Instagram

Follow Me!

Embarazo

Mi embarazo semana a semana: Semana 36

16 noviembre, 2015

Estoy escribiendo esta entrada desde la cama. Aunque lleve despierta desde las 7:30 (hora en la que me tengo que pinchar insulina y desayunar para no estar demasiadas horas sin comer), he dormido fatal y tengo la necesidad de cama, aunque sea despierta. Además, tengo un nuevo síntoma que ahora os contaré. ¡Si es que me los acabo todos yo sola!

Hoy cumplo 36 semanas, y así han transcurrido los 7 últimos días.

embarazo semana a semana

  • Asco a algunas comidas

Ya sabéis que directamente evito el pollo y el pescado que tanto asco le he cogido durante el embarazo, pero si como alguna carne en la que me encuentre un trozo de cartílago o alguna fibra que no me espere, también me da una arcada.

Me he vuelto muy tiquismiquis con la comida. Qué pereza.

  • Pechos

Me duelen ligeramente a ratos. Ya no solo los pezones, sino la teta entera.

  • Línea nigra

Tengo la sensación de que está un poco más oscura, porque antes quizás costaba un poco de ver con el vello, pero ahora no hay que hacer ningún esfuerzo.

  • Flujo

Sobre todo después de ir al baño, siempre tengo alguna descarga bastante bestia, pero sigue siendo todo normal (todo lo normal que puede ser estando embarazada y según como ha sido hasta ahora, claro).

  • Dolor de espalda

Esta semana ha sido especialmente dolorosa. Me duelen las lumbares horrores cuando me levanto por la mañana, y además, también a lo largo del día. Me voy sentando en mi pelota de pilates, pero la espalda me pide que la apoye en algún sitio.

Además, cuando camino, intento evitar arquearme por el peso de la barriga, pero cuesta un montón.

  • Dolor de cadera

Este dolor se ha intensificado tanto que he visto conveniente separarlo del dolor de espalda, y es que me duele muchísimo.

Por lo que he leído, todos estos dolores pueden deberse a que Bichito se esté encajando, pero yo ya sé que está muy muy abajo desde hace semanas, así que no sé si es que se puede encajar aún más.

  • Calambres en las ingles

Este es el nuevo síntoma que llevo experimentando unos 3-4 días y que me deja muy KO.

Siempre ocurre cuando voy caminando y en plena ingle, me da un calambre, como una especie de rampa. Me falla la pierna entera, tengo que parar y soportar el dolor porque además, este baja hacia el gemelo.

He leído que Bichito debe de estar apretándome algún nervio, y por eso se afianza más mi teoría del encajamiento.

  • Sangrado de la nariz

Esta semana ha vuelto a sangrarme la nariz de una forma brutal. Además, hubo un día en el que cuando llegué al baño, la sangre había entrado en mi boca y había teñido mis dientes de rojo. Me hizo un montón de gracia porque pensé “llego tarde para Halloween”.

Hay que tomárselo con humor, ¿no?

Os recuerdo que se lo comenté al ginecólogo y no le dio importancia, pues en los análisis del tercer trimestre mi coagulación ha salido bien.

  • Hipoglucemias

Hasta ahora no os había hablado de esto más que por Twitter, y además, es un síntoma derivado de la diabetes gestacional, pero me amarga muchísimo, tanto que por las mañanas no soy persona.

Me han hecho cambios en la dieta, en la dosis de insulina, pero que va, no conseguimos controlar mis valores por las mañanas. Y tiene cierto sentido, porque al final del embarazo las hormonas se vuelven locas y se espera que el azúcar también haga cosas raras.

Hasta la hora de comer no me recupero y además, me quedo como agotada el resto del día.

Con una hipoglucemia me dan palpitaciones, sudores, temblores, mareos, se me nubla la vista… y lo corrijo tomando algo de azúcar rápido. Este jueves vuelvo a tener cita con endocrinología, a ver si me dicen algo nuevo.

  • Insomnio

Esto es el cuento de no acabar. Realmente he dormido muy mal durante todo el embarazo, pero desde que la barriga es tan grande, no encuentro mi postura. Cada noche me despierto cada 45 minutos aproximadamente, hago un pipí, bebo agua y vuelvo a la cama esperando a que sea la última vez que me levante.

Hay días en los que estoy de mala leche solo por no haber dormido, y siempre, sieeeeeempreeee hay alguien que me suelta el “uy, pues aprovecha para dormir ahora porque después…”. Pues no, yo hace meses que no duermo, ni dormiré, y creo que me está sirviendo de entrenamiento total.

Y yo no soy de siestas. Si duermo la siesta paso el resto del día grogui. Vamos, que si pierdo mi oportunidad de dormir de noche tengo que pasar el resto del día así.

  • Tránsito intestinal

Últimamente es una maravilla. Tanto que llego a ir dos veces al día. Eso si, yo sigo sin apretar, creo que ya os comenté que desde que me quedé embarazada prometí que no haría fuerza para no ayudar a las hemorroides a asomar.

De momento todo bien, todo correcto.

  • Ganas de hacer pipí

En casa hemos notado que se gasta mucho más papel higiénico y yo soy la razón principal. Hago mucho pipí porque tengo muchas contracciones de Braxton Hicks que me hacen tener más ganas. He llegado a ir al baño con un lapso de tan solo 15 minutos. Muy bestia.

  • Contracciones de Braxton Hicks

He notado que están aumentando su frecuencia y su intensidad. Alguna he tenido que me ha molestado bastante (habiendo una fina línea entre la molestia intensa y el dolor), y otras (una al día, más o menos), acompañadas de dolor de regla, que entiendo que son contracciones más serias y reales.

He visto que llegan a durarme hasta 2 minutos y no estoy preocupada, ya que me hacen monitores cada semana y ya vieron que estaba todo bien.

  • Movimientos de Bichito

Maridín aún flipa con los movimientos de este niño, ¡y es que a veces son muy bestias! Luego se tira durmiendo un montón de horas, pero cuando empieza el festival, es para un buen rato.

Cada día más o menos noto su hipo, además, parece que se enfade, porque empiezo notando solo hipo y luego se vuelve loco moviendo brazos, piernas y cuerpo entero, jeje.

Y así llevo mis 36 semanas de embarazo. No me creo que esto esté llegando a su fin…

Podéis ver aquí los síntomas de la semana 35 de embarazo, o si lo preferís, podéis saltar a la semana 37 de embarazo.

  • Responder
    La Hobbita
    16 noviembre, 2015 at 9:46 am

    La diabetes es lo peor, creo yo, porque además es lo que tú dices: con las hormonas por las nubes es casi imposible de controlar. Así que manejo sintomático y no saltarte ni una cita con la endocrina U_U.

    Y los dolores es lo más insoportable pero si lo piensas, será hasta que desaloje y deje de presionar nervios, músculos y vísceras. Ayer hablaba con mis cuñadas y me decían que el último mes es de los peores, una especie de preparación que tiene la madre naturaleza para que, pese al susto que da el parto, estés deseando pasar por él para la operación desalojo! :). Y que luego lo tienes en brazos y no te arrepientes de ningún momento anterior.

    Un abrazo y a pasarlo lo mejor posible 🙂

    • Responder
      Mai
      16 noviembre, 2015 at 3:49 pm

      Que buena descripcion para la operacion desalojo. Yo tambien me pego toda la santa noche de procesion baño-nevera-cama. La poca comida que puedo comer me sabe a gasolina. El parto me da panico pero ya estoy deseando tener al peque en brazos

  • Responder
    Marga
    16 noviembre, 2015 at 10:37 am

    Ánimo tesoro. Ya te queda muy poquito.
    Siempre te lo digo, se que ya estás jodida y harta entre los dolores y la diabetes, pero lo estás haciendo genial! Cuando te quieras dar cuenta tienes a tu Príncipe en brazos. Un besazo!

  • Responder
    fieranina14
    16 noviembre, 2015 at 6:12 pm

    Ánimo guapa, que te queda poquito. Si es verdad que parece que te ha tocado a ti todo. Por si te sirve de ánimo, tengo la teoría que si lo pasas regular durante el embarazo luego tienes un parto estupendo. Pero vamos, que mi teoría es de inexistente base científica. Un beso!

  • Responder
    Merimeri
    16 noviembre, 2015 at 7:34 pm

    Ay qué poquito nos queda!!! por suerte yo ahora me encuentro mejor que nunca! llevo unos dias que duermo mejor, y no me desvelo durante 3 horas por las noches y eso es debido a que intento no beber mucha agua las horas antes de ir a dormir(aunque no sé si estó no es bueno… pero tampoco me muero de sed, eh? bebo por ejemplo hasta las 9 y luego ya pues no, e intento acostarme mas tarde y por supuesto dejar de tener preocupaciones, que esto es lo mas difici para mi.

    Los dolores de las contracciones, qué te duele exactamente cuando te duele? a mi se me pone dura la tripa pero es que no sé como es un dolor de regla… porque cuando tenía una regla mala (esto me pasaba pocas veces porque como mi utero producía un endometrio tan pequeñin no me enteraba de cuando me bajaba..) pero cuando me “dolía”, directamente me entraban retortijones que hacían que fuera al baño… eso es dolor de regla?

    Y dolor de caderas, creo que tengo por la noche porque tengo que cambiarme cada poco de postura por ese dolor, pero no sé si es por encajamiento…ojalá que si! deseo mucho qué esté encajadita ya

    Bueno, mucho ánimo que en nada ya podemos ver las caritas a nuestros peques!

    • Responder
      Diario de una madre ingeniera
      16 noviembre, 2015 at 9:43 pm

      Pues verás, el dolor de regla es un dolor en la parte baja del abdomen, q al menos en mi caso se extiende por los muslos y los riñones. Mas o menos… Y si, yo tb cuando empiezo la regla tengo un monton de descomposicion.

  • Responder
    Mai
    16 noviembre, 2015 at 8:27 pm

    Yo el dolor de pre-regla lo asimilo a esa sensación de prediarrea de las que te hacen levantar en medio de la noche pero no termina de ser y te hace levantarte como tres o cuantro veces hasta que hace los honores de liberarte. Durante la regla no me suele doler pero antes de venir siempre me avisa asi. Ahora estoy empezando a sentir esos dolores también. La tripa también dura como una piedra

  • Responder
    Un niño va a nacer
    16 noviembre, 2015 at 10:15 pm

    Que ganas tengo de que llegue bichito, sobretodo por ver como te libras de todo lo que estás pasando. Pobre mía.
    Estarás harta de que te lo digamos, pero ya queda menos, cosa guapa. Un besazo!!!

  • Responder
    Estela
    16 noviembre, 2015 at 10:30 pm

    Uf es verdad k llega a su fin ya mismo…y sí menuda colección de síntomas no te ha faltao ni uno chica…pero ya queda poco ánimo que bichito está apunto de conocer el mundo

  • Responder
    Irene MoRe
    17 noviembre, 2015 at 7:12 am

    Si es que dicen que el embarazo es bonito peroooooo . . jijijiji
    ¿Has probado los cinturones o las bragas con sujeción? A mí me ayudaron mucho con los dolores de espalda y de cadera en el primer embarazo. Y por cierto, lo siento pero sí se puede encajar más
    Te entiendo con lo de las siestas, pero prueba a dormirla un día igual te sorprendes. Después del parto, sobretodo el primer mes, lo de dormir cuando duerme el bebé es el mejor consejo que me dieron y hasta las siestas de 20 minutos me sentaban genial.
    Una pregunta ¿por qué bebés agua cuando te levantas de noche? Si puedes suprimirla igual te despiertas menos ¿no?
    Otra ¿has probado a dormir sentada? Sé que puede parecer incómodo pero a mí así me dolían menos la espalda y las caderas y dormía más seguido. Si tienes un sillón o un sofá cómodos donde puedas dormir un poco reclinada prueba, a ver qué tal.
    Ánimo preciosa, ya no te queda nada y enseguida verás que todos estos “males” tienen su recompensa.

  • Responder
    Berly
    2 julio, 2017 at 8:44 am

    Para mi un dia es a la cuenta 1 messsss noooo veooo la horaaaaa de que yaaaaa salga meee desespero tambien estoy en la semana 36

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: