Instagram

Follow Me!

Embarazo

Cojín de lactancia durante el embarazo

25 agosto, 2015

Hace aproximadamente un mes que me compré mi cojín de lactancia. Yo había escuchado las experiencias de otras chicas, y sabía que podría aliviarme a la hora de dormir.

Mis noches empezaron a ser incómodas cuando mi barriga apenas era prominente, pero a raíz de mis problemas de espalda, yo sabía que tenía que hacer algo para sobrellevar el sueño lo mejor posible.

Decidí que invertiría en un cojín de lactancia, que me sirviese para enroscarme en él por las noches y para cuando llegase Bichito, nos ayudase en diferentes posturas para la lactancia. Porque yo quiero dar teta. Ya hablaremos de esto otro día.

El caso es que me lancé a la web y flipé con la cantidad de cojines que había. ¿Cuál elegiría? ¿Qué tamaño tenía que tener? ¿Y si el relleno no me gustaba?

Después de varias semanas pensándomelo (yo soy así para todo, eso de comprar de forma compulsiva hace tiempo que dejó de ir conmigo), me decidí por uno.

Lo único que no me gustó es que en la descripción de Amazon dice que es de bolas de fibra hueca, y eso no es así. Es simplemente de relleno de fibra de cojín de toda la vida. Y tampoco mide 1,90m, debe medir 1,70m aproximadamente.

Lo que más me gustó, es que es muy mullido, y muy cómodo. Tan cómodo que en cuanto me despisto veo que es maridín el que está enroscado en el cojín y se lo tengo que quitar porque ¡es mío!

Aunque le tengo un odio profundo a este personaje, le llamamos cariñosamente Winnie. Y digo cariñosamente porque a pesar de lo feo que es, es genial. Creo que fue una muy buena compra a la que le estoy sacando mucho partido y a la que le sacaré mucho más cuando llegue el rey de la casa.

Así que si os ronda por la cabeza haceros con uno, yo os digo que lo hagáis. Lo vais a agradecer muchísimo. Y ahora que el verano ya está terminando, mucho mejor, porque en la ola de calor que hubo en julio era imposible abrazarse a él.

Si queréis, para ayudar a las indecisas, podéis dejar en los comentarios vuestras experiencias con los cojines de lactancia que hayáis tenido y dónde los habéis comprado.

¡Contádmelo todo!

  • Responder
    Esperandoabebito
    25 agosto, 2015 at 8:40 am

    Yo tambien lo uso desde hace un mes y medio. Me va genial. Menos dolores de espalda, mas comodidad para coger la postura de lado. Lo recomiendo 100×100. Mi pareja tambien lo coge cuando me despisto jeje. Y a la minima tambien tengo a la gata subida a el ?

  • Responder
    Mai
    25 agosto, 2015 at 8:47 am

    Ayuda bastante a mantener la postura pero yo creo que debería de haberme cogido uno mas largo todavía. El mio tiene forma de L. Coincido con vosotras. En cuanto me despisto. Mi marido se ha adueñado de el, jeje!!!

  • Responder
    Un niño va a nacer
    25 agosto, 2015 at 8:57 am

    Voy a guardarlo en la lista de deseos de amazon, soy de las de mirar todo con anterioridad pq no pierdo nunca la esperanza y yo tb me he vuelto loca mirando los miles de modelos. Si te va bien a ti, con tus problemas de espalda, es q es bueno. Besote!

  • Responder
    missbigdreamer
    25 agosto, 2015 at 9:09 am

    Justo los he estado mirando, a mí me encanta Winnie pero ese no lo vi. De momento me pongo un cojín debajo de la pierna que doblo para no acabar boca abajo. Me parecen un poco caros, no dejan de ser un cojín y hasta me he planteado comprar o hacer la funda y rellenarlo yo. Volveré a echar un vistazo porque tengo ganas de tenerlo, pero sólo para mí!

  • Responder
    kunamg
    25 agosto, 2015 at 9:21 am

    Hace poco vi uno en el Aldi…. antes de saber que estaba embarazada, pero no le presté demasiada atencion. Creo que será una de mis compras…

  • Responder
    Una lectora que también desea ser mamá
    25 agosto, 2015 at 9:32 am

    Yo no llegué a comprármelo y en su defecto duermo con tres cojines ( que ya tenía) además de la almohada. Uno entre las piernas, otro para apoyar la espalda y otro para la barrigota. Suerte que nuestra cama es grande, jajaja! Para la lactancia tengo uno que me dejaron pero no es de esos, tiene una forma algo más rígida, como de croissant, así que no me pareció que iría bien para dormir. Solo espero que para dar el pecho sí que me sirva! 😉

  • Responder
    Liela
    25 agosto, 2015 at 10:14 am

    El tuyo, aunque coincido en que el estampado es un poco “horror”, parece muy cómodo y flexible. El mío es de la marca Boopy, que se vende en todas partes (Chicco, El Corte Inglés, tiendas especializadas de bebé) y es cero flexible. Tiene forma de C y así se queda. Para dormir no lo he usado. Sólo para dar pecho (fue por rachas: a veces me iba bien y otras no le encontraba la postura). Bueno, mieeeento, que le he dado otro uso fantástico. Cuando ya lo tenía guardado (mi hijo tiene ya 2 años), lo rescaté. Me rompí el hueso coxis en una caída tonta y el cojín de lactancia me servía a modo de flotador para sentarme, jijiji. Creo que es cuando mejor me ha venido y más uso le he dado. De hecho, aún lo tengo rodando por el salón.
    Por cierto, ¿para ese cojín que tienes no hay fundas? ;P
    Un abrazo!

  • Responder
    Merimeri
    25 agosto, 2015 at 11:19 am

    Jolin, pues debo ser la única que no le va bien… me resulta incomodo , el mio es de 1,90 y me parece que es muy largo. Me parece incomodo porque cuando te metes en la cama te tienes que meter con el dentro de las sábanas y si te quieres girar para el otro lado? tengo que armar mucho jaleo para trasladar el cojin puesto que está debajado de las sábanas… yo por ahora duermo mas agusto con una almhoada, eso si, para sentarme me parece muy comodo , porque tengo un sofá del ikea que es muy incomodo y de esta manera no me duele tanto la espalda.

    • Responder
      Anónimo
      27 agosto, 2015 at 12:33 pm

      Me pasa exactamente igual que a ti! XD

  • Responder
    Estela
    25 agosto, 2015 at 11:48 am

    jajajaja, que se mantenga alejado de “tu cojín” que bueno, te descuidas y se engancha, a mí me parece tierno el dibujito pero tampoco es que sea mi preferido lo reconozco. ánimo con la espalda guapa.

  • Responder
    Endhara
    25 agosto, 2015 at 11:56 am

    Yo quería uno porque también me duele la espalda, ¡pero me parecen carísimos! Me parece que toca sacar la máquina de coser…

  • Responder
    Lara Lara Larita
    25 agosto, 2015 at 2:15 pm

    A mí me encanta 🙂 y ocupa menos en la cama que los 3 cojines que tenía que estar usando 🙂 Así que para mí también fue una buena compra. Me decidí por un cojín de relleno de fibra, en vez de bolas porque las bolas creo que resultarían más difíciles de acomodar a tu gusto y quizá en una textura más dura. Desde luego yo lo uso cada noche, a veces el perro me lo intenta mangar para acomodarse él, pero no se lo presto a nadie! 😀 Sé que para la lactancia vendrá también genial, es tan blandito.. 🙂 Un besote guapa! me alegro de que la compra te haya servido 🙂

  • Responder
    bellablackcrews
    25 agosto, 2015 at 2:35 pm

    El mio no se cuanto mide pero la verdad lo de dormir con un cojin por en medio no es lo mio. Igual cuando haga mas fresco pero esque me asaba de calor jeje Y eso que duermo incomodisima la verdad!

  • Responder
    María
    25 agosto, 2015 at 5:07 pm

    Solo por el estampado ya no lo hubiese comprado ¡qué horror!

  • Responder
    Inés, Inesita, Inés
    25 agosto, 2015 at 5:27 pm

    Hola guapi! A mis 14 semanitas de embarazo ya empiezo a dormir regulin, en gran parte porque me levanto entre 2 y 3 veces para hacer pis… Si que he observado que si me recuesto sobre el lado izquierdo con un cojin atravesado entre las piernas y la barriga duermo mejor. Por ello, llevo días pensando en agenciarme un cojin de lactancia. Al leer tu post he terminado de decidirme 😉

    Besines.

  • Responder
    La Hobbita
    26 agosto, 2015 at 8:24 am

    Yo no sé que hacer. Por un lado me parecen carísimos y por el otro no sé hasta que punto me va a ayudar con la espalda, que también me duele horrores desde prácticamente el principio del embarazo. Lo que achaqué a un mal movimiento por sacar a una bebé de una piscina continuó pensando que era un efecto secundario del reposo absoluto pero ahora mismo ya estoy plenamente convencida de que es el bebé presionando la salida de algún nervio raquídeo. El día que no es ciática es lumbalgia. Y yo no tuve nunca problemas de espalda así que no me imagino como pasarás tú el día a día….

    Total, que de momento estoy intentando hacer ejercicios con pelota de pilates y en cuanto pase agosto apuntarme a natación para embarazadas si me lo permiten en mi polideportivo. Y a tirar con ello!

    Madre mía, que de dudas de compras de puericultura!!!

    Un abrazo!

  • Responder
    vidaconuve
    26 agosto, 2015 at 8:39 am

    A mí me prestaron uno de jané muy largo que luego se mete en una funda y se hace pseudohamaca. Con este último uso muy bien cuando estaba a lavar la funda de su hamaca
    normal, pero para dormir y dar el pecho no me terminé de apañar nunca. Tal vez xq era demasiado largo, no sé. Yo tuve la suerte de dormir más o menos bien hasta muy al final.

  • Responder
    almademami
    26 agosto, 2015 at 2:31 pm

    A mi me dieron el de jane tb q es largo flexible y relleno de bolitas. Después de casi 10 meses de lactancia lo sigo usando para dar el pecho tumbada en la cama y apoyar bien la espalda y en en el sofá para apoyar los brazos. En el embarazo yo no dormia sin mi cojin kedaba un poco psicopatilla jeje por mi parte amortizadisimo esta! Un gran invento.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: