Instagram

Follow Me!

Embarazo

Embarazo y gripe A

26 febrero, 2018
gripe-embarazo

No he olvidado que tengo un blog, pero es que la gripe me ha tenido fuera de juego todo este tiempo. ¡Madre mía! No recuerdo haber estado tan enferma durante tanto tiempo NUNCA.

Recordarás que hace unas semanas fue Bichito el que se puso enfermo. Dimos por hecho que era gripe cuando alcanzamos la semana con fiebre cada día, siguiendo un patrón muy marcado. Durante la mañana estaba perfecto pero a partir de las 16h le empezaba a subir la fiebre.

Después de esa semana, él ya estaba bien y pudo volver a la guardería. Ese mismo día, al medio día, empecé a encontrarme mal yo y lo primero que pensé fue “aquí está la gripe”. Pero no iba a ser exactamente igual.

Te estoy hablando de hace dos semanas. Hace dos semanas empecé a encontrarme fatal con todos los síntomas escritos de una gripe. Fiebre alta, dolor de cabeza, dolor muscular, etc.

No obstante, solo tuve fiebre un par de días y eso me descolocó un poco. Pensé que tal vez no era gripe y era un resfriado común.

Después de 4 días así de mal y de que a pesar de no tener fiebre apenas podía moverme, decidí ir a urgencias por culpa de unas contracciones que tuve. Me dio una tos muy fea. Seca seca. Y ese esfuerzo abdominal me provocó contracciones.

Después de 5 horas en urgencias, salí de allí con un diagnóstico: Gripe A.

Y yo haciendo el tonto en mi casa tomando paracetamol. ¡No tenía ni idea de que había un tratamiento!

En urgencias vieron que los pollitos estaban bien y que esas contracciones que me daban no eran efectivas, pues el cuello del útero se mantenía intacto. Me hicieron volver al día siguiente y eché otras 5 horazas allí para comprobar, una vez más, que las contracciones no eran efectivas.

El tratamiento que me dieron es el medicamento Tamiflu, un antiviral. Son 10 pastillas que tendría que tomarme cada 12 horas durante 5 días.

Este medicamento es muy fuerte y presenta unos efectos secundarios bestiales. Después del primer día de tomarlo, me levanté con un ojo con conjuntivitis, además vomité (cuando no lo he hecho en todo el embarazo), se me llenó la boca y la garganta de aftas que me impedían respirar… horrible.

Por fin, hace 2 días que acabé el medicamento y todo está volviendo a la normalidad poco a poco.

Sigo sin estar al 100% porque tengo un cansancio extremo que me han dicho que puede tardar otro par de semanas en irse, tengo tos, que aunque ahora es productiva, me hace hacer mucho esfuerzo y me duele la cabeza y siento que sigo necesitando cama.

Desde luego, lo peor de ponerse enferma estando embarazada es no poder tomar drogas duras para los síntomas. Echo de menos la codeína que resulta súper efectiva para mi tos y algún ibuprofeno también, ¡jeje!

Al principio de ponerme enferma me sentí fatal por no haberme vacunado contra la gripe estacional, pero el sentimiento de culpa desapareció con el diagnóstico, porque no hubiese servido de nada.

¿Alguna vez te has puesto así de enferma estando embarazada? O simplemente sin estar embarazada, ¡teniendo un hijo! Las madres no deberíamos ponernos enfermas porque ellos siguen necesitando a su mamá. No hay peor sensación que querer morirte en tu cama pero tener que cuidar a otro. Creo que es de las cosas más complicadas de la maternidad, ¿no crees?

  • Responder
    Una mamá del montón
    26 febrero, 2018 at 9:53 am

    ¡Me alegro de que ya estés mejor! Durante mi embarazo de Olivia me intoxiqué estando de vacaciones. No sé que fue lo que nos dieron en el buffet de aquel hotel, pero estuvimos 2 días vomitando. Un plan genial. Me acojoné mucho por mi bebé y como le podía afectar lo que fuese que había comido (yo que no comía nada crudo, lavaba las frutas y verduras como si no hubiese un mañana y no comía nada que no estuviese pasteurizado). Afortunadamente todo salió bien.

  • Responder
    Paito
    26 febrero, 2018 at 11:15 am

    Que bueno que ya estes mejorando! Es terrible enfermarse con tantas responsabilidades encima, cuabdo una debe seguir como si nada porque tu peque lo necesita. Me paso en el embarazo de tener un resfriado fuerte y tal como tu extrañaba los medicamentos que antes podía tomar tranquilamente, como ser un simple ibuprofeno jaja pero lo peor fue después de parir, a las dos semanas me agarre bronquitis con una tos que parecía que se me saldrían los pulmones, todo una bebé de 10 días encima que no quería despegarse nunca y una cesárea cicatrizando pero que dolía con cada movimiento, en el.momento más crítico me recetaron un tónico para la tos que fue mi salvación y es a base de plantas, totalmente natural y eso fue mi remedio.
    De más joven también me agarró gripe y los primeros días con fiebre no los recuerdo con claridad de lo mal que estaba pero es como tu dices al cuerpo le lleva semanas recuperarse después de algo así. A seguir reposando todo lo necesario mientras puedas, más por tus pollitos!

  • Responder
    Noe
    26 febrero, 2018 at 12:46 pm

    Pues yo hace un par de horas que he empezado, tiritones que ne levantan el cuerpo, dolor de huesos y décimas de fiebre…. Justo hoy que aquí los niños tienen puente por el día de Andalucía….. Mi suerte es que si he podido tomarme un ibuprofen y ahora a cruzar los dedos para que no me de nuy bestia…. Un saludo y me alegro que ya estés mejor.

  • Responder
    Mamá de un prematuro
    26 febrero, 2018 at 1:21 pm

    A mi me ha salido un flemón, me indicaron un antibiótico que sí se puede tomar durante el embarazo. Lo único que la parte de la endodoncia ya lo voy a dejar para cuando dé a luz, por el tema de las radiografías. Cuidate.

  • Responder
    mamaeconomista
    26 febrero, 2018 at 2:07 pm

    Me alegra mucho que ya estés mejor y los bebés también. La gripe es una cosa seria… no es lo mismo que un resfriado. En el último embarazo me puse por primera vez en mi vida la vacuna de la gripe y tuve un cuadro gripal de manera inmediata. Así que te entiendo, es horrible… Primera y última vacuna de la gripe, por cierto. También me pusieron la de la tos ferina, esa por suerte pasó sin pena ni gloria.
    Cuídate mucho. Abrazos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: