía tampoco ningún problema con mi cuerpo. “Esto se irá arreglando”, pensaba. Y aunque recibí algún comentario poco afortunado el mismo día del parto de una persona muy muy cercana cuando yo estaba traumatizada por la mierda de parto que había tenido y necesitaba más apoyo que críticas, me dio absolutamente igual. Yo sabía que el útero iría haciéndose pequeño poco a poco y con él, la barriga fofa iría desapareciendo.

Pero ahora, ha llegado el verano de nuevo, y otra vez, me encuentro sin nada que ponerme.

El año pasado me compré 4 vestidos (que no eran premamá) con el que lucía barriguita y me servirían para cuando no la tuviese. Si me ponía leggins, usaba camisetas enormes de mi marido, y tan feliz.

Este año, no me sirven ni mis camisetas de antes de preñarme (son muy ceñidas y parezco una butifarrilla) ni los vestidos del año pasado (se me marca mucho la barriga y las tetas no me caben).

Mi barriga ya no está tan fofa como después del parto, pero la diástasis sigue ahí. Amanezco con el vientre plano, pero por la noche, parece que vuelva a estar embarazada.

Dispongo de herramientas como Bwom, para hacer hipopresivos y tal, pero me falta el tiempo. No os voy a engañar, cuando tengo un poco de tiempo libre para mí, me apetece sentarme aquí y desahogarme. O bien, grabar vídeos. Mi vía de escape es mi vida 2.0.

Fui de compras hace poco y no vi nada. Cargué con 4 camisetas básicas y nada más, porque no tengo el cuerpo para crop tops. Camisetas anchas y que me permitan subírmela para dar teta a Bichito si se requiere.

Y yo me siento fea. Entre mi cuerpo amorfo y mi rosácea pustulo-purulenta (solo el nombre ya da asco infinito) que me ha llenado la cara de granos tipo pajeros, estoy que prefiero no salir de casa. Además, es que tengo que huir del sol.

Sé que tengo que quererme tal y como soy, y que si me esfuerzo en comer bien y en hacer algo de deporte, esto se arreglará. Pero ¡jo!, estoy bastante de bajón con este tema e intento por todos los medios aceptar mi cuerpo tal y como es ahora.

Porque soy consciente de que he sido inmensamente afortunada pudiendo gestar una vida dentro de él, pero echémosle la culpa a la sociedad, que pone de moda los crop tops y pantalones no aptos para culos-carpeta como el mío.

Y por eso me he hecho la foto que habéis visto en la cabeza de este post. Enseñando mi barriga, así, en plan liberación. Sigo teniéndola bastante amorfa, y el lunar que tengo dentro del ombligo (que o bien parece un piercing o un moco), está más negro y feo si cabe. Además, por un lado tengo más cintura que por otro, aunque creo que esto es lo que queda del problema de espalda con el que nací.

¿Cómo estaban vuestros cuerpos 6 meses después del parto? ¿Alguien me arroja un poco de esperanza? ¿La diástasis se arregla, o seguiré teniendo “minibarriga de embarazada” hasta el final de los tiempos?

Post anterior Siguiente Post

Quizás también te interese

25 Comentarios

  • Responder Rebeca 22 junio, 2016 at 8:41 am

    Pero si estas genial! Tenias que ver como se me ha quedado a mi la tripa, me cuelga de una manera feisima, yo tambien estaba unos kilos por encima de mi peso cuando me quede embarazada y ahora estoy mas o menos igual, pero la lorza de la tripa no se como quitarla y ya han pasado 4 meses.Encima como fue cesarea mi matrona me dijo que nada de abdominales durante 6 meses….asi que nada tendremos que acostumbrarnos a este nuevo cuerpo de mama 🙂

  • Responder Mar 22 junio, 2016 at 8:43 am

    Yo en eso no puedo ayudarte ya que aun estoy en la etapa del embarazo. En este momento me preocupa mas no subir demasiado de peso porque por mas que controlo y con toda la verdura y fruta que como me está costando horrores no aumentar en exceso. No sé qué le pasa a mi cuerpo… Las amigas que tengo que ya han parido han recuperado su figura. Unas antes y otras despues pero poco a poco han vuelto a la normalidad. Yo creo que aun es pronto pero oye de fea nada eh! Ánimo y ya verás como todo vuelve a su sitio. Bss

  • Responder La Hobbita 22 junio, 2016 at 9:11 am

    Ni idea. A mi, 4 meses después de la cesárea me preocupa más la forma física. Me duele la muñeca horrores y empieza a ponerme de malhumor. Tengo diastasis pero creo q habrá q ir a fisio para mejorarla.

  • Responder Cris 22 junio, 2016 at 9:41 am

    No sabes lo identificada que me siento. Antes del embarazo no me sentía demasiado a gusto con mi cuerpo, aunque no estaba mal el todo … pero ahora 5 meses después de haber dado a luz me encuentro horripilante. Tengo muchísimo pecho (antes ya tenía bastante pero ahora con la lactancia …). No me quito los cm de más que se me han acumulado en la tripita y para colmo me han salido estrías en las rodillas… vamos, un cuadro. Nada de mi ropa de antes me vale, así que me siento un poco desprovista de mi identidad, siempre en casa en pijama (o en tetas directamente porque mi canija pide toooodo el rato).

    Creo que el pasar tantas horas en casa, no currar y vivir 24h al día para mi hija ha contribuido a una sensación de bajón constante conmigo misma y con mi cuerpo. Quiero pensar que cuando haga vida más activa el cuerpo volverá a su sitio y la mente también… mientras tanto ánimo y paciencia!

  • Responder La resaca del bebe 22 junio, 2016 at 9:52 am

    Pues yo 8 meses después estoy igual que tu!!! A ver si alguien nos da esperanza y nos dice que la «mimibarriga» de embarazada no dura hasta el fin de los tiempos, jajjaja Animo que no eres la unica!! Un besete

  • Responder Soledad Gómez 22 junio, 2016 at 10:21 am

    Yo estoy de 8 meses y lo que me tiene preocupada es el peso que estoy ganando. Por más que coma sano y nada en exceso, fruta y verdura, los kilos se suman. Me da miedo sentirme como tú, porque ahora mismo me pasa algo parecido, sólo que me consuelo diciendo que esto desaparecerá con el tiempo después del parto… Ay!
    Pero a ti te veo muy bien, de fea nada. Aunque también sé que muchas veces da igual lo use te digan los demás, una es mucho más autocrítica que cualquiera. Mucho ánimo y sigue con el blog que me encanta!

  • Responder Ana 22 junio, 2016 at 10:30 am

    Yo he sido gordita toda mi vida, pero los dos embarazos que he tenido me han dejado unas bonitas estrías de recuerdo, el pequeño ya tiene 13 meses y yo sigo haciéndome la remolona con lo de bajar los kilos que me he ganado con la lactancia (porque en los embarazos no engordo, ahora, en la lactancia… como una bola, señores)
    Del primero un buen día me enfadé y me puse a dieta y me quedé muy bien, mejor que antes de quedarme embarazada, con lo que tú tranquila, todas pasamos por eso, céntrate en disfrutar con tu pequeñito que es lo más divertido del mundo y ya tendrás tiempo para ir arreglando lo demás.

  • Responder Carol mamaríe 22 junio, 2016 at 11:00 am

    Pues te diré, por si te ayuda, a mí me pasó igual, fea no, lo siguiente!!! empecé a verme guapa, cuando supe manejar medio bien (nunca seremos expertas en esto de criar) la maternidad, me sentí agusto con la situación todo se hizo más llevadero…sobre el año o así . Ahora me encuentro mucho mejor que antes, por dentro y por fuera 😉

  • Responder Marta Del Rio 22 junio, 2016 at 11:39 am

    Me siento super identificada, aunque en comparación a ti te veo etsupenda!! A mi además de haberme dejado una barriguita más sobresaliente además tengo muchas estrias, consecuencia de las últimas semanas de embarazo, que la piel no daba más de sí. Antes del embarazo ya me sobraban kilos y siempre he tenido barriguita, ya que como tú suelo acumular la grasa en el abdomen y, para que engañarnos, soy de buen comer. Me engordé 18 k en el embarazo y perdí 15 el primer mes así que dentro de lo que cabe bastabte bien pr entre las tetas que me han cambiado y se han caido un pcoo y la barriga no me gusta nada verme en el espejo. Yo ya me he olvidado del bikini y me he compraod unos cuabtos bañadores…
    Yo lo llevaba más o menos, pensando que poco a poco iría volviendo a su sitio pr el otro día un encuestador me mira y me dice “¿cuantos sois en casa? 2 1/2?? ” (iba sin mi hijoen ese momento). Mira, cn la cara que lo miró creo que lo entendió y de repente dijo, ah 3 no??. A partir de ahí me ha cogido un complejo de que se me siga viendo embarazada… así que voy metiendo barriga cuando voy por la calle.
    Nunca me hs gustado del todo mi cuerpo, pero nunca imaginé que me iba a afectar tanto el ver cómo ha cambiado después del embarazo. Pero veo a mi hijo de 6 meses y pienso que no hay estrías y flacidez que cambie por él.

  • Responder Bea 22 junio, 2016 at 11:42 am

    Me pasa exactamente lo mismo. Mi niño nació el 16 de enero y aunque antes de quedarme embarazada ya tenia un poco de barriga bajombliguera, ahora aunque he perdido los 8 kilos que cogí, parece que estoy de tres meses. Yo ni había oído hablar de la diastasis! Me he pasado a la dieta sana porque comía fatal a ver si esto mejora. Así que tranquila que no estás sola!

  • Responder Arantza 22 junio, 2016 at 1:06 pm

    Ay como somos!!queremos estar como si no hubiese pasado nada…y hay gente q lo consigue!joe…no fue mi caso…engorde 22kilos en el2 embarazo (pesaba 48 kilos antes de)!así q me sentía una cosa no una persona me costó un año pero volví a mis kilos eso si…el cuerpo ya no es el mismo…mi barriga tiene un pliegue …jiji q antes no y como tú me levantó plana y me acuesto embarazada de tres meses jajajaja ainss.si te digo la verdad no me importa mi marido me ve genial y para mis hijos soy la mama más bonita del mundo se lo veo en sus ojos y ya me da igual el pliegue las varices y lo q sea.la barriguita sólo se quita con abdominales…no hay trucos q valgan.y x cierto a partir de los 3,4 años volverás a ser tu,te podrás arreglar y pintar a diario ;si si se q parece un hito jajajaja pero esq ahora son super demandantes luego ya cambia.un saludo y yo te veo preciosa en los vídeos!!y no lo digo x quedar bien lo digo x q es lo q creí y veo

  • Responder Liela 22 junio, 2016 at 3:00 pm

    Pero si tienes cintura! Vamos, yo la perdí en el embarazo y ni me acuerdo de cuando la recuperé. Tardé un año en quitarme los kilazos que gané en el embarazo (18 kilos -horror-). Mi barriga, más de lo mismo, tardé eso, un año o así, en verla planita y medio consistente (no tipo blandiblú). También me sentí fea y atrapada en un “cuerpo-escombro”. Pero como mi marido, angelico él, me decía que estaba estupenda y que me veía guapa, que me sentaba fenomenal la maternidad… pues me daba un poco de “respiro”. Claro que era verme en el espejo y verme con aspecto de indigente dejada de la mano de dios y con un cuerpo que no era el mío.

    Ten paciencia, que esto tarda, pero pasa. Poco a poco.
    BesosMil!

  • Responder Vidaconuve 22 junio, 2016 at 3:30 pm

    Es que ha pasado poco tiempo aún! Yo recuperé el peso rápido, pero las formas, hasta pasado el año nada. Recuerdo pensar en si mi ombligo se iba a quedar así ya forever. Hacer yoga me ha ayudado a recuperar mi barriga, a ver, yo antes la tenía hacia dentro y ya no, pero ya no parezco preñi incipiente. Lo que se me ha quedado precioso son las tetas, madre mía, pimientos italianos, you know…no creo que vuelva a hacer tetas en la playa yo, pero bueno, males menores. Que ánimo y paciencia, la faena son las fechas, que te ha cogido muy pronto el verano, pero ya verás como vuelves a tu ser en breve.

  • Responder Nosoyunadramamama 22 junio, 2016 at 3:53 pm

    Yo después de los primeros embarazos me quedé bastante bien, fue el tercer embarazo el que peor me dejó, y fue tras el que vi la necesidad de hacer deporte, que hasta ese momento, no hacía salvo alguna temporada que me animaba para abandonar rápidamente… y por surte, el correr ha dado sus frutos! peso menos ahora que antes de tener a los tres críos… cierto es que diástasis no he tenido y de barriga soy plana, yo lo echo todo al culo… Casi te diría que lo que peor me ha quedado es el pecho, pero de lo malo, no se enseña, jajaja

  • Responder Nueve meses y un día después 22 junio, 2016 at 7:14 pm

    Jamía, 6 meses, en mi opinión, no son nada. Que puede ser un fastidio, pues sí, pero aún hay tiempo de recuperación. La diástasis, si la cosa no mejora, igual es bueno que te la valore un especialista. Yo me convertí en una foca monje. Al año y pico estaba más o menos como antes pero me dejé llevar primero por el verano y luego por los jerséis gordotes y engordé un poco. Y este año en Semana Santa me dije, sacabó, y he vuelto a mi ropa preembarazo, que ya está pasada de moda y todo pero que a mí me da mucho gustirrinín entrar en ella que pa qué. No he sentido que empezaba a “recuperar mi vida y mi cuerpo”, entiéndase, hasta los dos años del peque, que he retomado el deporte, es más fácil turnarse con el maromo, él es más autónomo… Que cada caso será distinto y seguro que lo normal es incluso antes pero lo que te quiero trasladar es que todo va pasando. ¡Mucho ánimo! Además, estás muy guapa sin maquillar, granos incluidos, de verdad.

  • Responder Mary 22 junio, 2016 at 9:57 pm

    Te juro que antes de leer el post he visto la foto y he dicho, vale, foto de barriga normal. Yo no te veo mal la verdad, pero yo soy la primera “exagerà” y la primera que me dan tb los ataques de estoy fea. Yo todavia estoy en bùsqueda y no creas que no me preocupa lo de subir de peso… pero ànimo que los hipopresivos y la alimentaciòn daràn sus frutos antes o despuès. Tb lo puedes combinar con sesiones de indiba que a mi para la barriga normal de no embarazada me ha venido genial. Ànimo guapa y de verdad… que esa barriguilla de nada se te va a ir en breve y volveràs a estar buenorra!un beso

  • Responder Mary 22 junio, 2016 at 10:06 pm

    Por cierto, en mi ignorancia pregnantil (por desgracia), no sé si lo del Indiba se puede hacer con diástasis, pero puede ser el paso final. Un besazo

  • Responder Esther 22 junio, 2016 at 11:29 pm

    Yo creo que la clave es no hundirse y usarlo como motivación para ponerse en forma! Yo cogi pocos kilos y los perdí muy rápido, pero sí estaba más blanda. Me puse a hacer pilates y en un año estaba más en forma y más dura que desde que era joven. Entre el pilates y perseguir a la enana,claro…jajaja.
    A mi lo que me ha quedado fatal fatal después de dar el pecho son las tetas. Tremendo. Ha sido por una buena causa y no me arrepiento. Pero dan pena. El tiempo que estuve dando el pecho genial,un tamaño y tersura perfectos. Ahora son dos pimientos vacíos…

    De todos modos no se trata de estar bien por los demás y ni siquiera por la estética, sino por una misma! Por sentirse bien y quererse.

    Anímate a hacer algo de deporte,algo que te guste,y veras como te animas.

    ¡Un beso!

  • Responder Diana 23 junio, 2016 at 12:41 am

    A los 5 meses volvi a trabajar y empece a sentime igual que tu. Estando en casa siempre iba con leggins y camisetas anchas, pero al ponerme mi uniforme, empezar a dejar al niño (en 5 meses no lo he dejado con nadie, lactancia exclusiva y no queria bibi!!) y salir algun dia esporadico me veia fatal!!! Asi que un dia me fui de compras yo sola y cargue un poquito de ropa nueva de mi nueva talla, me sento genial!!! Mi niño tiene 6 meses y aun tengo barriga, pero la ajetreada vida de madre trabajadora me esta ayundando al menos a perder un poco. Cuando empiezen a andar veras que tipin se nos queda!!! Jajajaa Saludos guapa.

  • Responder Kunamg 23 junio, 2016 at 2:47 pm

    Pues quitando que la barriga está algo fofa, el resto tras pasar 2 meses puedo decir que no me encuentro tan mal. Ando 2 kg por debajo de mi peso antes del embarazo, también es que no cogí mucho peso. Te recomiendo hipopresivos para arreglar esa barriguita en poco tiempo. Pero yo te veo estupenda

  • Responder Mamadichosa 23 junio, 2016 at 4:56 pm

    Yo siempre he sido muy despreocupada con mi cuerpo. He comido lo que me ha venido en gana y hasta hace 3 años no había hecho deporte en mi vida.
    Hace unos años mas por que me lo pedia la mente que el cuerpo, me inicie en el gimnasio y me encantó como me sentia. Pero no era por el fisico. Lo necestitaba para soltar adrenalina. Luego con el curro y el embarazo deje.
    Despues de la cesarea mi cuerpo no ha vuelto a ser el mismo y me veo en la situación de que tampoco me gusta mi cuerpo. A ver no me fustigo por ello pero… si me importa la imagen que recibo del espejo cuando antes pasaba totalmente. No me valen muchos vestidos que tenia antes del embarazo no por haber engordado (que también) si no por que no me bajan de culo!! Me veo amorfa por que de cintura para arriba es como si no hubiese estado embarazada… pero si miras hacia abajo…uf! Culo gigante, muslos celuliticos y unas varices que me he descubierto en las piernas que dan grima!
    El vientre sigue flacido y se me hincha mucho mas cuando me viene la regla…
    Asi que, me veo regular. Encima lo que dices tu, hubo un día en el que tuve que comprarme un vaquero por que de los que tenía no me cerraban ninguno y en la tienda una depresion… la talla 42 ni existia!!!
    Asi estamos todas que no nos queremos nada. Mucho animo y date tiempo.

  • Responder marian 24 junio, 2016 at 6:11 pm

    el peque hace ya un año que nacio y como regalo me ha dejado un cuerpecillo botjero…jajjajajja. La tripa yo todavia la tengo fofilla, me pasa un poco como a ti..por la mañana vale pero por la noche…..parece que este preñada de 5 meses…… Bien es cierto que hasta ahora no me cuidao nada con la alimentacion, todavia le doy tetita y tengo una necesidad enorme de comer chocolate todos los dias, si no lo como me tiembla el pulso y me pongo de mala leche…… Pero el otro dia fui a la playa y dije: “hasta aqui hemos llegado, se acabo el chocolate”…pfffff me esta costando muucho dejarmelo, me esta costando mas que dejar de fumar…….asi que conservare el cuerpecillo botijero que mi bebe me ha dado……
    La foto me parece preciosa, yo estoy perdiendo mi linea alba y estoy pensando en tatuarmela……son tan bonitas…..y no te veo tan mal!!!!!.
    Con la ropa yo tambien lo he pasado un poco mal y me compro camisetas escotadas para asi no tenerme que subir las camisetas, me saco la tetilla por el escote y ademas como voy escotada seguro que se fijasn mas en el escote, que o tengo bastante bonito, que en la tripilla. en zara tiene unos vestidos largos en negro y gris que no marcan apenas la tripilla, yo me o escote con un tijeretazo, me hago un nudo a un lado, no soy muy alta y me arastra, y estos remonisima…..
    Animo repreciosa!!!!!

  • Responder Aprendemos con mamá 28 junio, 2016 at 7:48 pm

    A todas nos cambia el cuerpo, es totalmente normal. Pero seguro que se podrá mejorar no te preocupes, poco a poco. Y ya encontrarás ropa que te vaya bien y te veas guapa. Sobre lo de la barriga que la tienes plana y luego no, no sé si se trataría de retención de líquidos.

    Un abrazo muy fuerte!! Ánimo!!

  • Responder Paulina 4 octubre, 2016 at 5:38 am

    Me hace sentir ‘menos peor’ saber quw hay mamás como yo.
    De por si siempre he sido gordita…ahora mi bebé tiene 8 meses, lo alimento solo con LM+sólidos y yo esperaba ya recuperarme un poco.
    Subí solo 9 kg cuando me embaracé.
    A los diez días ya había perdido 12 kg ….solo me quedaba piel flácida.
    Pues ahora subí 15!!! Es como tenee dos bebés, sin tenerlos.
    Es horrible. Me siento mas fea que nunca. Nada me queda. Mi piel es horrible…mis ojeras…mi cabello no creve y ha perdido brillo.
    Que decir de lo hinchada y gorda que me veo. Me odio…así tal cual como lo leen.
    Me siento sexy CERO y obvio no me apetece estar con mi esposo. El lo sabe…lo siente y se siente solo.
    Es horrible. Hoy ha sido un pésimo día…
    🙁

    • Responder diariodeunamadreingeniera 8 octubre, 2016 at 10:35 am

      Ay Paulina, te entiendo bonita. Pero no te vengas tan abajo. El trabajo de madre es muy intenso y no podemos dedicarnos todo el tiempo que nos gustaría. Date tiempo, disfruta de tu peque y ya verás como algún día vuelves a sentirte como antes.
      Un abrazo

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: