vuelta-al-cole
Maternidad

Empezamos el último año de guardería

Llevo a Bichito a una guardería privada porque cuando intentamos acceder a una pública, nos quedamos fuera. Y lo que tienen las guarderías privadas a parte de costar un riñón, es que hay clase 11 meses al año.

Sí, eso es. Bichito sólo ha estado el mes de agosto sin ir a la guardería y aún así, ha sido todo un trauma volver a las aulas.

Seguir leyendo

HUE ANIMATION STUDIO
Colaboraciones, Cosas para niños, Youtube

Hue Animation Studio, su primera cámara de stop motion

A mí me chiflan las cámaras y todo lo que tenga que ver con audiovisuales. Creo que no es una novedad para ti, pues sabrás de mis aventuras con la tecnología camaril y mi andadura Youtuber.

Tengo la esperanza de que a Bichito le guste tanto como a mí y quiera explotar esa vena creativa, así que cuando me propusieron probar la Hue Animation Studio, no me lo pensé dos veces. ¡SÍ, QUIERO!

Seguir leyendo

helado
Belleza, Hábitos saludables

Mis intolerancias alimentarias

Tenía muchas ganas de contarte con detalle todo sobre mis intolerancias alimentarias.

Aunque esta prueba genera mucha controversia, ya que no tiene rigor científico. No obstante, y eso fue lo que me animó a hacérmela después de varios meses debatiéndome, todo aquel que aplica el resultado de este análisis, encuentra mejoría. Al menos con la gente que yo he hablado.

Seguir leyendo

cuadernos oxford
Colaboraciones, Cosas para niños, Miscelánea

La vuelta al cole con cuadernos Oxford

Para mí septiembre siempre ha sido un mes especial. Creerás que estaba loca, pero yo era de esas que deseaba que se acabasen las vacaciones para volver a clase y a la rutina de siempre. El verano me parecía excesivamente largo.

La vuelta al cole la recuerdo siempre con mucha ilusión. Veía catálogos con ropa de invierno cuando aún hacía calorazo de verano, siempre pedía mochila y estuche nuevos pero no siempre me salía con la mía. Otra de las cosas que me chiflaban, era ir de compras a buscar el material escolar. Y creo que no debo de ser la única porque a muchas amigas mías aún les pasa.

Es entrar en una papelería y flipar. Bolígrafos de distintos colores y grosores, rotuladores, subrayadotes, lápices de minas de colores súper bonitos, libretas, carpesanos, etc.

Las libretas siempre han ocupado un lugar especial en mi vida de estudiante. Recuerdo aquella época en la que llevaba libreta pequeña y, no recuerdo en qué curso fue, la profesora iba dando permiso, uno a uno, para pasar a libreta grande.

Ahí me sentí mayor, al fin. Salí del cole y le di la buena noticia a mi madre.

Seguir leyendo