médico
Maternidad

La revisión de los 18 meses del bebé

La revisión de los 18 meses fue directamente con la enfermera. No vimos a la pediatra en ningún momento y tan sólo midió, pesó a Bichito y poca cosa más.

Nosotros pensábamos que su tamaño se habría normalizado más, pero no, sigue siendo un niño grande.

Al entrar dentro de la consulta, Bichito no tuvo ningún problema en dejarse quitar la ropa. Lo primero que hicimos fue pesarlo y medirlo.

12,670kg de amor que yo ya sabía que existían gracias a la balanza de casa y 86cm de locura, que también me olía por las tallas de ropa que utiliza.

La enfermera dijo que tenía las medidas de un niño de 2 años y según las tablas de los percentiles, en la de peso está en P80 y en la de altura en P95. Aunque me resulta cada vez más extraño, ya que veo muchísimos niños grandes como Bichito y todo el mundo lo comenta “qué tienen los niños de hoy en día que salen tan grandes?”.

No sé, quizás deberían renovar los datos para elaborar estas estadísticas.

Después de las mediciones, la enfermera le revisó su prepucio. Yo siempre estoy pendiente de que a nadie se le ocurra bajarle el pellejo de un tirón, pero la enfermera se lo bajó sin ningún tipo de problema.

Me dijo “ves? ya se le ha despegado solito. Aquí hay que mantener la higiene también, vale mamá?” Así que se supone que he de bajarle el prepucio para limpiarle en los baños, cosa que me resulta de lo más complicado y, lo confieso, aterrador. ¡Ja ja!

Una vez vestido, pasamos a ponerle la vacuna. Le pusieron la pentavalente, directamente en el brazo. Yo aparté la mirada pero Bichito miraba, sin inmutarse, directamente a la aguja. Me quedé alucinando, ¡menudo aguante!

La enfermera me preguntó si ya comía de todo a lo que le contesté que sí, que desde hacía mucho tiempo que comía lo mismo que nosotros y que lo único que respetaba para introducirle más tarde era el marisco. Que seguíamos con teta pero que teníamos pendiente empezar el destete en breve.

Y esa fue nuestra revisión. Ya no tendremos que volver hasta que Bichito cumpla 2 años y entonces es cuando flipo. ¿Ya? ¿Dos años? ¡Y es que solo faltan 6 meses para eso!

¡Ah! y la vacuna no le dio ningún tipo de reacción, así que genial.

Sé que según la CCAA las revisiones y vacunas funcionan algo diferente. ¿Cuando revisará la pediatra? ¿A los dos años? ¿Tu hijo llora con las vacunas?

Post anterior Siguiente Post

Quizás también te interese

3 Comentarios

  • Responder Paseando con Eloy (@paseandoconeloy) 21 julio, 2017 at 8:46 am

    Nosotros tb tuvimos la revisión esta semana. A mi lo del prepucio no me lo dijeron pero por el resto igual. A mi me.dicen que Eloy es muy grande pero no creo que sea para tanto. Pesa 11,260 y mide 84. En nada cumplen ya 2 años sin darnos cuenta

  • Responder Dunia P. 21 julio, 2017 at 10:49 am

    Mi CCAA es Canarias y aqui a las 18 meses, q mi hijo los hará el mes q viene, tiene revisión con el pediatra y las vacunas con la enfermera, todo el mismo dia, después otra vez a los 24 meses, es lo tú dices es distinto en cada CCAA. A mi en la revisión de los 12 meses ya me dijo, que poquito a poquito cada dia, después del baño, fuera haciéndole el prepucio hacia atras y asi lograr sin dolor que se le separe, yo creo q ya se le separó, ya me lo dirá el mes que viene cuando lo lleve. Besos guapa😚😚

  • Responder Mamunski 21 julio, 2017 at 3:52 pm

    Lo de los percentiles es una guerra que tienen los pediatras (no todos) que no sé si entenderé algún día. Aún no puedo hablar por experiencia personal, pero mi sobrina es poco mayor que Bichito, de Sept’15, y siempre ha sido pequeña y más nerviosa que un rabo de lagartija. Nació con 2’800kg y creo que 48-50cm, y durante todo el primer año han estado metiéndole caña con pruebas y demás a ver por qué estaba en un percentil tan bajo, sobre todo del peso (P3). A ver, señores, si es una media, es porque hay niños por arriba y niños por abajo, y tiene que haber niños en el percentil 95, como Bichito y niños en el percentil 3, como mi sobrina, y no significa que tengan mala salud.
    Por cierto, además del percentil, ¿va a mirar alguien que esta niña come como una lima y se mueve más que la compresa de una coja? Si es que es normal que no coja peso, si no para! Literalmente, no para! Después de un año de pruebas ya se han dado cuenta de que simplemente es pequeñita y nerviosa, y la han dejado en paz. Ahora tiene 22 meses, pesa unos 10’5kg y medirá unos 80cm. Y está sana y feliz.
    Por eso pienso que el tema de los percentiles debería tomarse con cierta relatividad. Y sí, pienso que habría que revisarlos e, incluso, hacer perfiles nuevos. Anda que no habrá cambiado nada la media con los años!

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: